Hipster…El estilo Alternativo y Antimoda de la Decoración.





Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis.

Muchas veces un movimiento social, o las pautas sociales que definen una estética o un grupo, se convierten en un estilo en la forma de vestir, y en este caso en la decoración.

Esto ha pasado con la cultura Hipster.

Definamos este término, que se asocia con lo alternativo, y comenzó con la música independiente.

Aunque se relaciona con la juventud de la última década, nació con el Jazz moderno en los años 40, y el gusto por esta música de los jóvenes de raza blanca, que adoptaron el modo de vida de los músicos de color de esa época, que se hacían llamar “Hip”, de ahí, se deriva el término “Hipster”

Se usa para describir la tendencia hacia lo «alternativo» o lo «antimoda», una subcultura o moda urbana enraizada en las clases medias y altas, compuesta por gente joven moviéndose de sus barrios al centro de la ciudad.

Les gusta el Skateboarding u otros deportes urbanos, visten con indumentaria sacada de las ventas de saldos y ropa usada, la comida orgánica, el consumo de la cerveza local, la escucha de la radio pública y otras elecciones de consumo no habituales. Con un gran sentido irónico de la moda.

Suelen frecuentar cafés culturales, bares pequeños o restaurantes acogedores y sus áreas de trabajo son las creativas, humanas o tecnológicas.

Se puede decir que existen pautas para tener una decoración Hipster. Teniendo en cuenta su origen, podemos entender su decoración como inconformista, vintage, orgánica y ecológica:

– La principal clave o pauta de esta decoración, es la perfecta mezcla de lo nuevo con lo viejo. Un equilibrio entre el pasado y el presente, con un toque ecologista, que pone de moda el diseño de muebles personales hechos con pallets y cajones. También se caracteriza por el uso de muebles modernos de firmas low-cost .

Se preocupan mucho del medio ambiente, de la naturaleza, y de intentar dejar un mundo mejor. Por eso antes de comprar, se intenta reciclar o utilizar objetos cotidianos para la decoración del hogar.

Los objetos comprados, en su mayoría serán piezas de anticuario, que le dará ese toque vintage, pero es importante que tu casa no parezca una tienda de segunda mano, por lo que deberás conseguir el equilibrio entre lo viejo y lo nuevo.

– La imagen general es desenfadada, sin pautas rígidas establecidas. Uso de texturas diferentes como ladrillos de cara vista, hormigón, estucado, todo sirve para darle personalidad a las paredes. Los elementos estructurales como: las vigas y las columnas originales de las vivienda, permanecerán vistas, embelleciendo así los espacios.

– Las telas son naturales sin tintes o productos químicos, por lo tanto la arpillera y el lino, son los reyes en sofás y butacas. Aunque los terciopelos tipo años 70, les encantan y van muy bien con los sofás vintage. Dando una imagen de modernidad.

– La gama cromática, normalmente tiende a colores neutros como son los beige, marrones, blancos y grises.

-Objetos icónicos.

– La bicicleta: Como vehículo diario se transforma en un objeto indispensable para la decoración.

– Tocadiscos antiguos en primer plano, como símbolo de lo alternativo que es escuchar discos de acetato.

–Las neveras Smeg de colores, como objeto icónico de la cocina.

– Los libros de segunda mano, no pueden faltar en tus estanterías.

Algunos títulos deben estar bien visibles, no importa si se han leído o no, lo importante es que estén en la casa y se reconozcan tanto las obras como sus autores.

Algunos ejemplos: Stuff White People Like, de Christian Lander. The Catcher in the Rye, de JD Salinger.

Algo, de Charles Bukowski. La contracultura en México, de José Agustín.

– Flamencos. Este curioso elemento decorativo, vino como una tendencia pasajera de verano, hasta instalarse en las casas con una perpetuidad. Muy utilizado en cojines, alfombras y estampados textiles. Su color rosa dará la nota de color.

-Piñas. Un “must have” para cualquier Hipster que se precie. Si te gusta este estilo cultural y decorativo, no puede faltar en tu casa, una piña. Puede ser natural, de cerámica, pintada sobre un lienzo, de bronce, en un estampado. Esto dará a tu casa un toque natural y divertido.

