¿Cómo combinar estampados en tu decoración?



Por Decoradora de Interiores Helen Bustamante

El utilizar estampados en la decoración de tus espacios puede resultar un poco intimidante, siempre surgen preguntas como ¿cuáles estampados van bien juntos? ¿Cuántos estampados uso? ¿Cuáles colores combino?

Si siempre has querido usar estampados en la decoración de tu casa pero nunca te has atrevido, aquí te traigo varios consejos para que te animés  a agregar color y alegría a tu decoración.

● Cuántos estampados usar:

Podés empezar utilizando 3 estampados en diferentes escalas de tamaños: grande, mediano y pequeño. Esto ayudará a crear armonía, a no recargar el ambiente, y a que los estampados no compitan entre sí.

El estampado más grande se utiliza en los objetos de mayor dimensión como: alfombras, cortinas, papel tapiz, ropa de cama y sofás. Los de tamaño mediano y pequeño van geniales en almohadones, puff, otomanas y elementos decorativos.

Si querés usar más de tres estampados lo podés hacer, pero se recomienda un máximo de cinco y mezclarlos con algún color liso, esto para que descanse la vista y el espacio no se vea saturado.

En la siguiente composición te muestro un ejemplo donde combiné tres estampados de diferente tamaño:

● Paleta de color

Lo ideal es escoger una paleta de tres colores como máximo. También podés utilizar un mismo color en diferentes tonalidades. Es importante mantener siempre una misma intensidad en la paleta. Si escogiste colores pastel, no debés mezclarlos con colores brillantes como un naranja neón. La paleta se debe mantener equilibrada.

Repetir color en los diferentes estampados ayuda a crear unión y armonía, pueden ser estampados todos con un fondo blanco.

En la siguiente imagen te comparto un ejemplo en donde utilicé estampados de color negro, teniendo en común el color blanco de fondo, lo que ayuda a crear una unión en toda la composición.

 

● Cómo combinarlos

Al momento de escoger los estampados es importante saber cómo combinarlos en cuanto a diseño de patrón.

La palabra clave aquí es variedad. Podés crear composiciones muy diferentes combinando rayas, cuadros, flores, estrellas, o polka dots. Podés hacer selecciones variadas al momento de escoger los estampados. Las texturas también cuentan como estampado.

Evitá combinar el mismo tipo de estampado, por ejemplo combinar rayas con rayas, pues confunde al ojo. Visualmente es difícil distinguir un estampado del otro.

 

Al momento de decorar con estampados y texturas no te limités únicamente a las telas; también podés utilizarlos en otros elementos decorativos como jarrones, cuadros, o macetas. Esto le agregaría más personalidad a tu espacio.

Aquí te comparto dos composiciones distintas en donde en ambas combiné diferentes diseños de estampados.

 

● Distribución

Cuando ya finalmente has decido la cantidad, la paleta de color y la combinación de tus estampados, llega el momento de divertirte y decidir cómo los vas a distribuir en el espacio que tenías destinado a decorar.

Pero antes, tenés que tomar en cuenta algunos detalles:

Combiná los estampados por toda la habitación de manera uniforme, esto para crear un balance y que la decoración no se vea descompensada al ser recargada de un lado y del otro no.

Recordá separar con un liso, dos o más elementos estampados para darle descanso a la vista.

Y como mencioné antes, podés utilizar los estampados en elementos decorativos y de igual manera distribuirlos por toda la habitación.

Realicé un ejemplo sencillo colocando el mayor número de almohadones del lado izquierdo del sillón, esto hace que el lado derecho se vea en desequilibrio.

Al colocar la misma cantidad de almohadones en ambos lados del sillón se crea un balance.

Espero que estos consejos te sean útiles, y continúes  decorando con esos pequeños detalles que hacen de tu casa un hogar.

¡Nos leemos pronto!

Helen Bustamante

Deja un comentario