Evitá caer en el error a la hora de decorar…





Por Diseñadora de Interiores Sandra Avilés

No basta con tener buen gusto para realizar la decoración de tus espacios, es importante tener conocimiento de algunas reglas básicas e incluso de trucos que los diseñadores utilizamos para lograr espacios en armonía.

Te comparto estos consejos para que tu decoración sea un éxito y no caigas en errores:

Comprar muebles por impulso: Antes de comprar un mueble preguntate si se ajusta a tus necesidades o al espacio que tenés existente. Muchas veces se quiere colocar un mueble hermoso pero si no cumple con las medidas para ser colocado en el espacio escogido, nunca lucirá hermoso, la clave es el equilibrio.

Colocar el cuadro equivocado: Un cuadro pequeño en una pared grande o uno grande en una pared pequeña. Lo ideal es que quede proporcionado al área que elijas. Antes de colgarlo haz una prueba dibujando el contorno con cinta de pintor, lo mismo si querés colocar varios.

Acá un cuadro con ideas para colocarlos correctamente en tus espacios:

Usar distintos estilos decorativos: No se trata de que todas las áreas de tu casa sean iguales pero sí relación, esto lo lográs con los elementos y mobiliario que coloqués, podrás fusionar algunos estilos pero no todos tienen relación entre sí. Informate antes de incluirlos en tus espacios.

Planificar la iluminación demasiado tarde: La decoración e iluminación van de la mano, prevé donde van los muebles y tus necesidades de la mano de los arquitectos y decoradores para una correcta iluminación natural, y artificial: general, ambiental y puntual.

Pintar de colores fríos si no contás con suficiente iluminación: o si bien, el área es pequeña los colores fríos van con la amplia gama de los azules y verdes que por lo general absorben la luz, por eso se recomiendan en lugares con grandes ventanales y sin problemas de espacio. Pero para las áreas pequeñas recordar que los tonos cálidos y claros como beiges, blancos rotos, arenas o rosados son los más ideales.

Elegir telas sintéticas: Su caída, color, tacto y brillo no son lo ideal,  las telas naturales como el lino y algodón son la mejor elección. Ventajas: Su mantenimiento, ya que se arrugan menos. Por eso es mejor elegir entre un porcentaje sintético máximo de 20%.

Exceso de los estampados: Lograr un equilibrio es complicado, pero no difícil. No hay que tener miedo de mezclar flores, rayas o puntos, siempre que compartan el color dominante o el tejido. Si te gustan vistosas usa pequeñas dosis como por ejemplo en cojines, y el resto de telas lisas para así lograr un equilibrio visual no saturado.

Recordá, que si necesitás ayuda, para eso estamos los expertos en la materia, no dudés en contactar a un profesional para que te asesore.

Sandra Avilés

Deja un comentario