– Laminas con ironía en las paredes y el famoso bigote tan reconocido de este movimiento.

“Reflejás tupersonalidad en los espacios que habitás.”

Sin duda alguna, quién elija esta tendencia decorativa, tiene mucha personalidad.

Ana Markessinis.

 

 

 

Estilos que trascienden…LuisXV y LuisXVI





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca.

Al recorrer tiendas y centros comerciales, además de algunos hogares que ya tienen incorporados en su decoración muebles con estilos marcados, he encontrado algunos errores que son muy comunes a la hora de nombrar las piezas icónicas de épocas pasadas que todavía nos enamoran.

Y es que es importante reconocer que estilo estás utilizando en tus espacios, y  entre cuales es correcto fusionar, para no caer en errores y evitar que los espacios  luzcan en desequilibrio.

Para no abarcar muchos años de historia y precedentes que en este momento no son relevantes, iniciaré con los muebles LUIS XV o ROCOCÓ (Movimiento artístico que nació en Francia entre 1730 y 1770), para esta época de la historia la sociedad se había inclinado por lo sensual, refinado, superficial y sin influencias religiosas; sus líderes, por supuesto, serían los máximos exponentes debido a su poder económico.

Rococó viene de las palabras “rocaille” (piedras naturales y conchas) y “baroque” (barroco), ahora tiene más sentido ver el diseño de los labrados en la madera de los muebles. Este estilo se llena de curvas, diseños entrelazados por medio de conchas de moluscos, a la vista son muy ligeros y suaves, el estilo de las patas que se denominó CABRIOLÉ, es una de las características que no se debe confundir.

 

Estos periodos de tiempo fueron casi fugaces al ver su corta duración y debido a la inestabilidad política y económica que ellos mismos iniciaron.

Después del movimiento anterior se desarrolló el estilo LUIS XVI o NEOCLÁSICO, para esta época hubo una influencia indiscutible debido al descubrimiento de ruinas de las antiguas ciudades de Pompeya en Nápoles, Italia (1738) y Herculano (1748), dos descubrimientos de la belleza urbana de la antigua Roma, encontradas casi intactas al ser cubiertas por ceniza del Vesubio.

Se retoma lo imponente y limpio de la arquitectura descubierta y se traduce a la decoración y diseño de muebles donde predominan las líneas rectas, un gusto por la simetría y sobriedad. Con respeto al diseño de las patas: son rectas, de base cuadrada y representando las columnas de los templos romanos.

El diseño, claro está, evoluciona y hoy podemos encontrar piezas donde se mantiene la línea pero se combina con nuevas tecnologías y textiles, dando como resultado un estilo renovado pero sin perder ese espíritu enérgico y refinado de la historia.

Roberto Fonseca

Open Concept y los espacios diáfanos. ¡Fuera tabiques!





Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis

La arquitectura es una disciplina viva al servicio de la sociedad. Por este motivo, los diseños se van modificando a lo largo de los años, al igual que cambian las familias y la manera que tenemos de estar en la casa.

Cada época tiene su concepto y el del siglo XXI está claro, los espacios diáfanos.

Lejos quedaron las viviendas compartimentadas. Hoy el tabique es el enemigo a batir y es por eso que no hay reforma que no se desprenda de ellos en aras de lo que conocemos como Open Concept.

En este tipo de proyecto, el decorador tiene que tener muy claro si los tabiques son distribucionales o son los denominados tabique madre, cuya demolición podría afectar a la estructura de la vivienda, por lo que habría que sustituirlo por una viga de resistencia o un pilar reforzante. A esta actuación se le considera una obra mayor y quizás nuestro trabajo como interiorista debería de estar apoyado por un arquitecto técnico.

Aclarado este punto, ¿quién no recuerda los famosos Lofts que nacieron en las antiguas fábricas reconvertidas en viviendas tan de moda en las calles de NY?

Acá arranca el concepto de esta tendencia, viviendas compuestas por espacios abiertos y multifuncionales.

Pero si admirar esos bellos espacios en tanto metraje era un deleite, lo realmente innovador de nuestro siglo es adaptar este concepto a los apartamentos pequeños en los cuales la mayoría de nosotros habitamos.

Con la eliminación de los tabiques, descubrirás una grata transformación de tu casa.

