Proyecto: Restauración de Mobiliario





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca.

Los muebles de tu hogar te describen, trasmiten mensajes de tus gustos, colores preferidos y hasta alguna excentricidad que tengas (y esas son las mejores aplicaciones decorativas), plasmando detalles únicos y personalizados a tu espacio.

En el mercado se puede encontrar un sin número de muebles, para paredes y colgantes; hay de muchos tamaños y materiales; la variedad te ayuda a escoger los que mejor se adapten a tus necesidades y preferencias.

Ahora, ¿qué pasa cuando no querés deshacerte de estas piezas que están llenas de recuerdos?, las dejás en los mismos lugares de la casa por mucho tiempo, las llevás con vos a nuevos domicilios. Pero con el paso del tiempo, entre cargas y descargas tus muebles van deteriorándose, inevitable, pero no para dejarlos perder.

Por esta razón deseo guiarte en una aventura de rejuvenecimiento para tus muebles, con una técnica muy sencilla, y lo mejor de todo, económica.

En este caso encontré un mueble de diseño genérico que tiene varios espacios para colocar diversos artículos como: libros, fotografías, decoración, etc.

Esta pieza tiene más de 3 años y ya era tiempo de hacer un cambio de apariencia, su función se mantiene igual, pero ¿qué podés hacer para que se vea diferente y no invertir mucho tiempo ni dinero?

La respuesta es: jugar con las dimensiones. El ojo humano trabaja midiendo la profundidad de las cosas y sus texturas, por más pequeño que sea el objeto, el cerebro va a crear una imagen de éste y entonces es aquí donde podés hacer un gran cambio sin mucho esfuerzo.

Mi idea fue agregar textura al fondo de toda la pieza, por medio de una tela de manta con impresión de un estilo arabesco, esto crea un detalle delicado para no cambiar la concordancia con el espacio ni hacerlo pesado a la vista, los pequeños detalles son los que hacen un gran diseño.

Las herramientas no fueron más que tijeras, regla, goma para madera y papel para hacer los moldes

Con regla y papel, podes hacer los moldes de cada sección de fondo.

 

 

 

 

Después de tener los moldes en papel, usás para cortar las piezas del textil que vas a utilizar, también se puede usar pliegos grandes de papel con diseño para scrapbooking o papel tapiz que lo podés conseguir por metros.

  Cuando tenés todo listo procedés a pegar con cuidado desde el centro extendiéndose a los lados, dejás secar por 10 minutos y listo para utilizarlo.

Esto es muy fácil y la duración de todo el proceso, desde mover los objetos del mueble para limpiarlo y luego restaurarlo es de aproximadamente 1:30 hora. Un proyecto que podés realizar en familia o con amigos.

Espero te sea de mucha ayuda, y pronto te estaré trayendo más ideas simples y económicas.

Roberto Fonseca

Deja un comentario