Estilo Orgánico

Por qué no integrar la naturaleza al interior de nuestro hogar, o bien nuestro hogar a la naturaleza, de cierta manera hemos invadido el espacio de ésta con nuestras construcciones, pero a través de este maravilloso estilo podemos hacer un pequeño cambio y agradecerle a la madre Tierra el haber cedido un trozo de su territorio para que lo habitemos.

El estilo orgánico es uno de mis favoritos, la naturaleza nos da vida, reanima los espacios, nos permite crear ambientes relajantes, cálidos, con mucha luz, por lo que transmitirá a todo el espacio pura energía positiva. Son espacios ideales para la meditación y el contacto con el alma, con la energía suprema.

Como estilo, el orgánico, nace entre los años 1930 y 1940, gracias al sueco Asplund y al finlandés Alvar Aalto, inclusive podríamos contar como mayor exponente al arquitecto Frank Lloyd Wright, quien estuvo adelantado a la época a inicios de los 30’s con sus pensamientos sobre arquitectura orgánica.

Características

El mobiliario es simple, de líneas suaves y materiales puros, madera principalmente, tiende a la comodidad, las formas se adaptan al hombre, de preferencia líneas curvas y esquinas redondeadas. También se opta por material reciclado.

El diseño orgánico es rico en fibras y texturas naturales, éstas aportan calidez al ambiente.

En cuanto a los colores, la paleta es muy amplia, empezando por el blanco, los azules, inclinándose por las tonalidades que inspiren naturaleza, verdes, lavanda, amarillo, tonos tierra. Con los colores será divertido explorar más, decántate por aquellos que al verlos te transporten a alguna parte de la naturaleza, flores, sol, cielo, mar…

La iluminación es clave en este estilo, la luz natural deberá tener acceso permitido y sin límite al espacio, para lograrlo y está entre tus posibilidades permite ventanales amplios y escogé cortinas de tela suave y traslúcida, por ejemplo elaboradas en algodón.

No está permitido los objetos elaborados con plástico, acrílico, PVC. Inclínate por aquellos hechos en arcilla, bambú, madera; material natural.
Integrá plantas, además de dar vida y frescura al espacio, estarás invitando a la naturaleza a habitar tu hogar, más energía viva y positiva habrá dentro la estancia.

En cuanto a los accesorios podés encontrar objetos que reproduzcan las formas de la naturaleza, en tiendas de artesanías se les haya, pero también podés hacerlos vos mism@ en casa, con lo que encontrés en el jardín, o en un pase a la playa, a un río, en el bosque. Si tenés niños se divertirán mucho creándolos con vos.

Usá tu imaginación y es tiempo de recobrar esa conciencia por espacios más sanos, empezando por nuestro hogar.

Deja un comentario