La luz fluirá, ya que los muros impiden la circulación de la misma. Toda la vivienda parecerá mucho más grande y ningún lugar quedará oscuro. El abrir los espacios, no significa que estos no posean sus propias características. En la visual todo estará unido, pero mediante diferencias en el pavimento, en la pintura, en los materiales, conseguirás dar personalidad a cada estancia.

Espacios versátiles, que se puedan transformar con facilidad. Podés separar los ambientes con puertas corredizas para que estos sean abiertos o cerrados según te convenga. En los espacios que puntualmente querás cerrar como es la cocina, podrás hacerlo con puertas vidriadas o translucidas, que te permitirán ver lo que dentro de la cocina ocurre y que la luz llegue a la misma.

Limpieza visual, orden y claridad. En este tipo de interiorismo hay un fluir de la luz y de los diferentes espacios. Con la eliminación de los tabiques dejarás que la vista disfrute sin interrupciones de habitaciones agradables, amplias y ordenadas. Con un golpe de vista, visualizaras toda la casa, esto te obligará a esforzarte en mantener un mayor orden en ella, apoyándolo con una decoración sobria, poco recargada y sencilla.

Y la amplitud de los espacios, se conseguirá, eliminando los tabiques y las puertas batientes, ganando así en metros cuadrados.

Este estilo abierto, siempre genera un poco de dudas en la búsqueda de las zonas de mayor intimidad como son el dormitorio y el cuarto de baño. Podés cerrarlos visualmente sin recurrir al tabique físico convencional. Las medias paredes, las estanterías, los módulos de Pladur, los grandes biombos, las telas a modo dosel, los paneles japoneses, compuestos por tablillados de madera y papel de arroz o el uso del Paves sobre todo en el cuarto de baño, son recursos que te  ayudarán rápidamente a conseguir esta ambigüedad entre lo privado y lo público.

El vivir en un espacio pequeño no tiene por qué ser un inconveniente, ese es el reto para el Interiorista conseguir que sea cálido, personal y acogedor.

Así que: ¡abrí tu casa, eliminá los muros y permití que la luz sea la fuente transformadora de todo!

Ana Markessinis

 

 

Estilo Boho Chic…Explosión de Color





Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis.

El estilo Boho Chic, es considerado por los interioristas como la última tendencia en decoración. Pero paradójicamente la característica principal de este estilo es que rompe con todos los patrones decorativos establecidos, donde no hay normas estrictas. Su gracia y esencia radica en la posibilidad de combinar diferentes tendencias decorativas con cierta despreocupación.

El Boho Chic, es un estilo libre que como bien expresa su término, combina elementos bohemios con un toque chic o para ser más claros, con elementos muy personales que le dan mayor fuerza y valor a la decoración.

Representa un estilo de vida donde se le da gusto a las cosas simples, donde hay un contacto muy directo con la naturaleza y donde se reusa mobiliario en desuso o piezas antiguas. Además hay una gran pasión por la historia.

Acá las claves que caracterizan a esta nueva tendencia:

El reino de los colores.

Lo más representativo del Boho Chic, es que es totalmente colorista. El color, en todas sus expresiones, con sus intensidades, alegres, vibrantes, se extienden a lo largo de todos los elementos decorativos. Y a pesar de que tanto color nos pueda resultar muy estridente, si sabemos conjugar toda la decoración, conseguiremos con toda naturalidad llegar a esa atmósfera fresca y única.

Los colores llegan a través de la multitud de cojines que usamos, de diversos tamaños y formas, combinados con puffs que te invitan a relajarte y descansar sobre ellos. Podés crear tus zonas de relax, nuestro Chill Out personal .

Como el color llega a través de los objetos, las paredes a nivel de pintura irán en tonalidades claras y neutras, para que todo resalte y así tenga cada objeto su individualidad y protagonismo.

El reino de las combinaciones en el mobiliario.

Los muebles también son coloristas, quizás en acabados más aguados. Podés repintar muebles antiguos, usando un decapado y posteriormente pintándolos con técnicas que permitan que se vea el paso del tiempo en los mismos. En este estilo todo se vale. Podés disfrutar de ferias donde se venden muebles de segunda mano a precio muy asequible y ubicarlos dentro de tu ambientación. Podés transformar cajas, cestos y baldes en estanterías u objetos varios, y porque no, volver a usar ese mueble maravilloso que pertenecía a la familia, que te recuerda tu niñez y que puede volver a ser un elemento de mucha prioridad en tu vida.

