Estilos que trascienden…LuisXV y LuisXVI





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca.

Al recorrer tiendas y centros comerciales, además de algunos hogares que ya tienen incorporados en su decoración muebles con estilos marcados, he encontrado algunos errores que son muy comunes a la hora de nombrar las piezas icónicas de épocas pasadas que todavía nos enamoran.

Y es que es importante reconocer que estilo estás utilizando en tus espacios, y  entre cuales es correcto fusionar, para no caer en errores y evitar que los espacios  luzcan en desequilibrio.

Para no abarcar muchos años de historia y precedentes que en este momento no son relevantes, iniciaré con los muebles LUIS XV o ROCOCÓ (Movimiento artístico que nació en Francia entre 1730 y 1770), para esta época de la historia la sociedad se había inclinado por lo sensual, refinado, superficial y sin influencias religiosas; sus líderes, por supuesto, serían los máximos exponentes debido a su poder económico.

Rococó viene de las palabras “rocaille” (piedras naturales y conchas) y “baroque” (barroco), ahora tiene más sentido ver el diseño de los labrados en la madera de los muebles. Este estilo se llena de curvas, diseños entrelazados por medio de conchas de moluscos, a la vista son muy ligeros y suaves, el estilo de las patas que se denominó CABRIOLÉ, es una de las características que no se debe confundir.

 

Estos periodos de tiempo fueron casi fugaces al ver su corta duración y debido a la inestabilidad política y económica que ellos mismos iniciaron.

Después del movimiento anterior se desarrolló el estilo LUIS XVI o NEOCLÁSICO, para esta época hubo una influencia indiscutible debido al descubrimiento de ruinas de las antiguas ciudades de Pompeya en Nápoles, Italia (1738) y Herculano (1748), dos descubrimientos de la belleza urbana de la antigua Roma, encontradas casi intactas al ser cubiertas por ceniza del Vesubio.

Se retoma lo imponente y limpio de la arquitectura descubierta y se traduce a la decoración y diseño de muebles donde predominan las líneas rectas, un gusto por la simetría y sobriedad. Con respeto al diseño de las patas: son rectas, de base cuadrada y representando las columnas de los templos romanos.

El diseño, claro está, evoluciona y hoy podemos encontrar piezas donde se mantiene la línea pero se combina con nuevas tecnologías y textiles, dando como resultado un estilo renovado pero sin perder ese espíritu enérgico y refinado de la historia.

Roberto Fonseca

Open Concept y los espacios diáfanos. ¡Fuera tabiques!





Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis

La arquitectura es una disciplina viva al servicio de la sociedad. Por este motivo, los diseños se van modificando a lo largo de los años, al igual que cambian las familias y la manera que tenemos de estar en la casa.

Cada época tiene su concepto y el del siglo XXI está claro, los espacios diáfanos.

Lejos quedaron las viviendas compartimentadas. Hoy el tabique es el enemigo a batir y es por eso que no hay reforma que no se desprenda de ellos en aras de lo que conocemos como Open Concept.

En este tipo de proyecto, el decorador tiene que tener muy claro si los tabiques son distribucionales o son los denominados tabique madre, cuya demolición podría afectar a la estructura de la vivienda, por lo que habría que sustituirlo por una viga de resistencia o un pilar reforzante. A esta actuación se le considera una obra mayor y quizás nuestro trabajo como interiorista debería de estar apoyado por un arquitecto técnico.

Aclarado este punto, ¿quién no recuerda los famosos Lofts que nacieron en las antiguas fábricas reconvertidas en viviendas tan de moda en las calles de NY?

Acá arranca el concepto de esta tendencia, viviendas compuestas por espacios abiertos y multifuncionales.

Pero si admirar esos bellos espacios en tanto metraje era un deleite, lo realmente innovador de nuestro siglo es adaptar este concepto a los apartamentos pequeños en los cuales la mayoría de nosotros habitamos.

Con la eliminación de los tabiques, descubrirás una grata transformación de tu casa.

