Prácticas ideas para lograr un hogar perfecto este 2019





Por Arquitecta y Diseñadora de Interiores Sandra Avilés

Muchas veces no logramos que los espacios se vean tan bien como lo deseamos, y en algunas ocasiones sucede porque simplemente no tenemos el conocimiento necesario para complementar las ideas que visualizamos y concretar la decoración ideal. 

Te comparto algunos consejos para que logrés espacios personalizados, equilibrados, y repletos de energía:

Una buena Planificación:

Antes de decorar cualquier ambiente de una casa,  hay que tomar en cuenta desde las entradas de luz, los metros cuadrados de cada espacio y tus necesidades.

Una  buena planificación es el secreto del éxito.

 

Luminosidad:

Potenciar las entradas de luz natural y su circulación por todos los rincones de la casa.

Tomá en cuenta que esto tiene la  capacidad de modificar desde el color, hasta la sensación de amplitud y calidez de las estancias.

 

Pensá en el futuro:

Valorar las necesidades presentes, es vital, pero también pensar en las futuras al planificar desde la distribución hasta la elección de ciertos muebles. Lo más práctico es que el mobiliario  sea fácil de mover y versátil.

 

Utilizar colores Neutros:

Nunca pasan de moda los colores neutros que tienen la capacidad de reflejar y multiplicar la luz, rebajar la presencia de las piezas más voluminosas y crear ambientes acogedores.

 

Prescinde de tanto espacio dividido:

Menos es más. Descompartimentá el espacio, porque es mejor tener menos espacio pero generoso, que muchas áreas pequeñas. Además, evitá espacios intermedios como pasillos o recibidores. Es mucho más recomendable dividir con muebles o ventanales.

 

Distribuye hacia el exterior:

Orientar la decoración hacia las fuentes de luz, como los ventanales.  Así, en el salón la sala de estar  frente a un  ventanal y en el dormitorio, ubicar la cama en el paralelo a la misma.  Colocar los objetos o muebles  más voluminosos a las paredes.

 

Unidad Decorativa:

Si lo que se busca es armonía, no proyectés las estancias individualmente. Elegí un estilo, revestimientos y una paleta base, y decora toda la casa acorde con ellos introduciendo algunos matices. En algunos estilos la presencia de la madera, las fibras naturales y las piezas de mobiliario en gris, crean una sensación de conjunto.

 

El color de las paredes:

A la hora de elegirlo, no te dejés llevar solo por las modas. Blancos, beige o piedras son decisiones seguras, ya que tiene un carácter atemporal y son fáciles de combinar. No pasaran nunca de moda y dan la sensación de calidez y amplitud.

Muebles en proporción:

Elige los muebles de formas y tamaños proporcionales al espacio. Tan contraproducente es un sofá muy grande en un espacio pequeño como uno reducido en un ambiente amplio.

 

Potencia la circulación:

Asegúrate de que la ubicación de los muebles no dificulte la circulación ni el acceso a puertas ni al contenido de otros espacios. Entre el sofá y la mesa  de centro, por ejemplo, deja unos 40 cm. Y respeta las zonas de paso, dejando un espacio cómodo entre sillón y mesa.

Cuida las puertas:

Marcan las transiciones y tienen mucha presencia dentro de la casa.

Las  de Madera y acristaladas, son decorativas por si solas, por lo que debes cuidarlas.

Laqueadas, es una alternativa más actual y de moda.

En un próximo artículo te estaré dando más ideas y consejos para que logrés la decoración ideal en los espacios de tu hogar.

Sandra Avilés

Deja un comentario