El reino de las texturas.

Los materiales, deben de ser lo más naturales posible, madera, cuero, fibras vegetales, textiles de algodón, lámparas de macramé, terciopelos, brocados, ganchillos, crochet….todo combinado con elegancia y personalidad.

El reino de la naturaleza.

Y si la paleta de colores es amplia la combinación de diferentes textiles lo van a reforzar más. Rayas, flores, estampados africanos, étnicos, hindú, todos coexisten en armonía. Y yo como apasionada que soy de las flores, te invito a usarlas en tapicerías, cojines, alfombras, cuadros y paredes. La flor siempre da luz y frescura a tus decoraciones. Colocá un hermoso centro floral en la vivienda, llená la casa de plantas variadas y ya verás como la vida entra por cada esquina.

El reino de las vivencias.

Y para dar finalmente el último tip a este estilo, no podés olvidar de lo importante que es el arte, las fotos, las esculturas, los libros, tus recuerdos, los objetos traídos de tus viajes, te darán esa atmósfera tan personal y única a tu hogar.

Sé libre, disfutá de romper con las normas y liberáte de los corsés decorativos.

Diviertíte decorando tu vivienda y esa felicidad seguro que se transmitirá en cada rinconcito de la misma.

Ana Markessinis

Fusión de Estilos




Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves

¿Te apasiona más de un estilo decorativo?

En diseño y decoración es válido fusionar estilos y lograr espacios aún más acogedores, una buena idea para que pongás en práctica y logrés que tu hogar luzca hermoso con los estilos que te atraen.

Los estilos Industrial, Nórdico y Vintage son estilos decorativos que están en  tendencia, y además reúnen características en común, por lo que son ideales para fusionarlos. Materiales naturales, líneas rectas, colores neutros o pastel, y detalles geométricos, e incluso accesorios y piezas antiguas, siempre sin salir del minimalismo.

fusion1

La introducción de elementos metálicos y madera rústica en muebles y accesorios, más propios del estilo industrial, como lámparas y accesorios de latón o cobre y muebles poco tratados que mezclan el hierro y la madera. Conjuntos que a la hora de fusionar harán lucir el lugar espectacular y acogedor.

Fusion3

El estilo nórdico proviene del norte de Europa y desprende una naturalidad que muy pocos estilos son capaces de trasmitir. De hecho, el material estrella en este movimiento decorativo es la madera, propia de esas zonas, en tonalidades claras como el pino o el roble claro, evitando la saturación mobiliaria. La madera está presente en todo, no solamente en muebles, suelo, sino también en accesorios.

También predominan los colores claros en paredes, con el objetivo de conseguir un espacio limpio y amplio, en este estilo no solamente se exige sencillez, sino funcionalidad. La claridad de la madera ayudará a conseguir estos objetivos.

Fusion2

Podés implementar piezas antiguas o recuperadas del estilo vintage incorporadas en un estilo nórdico, puntos de color más intensos en estos pequeños elementos. Se utilizan tejidos naturales siempre en tonos claros, aunque no necesariamente lisos. También pueden llevar formas geométricas o estampados naturales. En la iluminación, evita la luz blanca y potencia la luz cálida.

Este es un estilo que  encanta; la sencillez, la madera, materiales naturales y los toques de color te ayudan a lograr un ambiente elegante, aportará esa calidez que necesitás en cualquier estancia que aspire a convertirse tu hogar.

Fusion4

¡¡Anímate a renovar ese espacio que tenés en mente!!

Ricardo Chaves

Ricardo ChavesDiseñador InterioresDecoradormarca vertical

 

Estilo Industrial




El estilo industrial nace con el movimiento social que lleva este mismo nombre, en los años 20, y se concreta en los años 50, momento en el que toman protagonismo los almacenes y las fábricas situadas en las ciudades, como opción de vivienda, por sus módicos precios para los compradores de medianos recursos. Se convirtieron en amplios espacios abiertos, donde la iluminación principal era la natural, a través de  grandes ventanales, de esta manera habitarlos y decorarlos era muy económico.