La luz fluirá, ya que los muros impiden la circulación de la misma. Toda la vivienda parecerá mucho más grande y ningún lugar quedará oscuro. El abrir los espacios, no significa que estos no posean sus propias características. En la visual todo estará unido, pero mediante diferencias en el pavimento, en la pintura, en los materiales, conseguirás dar personalidad a cada estancia.

Espacios versátiles, que se puedan transformar con facilidad. Podés separar los ambientes con puertas corredizas para que estos sean abiertos o cerrados según te convenga. En los espacios que puntualmente querás cerrar como es la cocina, podrás hacerlo con puertas vidriadas o translucidas, que te permitirán ver lo que dentro de la cocina ocurre y que la luz llegue a la misma.

Limpieza visual, orden y claridad. En este tipo de interiorismo hay un fluir de la luz y de los diferentes espacios. Con la eliminación de los tabiques dejarás que la vista disfrute sin interrupciones de habitaciones agradables, amplias y ordenadas. Con un golpe de vista, visualizaras toda la casa, esto te obligará a esforzarte en mantener un mayor orden en ella, apoyándolo con una decoración sobria, poco recargada y sencilla.

Y la amplitud de los espacios, se conseguirá, eliminando los tabiques y las puertas batientes, ganando así en metros cuadrados.

Este estilo abierto, siempre genera un poco de dudas en la búsqueda de las zonas de mayor intimidad como son el dormitorio y el cuarto de baño. Podés cerrarlos visualmente sin recurrir al tabique físico convencional. Las medias paredes, las estanterías, los módulos de Pladur, los grandes biombos, las telas a modo dosel, los paneles japoneses, compuestos por tablillados de madera y papel de arroz o el uso del Paves sobre todo en el cuarto de baño, son recursos que te  ayudarán rápidamente a conseguir esta ambigüedad entre lo privado y lo público.

El vivir en un espacio pequeño no tiene por qué ser un inconveniente, ese es el reto para el Interiorista conseguir que sea cálido, personal y acogedor.

Así que: ¡abrí tu casa, eliminá los muros y permití que la luz sea la fuente transformadora de todo!

Ana Markessinis

 

 

Decoración con Zócalos





Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves

Antes que nada: ¿Qué es un zócalo?

Podemos decir que es una línea horizontal que puede tener diferentes acabados, con el que se adorna o protege la parte inferior de una pared o bien puede ser usado en diferentes elevaciones, y a la vez divide la misma.

La decoración con zócalos se vincula muchas veces con épocas pasadas, pero en la época actual es totalmente válido aplicándolo en los estilos en boga, este detalle es un elemento hermoso en la decoración, y además, es funcional; se puede personalizar tanto en colores, figuras, como con diferentes materiales. Ahora podés conseguir una gran variedad de zócalos hechos de maderas naturales, papel tapiz, así como molduras en espuma de poliestireno.

Sin duda el uso de zócalos es una buena oportunidad para estimular tu imaginación de una manera creativa usando pintura y materiales para lograr resultados que inspiren, principalmente en habitaciones para los más pequeños de la casa. Además, este elemento de decoración puede usarse en cualquier espacio en tu hogar, desde un baño, sala, comedor, cocina, hasta en las escaleras.

Combinaciones interesantes…

Sin duda hay muchísimas opciones de uso en zócalos y se aumentan cuando se combinan elementos como:

Madera (función de moldura) en la parte inferior mezclado con papel tapiz en la parte superior, el resultado será muy interesante y las opciones podrían ser infinitas.

Pintura sin límites definidos, podés utilizar colores de temporada o pintura para pizarra. Esta es una buena opción para los niños, ya que tendrán la oportunidad de ser creativos y plasmar sus ideas.

Zócalos con líneas para un efecto visual de altitud. Para lugares con cielos altos podés cubrir un área de dos tercios de la pared, esto hace que el cielo raso se vea más bajo por la altura del zócalo. Además, podés combinar los mismos colores en el cielo y en el zócalo.


Los zócalos no son piezas que se diseñan SOLO para ser colocados en la parte inferior de las paredes, se podría colocar en la totalidad de estas…. ¿Te atreverías a hacer algo diferente?

Ricardo Chaves