Qué es cromoterapia

Acá te traigo un poco más de conocimiento para que la decoración de tu hogar u oficina sea todo un éxito.

Es importante tener claro cada aspecto decorativo, para que ese gran proyecto, que es tu espacio, sea toda una realidad.

La cromoterapia consiste en la aplicación de colores para lograr efectos en nuestro estado de ánimo. Los colores por sí solos no son quienes nos hacen sentir mejor, es la energía de la luz que éstos reflejan, convirtiéndolos en colores.

Esta terapia, llamada también psicología del color, utiliza ocho colores básicos, rojo, naranja, amarillo, verde, magenta, azul, violeta y turquesa. Éstos utilizados en los marcos que la terapia impone afectan considerablemente los estados físicos y emocionales de las personas.

Cromoterapia en la decoración

Sabemos que los colores influyen de manera significativa en nuestro estado de ánimo, ya sea positiva o negativamente. La cromoterapia trabaja en ese sentido, es un método de armonización y de ayuda a la curación natural de ciertas enfermedades a través de los colores. Los colores ejercen una influencia física, psíquica y emocional de la cual no somos consientes, y por medio de ésta facilita la auto- sanación.

La cromoterapia ha sido muy importante en la práctica de la medicina tradicional de culturas como la china, la india y la griega.

Por las razones anteriores la cromoterapia puede ser gran aliada en la decoración ya que lo que buscamos es armonía, espacios relajantes que inviten al descanso y la tranquilidad, que nuestro hogar o lugar de trabajo sean generadores de vibras positivas.

En baños y dormitorios podemos aplicar el color verde ya que éste es sinónimo de armonía, ayuda a equilibrar el cuerpo y la mente.

El rojo y el naranja son aliados para levantar el ánimo, siempre aplicándolos con cautela, el rojo por ejemplo puede aplicarse en detalles como muebles de cocina o en complementos de la sala de estar, lo que debemos evitar es una sobre estimulación que podría darse por la saturación de este tono.

El naranja aumenta la autoestima y transmite optimismo, no debe faltar en tu salón, por ejemplo en forma de detalles decorativos como cuadros, cojines, jarrones, flores, repisas.

Es importante en esta técnica el conocimiento de los colores complementarios entre sí, para crear armonía en el entorno, por ejemplo:

• Rojo y verde esmeralda
• Amarillo y azul ultramar
• Naranja y azul turquesa
• Violeta y verde vegetal

Esto debe ser tomado en consideración ya que cada color tomará diferente intensidad dependiendo de la tonalidad que esté a su lado.

En general se recomienda lo siguiente:

• Pasillos: deben predominar los colores cálidos.
• Comedor: mezcla de colores cálidos y fríos.
• Estancia: deben predominar los colores cálidos.
• Dormitorios: deben predominar los colores fríos.
• Cocina: mezcla de colores cálidos y fríos.

Si nos referimos a las habitaciones, hay que tener en cuenta la personalidad de quienes vayan a utilizarlas. Si se trata de personas nerviosas o irritables, deberá darse preferencia a matices pálidos y colores calmantes. Si por el contrario tienen que habitarlas personas indolentes y melancólicas, un exuberante rojo o una mezcla de colores brillantes podrá animar su espíritu.

La elección del color para el cuarto de baño es particularmente delicada. El tono del maquillaje puede ser alterado por el reflejo de unas paredes de color demasiado vivo. Si el suelo es de color claro, las paredes y puertas podrían ser de color rosa y dejar los colores vivos para cortinas, toallas y demás accesorios. Si el suelo es de color oscuro, las paredes y puertas podrían ser de color amarillo, y blancos los aparatos sanitarios y demás accesorios.

No podemos dejar pasar la influencia de la iluminación, hay que considerar que la luz tanto natural como artificial puede variar la tonalidad del color, así que antes de aplicarlo en las paredes o como complemento decorativo es importante realizar pruebas previas.