Decorá tu oficina y aumentá tu productividad





Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves

En un mundo ajetreado, donde todo fácilmente se vuelve rutina, corremos el riesgo de volvernos nuestros propios esclavos,  especialmente si trabajamos desde casa.  Por eso, tener un lugar  que nos haga sentir cómodos, placenteros, y que pertenecemos a éste, es crucial. A pesar de esto, para muchos es difícil combinar lo que sentimos por el trabajo con el placer PERO es posible y necesario.

Siempre nos hemos preocupado por embellecer y decorar nuestra habitación, nuestro hogar, y hasta nuestro jardín. Pero, ¿Por qué no poner el mismo esmero en nuestra oficina o consultorio? Al fin y al cabo es donde pasamos gran parte de nuestro tiempo, se vuelve nuestra carta de presentación, y como dicen por ahí: “una primera impresión no se da dos veces”.

El mayor reto es crear un espacio balanceado puesto que en éste, conviven momentos de alto nivel de estrés, creatividad y trato hacia el cliente, por ende debés garantizar un ambiente que te ayude a manejar con inteligencia esos momentos y sacar lo mejor de cada uno de ellos.

He elaborado una lista de elementos que debés tener presente a la hora de decorar tu espacio de trabajo:

  • Paredes:  A veces pensamos que con solo ponerle un color de nuestro agrado ya es suficiente, pero saber escoger el tono ideal es elemental, ya que cada uno transmite sentimientos y sensaciones diferentes:

Los colores cálidos (tonos naranjas) Producen un rango de sentimientos que van desde el confort hasta la irritabilidad.

Los colores fríos (tonos del azul). Transmiten calma, pero también pueden provocar apatía.

El blanco, beige y gris, dicho sea de paso, está muy de tendencia, son colores neutros y fríos son símbolo de pureza y simplicidad ayudan a la concentración y no produce cambios de humor, perfecto para habitaciones de estudio.

Azul y verde Son colores sedantes, aportan tranquilidad y relajación.

Escoger el color va a depender de lo que querás transmitir a tus clientes o pacientes. Así mismo, debés apoyarte en elementos que te ayuden a concentrarte, por eso evitá el uso de muchos objetos en la habitación. Si deseas colocar cuadros, elejí aquellos que transmitan paz y tranquilidad (un paisaje sería ideal), o puede ser un poco más atrevido y usar un papel tapiz que vaya con el ambiente que deseas.

  • Muebles: “menos es más”

Debés encontrar balance entre el tamaño del mueble y la dimensión de la habitación evitando saturarla. Resulta clave una buena distribución de los muebles en la oficina pensando siempre en la funcionalidad y el estilo que querás transmitir… Si hay algún elemento que no aporta nada, es mejor retirarlo del espacio.

Usar muebles aéreos es una excelente opción para que el lugar se vea más grande y espacioso. Incluso los muebles con efecto “espejo” son geniales para dar esta sensación.

¡Nunca te olvides de tu salud! Utilizá sillas ergonómicas, preferiblemente con un buen soporte a nivel lumbar para brindar bienestar y confort tanto a vos como a tus clientes.

  • Iluminación

Una parte que muchos pasan por alto es la iluminación. No es lo mismo poner un bombillo en el centro de la oficina, que saber a qué áreas debés darle énfasis y qué tipo de iluminación usar (led, luz blanca o cálida).

En este caso, tratándose de oficina, te recomiendo luz blanca para no cansar la vista. Es importante tomar en cuenta también el tipo de actividad que se realiza, no todas las oficinas requieren el mismo tipo de iluminación.

  • Ambiente

Lo que no se ve, pero todos notan. Muchas veces el placer viene de todos los sentidos, e inconscientemente te podés sentir a gusto en un lugar sin percibir visualmente a qué se debe.

Empezando por el aroma de tu oficina o consultorio. Ahora existen diferentes esencias que pueden trabajar terapéuticamente, o bien, a nivel estratégico, logrando el efecto que desees en los demás, ya sea de serenidad, relajación, o todo lo contrario,  porque tal vez necesitás un estado de alerta.

Ésta es una estratégia muy utilizada, en los últimos tiempos, para reconocimiento de marca por muchas empresas.

La temperatura es otro factor que podés graduar electrónicamente si así lo deseas o necesitás.

Accesorios:

Artículos como plantas, que ayudan a darle vida al lugar, siempre son un excelente complemento.

Las peceras ayudan a relajar, y psicológicamente guardar un estado de calma.

Arte o Fotografías, siempre te ayudará a resaltar los espacios, además de aportar modernidad, y personalidad.

Y nunca está de más, ¡el clásico revistero como una opción de entretenimiento! Existen en el mercado opciones muy modernas con las que podrás decorar estos espacios.

Ahora teniendo en cuenta todos éstos detalles, ¿estás listo(a) para poner manos a la obra y hacer de este espacio un lugar donde vos y tus clientes se sientan como en casa?

Recordá que contás con nosotros, los expertos colaboradores de FacilDecoracion.com para asesorarte en todas estas áreas de decoración, no dudés en contactarnos.

Ricardo Chaves.

 

 

Deja un comentario