Diseñando Iluminación





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca

Muchas veces me he encontrado con casos donde los espacios tanto habitacionales como comerciales no logran el efecto deseado después de realizar remodelaciones y aplicar la decoración.

En muchas ocasiones, esto se debe al efecto de la iluminación y es que éste es esencial a la hora de diseñar, según el método que se utilice, los colores, texturas y sensaciones van a cambiar.

Por esto es importante conocer términos y conceptos de la iluminación:

Luminaria: es la estructura que sostiene la bombilla y tiene el sistema eléctrico para su funcionamiento, puede ser de pared, de pie, colgante, etc.

Lámpara: es la bombilla que genera el flujo luminoso; puede ser halógena, incandescente, fluorescentes o LED.

Ahora que la parte técnica quedó clara, vamos al objetivo que estamos buscando. Dentro de la variedad de bombillas que se pueden encontrar hay muchos tamaños y precios, pero también color de la luz, podés encontrar luz blanca y luz amarilla.

Esta división entre colores de luz va a cambiar todo tu diseño interno; ¿por qué?, porque los colores que apliques a las paredes, telas en sillones, tintes en muebles, van a reflejar parte de la luz y esta parte de luz llega a tus ojos, donde tu cerebro traducirá un ambiente cálido o frío, una textura atractiva a otra no tanto. Por esto la elección del equipo de iluminación que vas a utilizar en una renovación o en obra de construcción, es importante que  sea analizada y diseñada con un experto.

La luz blanca hará los colores más fríos, pálidos y hasta poco confortables, resaltará los tonos azules, violetas y verdes. Dependiendo, claro, el propósito de tu diseño; por ejemplo, en un hospital la luz blanca genera la sensación de inocuidad.

La luz cálida o amarilla, hará tus ambientes más confortables, los tonos rojos, amarillos y naranjas más intensos y texturas más agradables; por ejemplo, los hoteles de montaña de zonas donde hay nevadas, toda la iluminación es cálida para resaltar textiles, tonos de madera y crear la sensación de calor.

Como recomendación, te podría ayudar bastante consultar catálogos en línea, en físico o con un asesor en el tema para entender las características técnicas de la luminaria y lámpara que querés en tu habitación.

Hay otras formas de aplicar iluminación bajo la línea del diseño y la creatividad, te voy a comentar 5 tipos:

Iluminación directa: este efecto lo tenés cuando todo el flujo de luz va dirigido hacia abajo o a una dirección determinada.

 

 Iluminación semi-directa: este es el efecto cuando la luz se dirige a paredes, techo y suelo, casi siempre se emplea en techos para iluminar toda una habitación.

 

Iluminación difusa: esto lo lográs cuando el flujo de luz se divide en dos partes, directa e indirecta.

 

Iluminación semi-indirecta: un efecto muy moderno que se puede encontrar cuando la luz proviene del techo y paredes. Incluso de manera escondida.

 

Iluminación indirecta: este tipo de flujo luminoso se dirige al techo, y éste lo refleja.


 Recordá que estos conceptos son una guía para el diseño, atrevéte a realizar tu propio estilo en la decoración de tu hogar o comercio, muy importante también tener en cuenta tu pequeño aporte al medio ambiente, la iluminación LED es por mucho la mejor opción para cambiar las lámparas del hogar, en el mercado podés encontrar muchos tipos y variedad de colores. Aunque su precio es un poco alto, el rendimiento es enorme y el gasto energético es muy poco.

Espero que aprovechés estos consejos, como disfruté compartirlo con vos, nos encontraremos de nuevo con más ideas y proyectos.

Roberto Fonseca.

Deja un comentario