Sus principales características son los materiales expuestos, tales como paredes de ladrillo, tuberías, vigas, instalación eléctrica, cielo raso, hormigón.

Los materiales más destacados son: el hierro, acero, la madera y hormigón. En su estado más puro y  que luzca desgastado.

Éste es un estilo que nunca pasa de moda, por lo que es una ventaja, para quienes optan por él para decorar su hogar. Además, es válido la mezcla de estilos, en cuanto a mobiliario se trata, siempre y cuando logrés armonía. Con este estilo lograrás espacios vivos y jóvenes. Sin embargo mantiene una atmósfera fría y sobria, logrando así independencia y elegancia.

Si te inclinás por el estilo industrial, te damos algunos consejos para que lo logrés en tu hogar:

   Estructuras desnudas: tanto a nivel arquitectónico como de mobiliario, y de iluminación. Maderas en su estado natural, hierros algo oxidados, o acero inoxidable.

 

estiloindustrial1.1

   Uso de metales: acero, hierro, aluminio, y cobre, son los materiales característicos, los cuales están presentes en mesas, sillas, lámparas y más accesorios. El uso de la madera es muy importante para aportar calidez, ésta se usa en tono natural y mate.

 

estiloindustrial1.2

   Iluminación: la iluminación natural es la principal en este estilo, grandes ventanales  o bien tragaluces y techos muy altos.

 

estiloindustrial1.3

   En cuanto la iluminación artificial, podés ubicar grandes luminarias colgantes en pareja o grupos de tres. También aquellas que van en riel y apliques, éstas brindan iluminación focalizada.

estiloindustrial1.4

   Mobiliario: Acá es válido el reciclaje y reusar piezas, con apariencia de pintura gastada u oxidada, esto de manera voluntaria o no. Este tipo de muebles los podés encontrar en los anticuarios. Pero también podés colocar mobiliario moderno.

estiloindustrial1.5

   Pocos muebles, una función: este es un estilo minimalista y simple, por lo que escogé las piezas necesarias sin sobrecargar el espacio. Tratá que éstos sean a la medida para aprovechar al máximo los espacios.

industrial style living room furniture

   Colores: la paleta más usada es la de tonos neutros: beige, negro, blanco, gris, habano. Optá por un color vivo para los acentos. El principal objetivo de la decoración industrial ha de ser la estructura y la función, por esta razón no se debe crear un distractor con el color.

estiloindustrial1.7

   Texturas: los preferidos son los linos, algodones, y tejidos de estopa, yute u otro tipo de fibra similar (arpillera). Ya que éstos aportan calidez a los espacios.

estiloindustrial1.8

   Espacios abiertos: no cerrés, ni dividás los espacios con paredes, al contrario, los salones abiertos y compartidos son ideales. Si querés marcar alguna separación, utilizá un estante, una planta, un sofá, alguna obra de arte; esto con el fin de crear una separación visual de intimidad, pero que no entorpezca el resto del espacio.

estiloindustrial1.11

 

Si te gusta, no dudés en hacerlo parte de tu hogar, lo disfrutarás…

Estilo Étnico

La palabra “étnico” provine del término griego “etnia”, el cual hace referencia a todas aquellas personas que son originarias de un mismo país o pueblo.

El estilo étnico captura lo esencial del conjunto de costumbres, tradiciones, cultura y otros factores, de aquellas personas que comparten un territorio y una historia en común.

India, África, Tailandia, Egipto, y por qué no, de nuestros pueblos aborígenes, son tierras a las que podrás transportar tu hogar.

El estilo étnico, es traer la historia y costumbres de un pueblo lejano, a nuestro espacio vital, por medio de objetos, colores y texturas. Es un estilo exótico y cálido, siempre logrando armonía.

Quizá, ya has escuchado sobre este estilo, pero verás que conocer más de él te llevará a amarlo. Y no olvidés, si te decidís por él, explorar un poco más acerca de la étnia que escogés, ya que no es válido colocar objetos sin sentido. Que agradable colgar una máscara en una pared y saber que representaba para ellos, su significado, y el valor que aportará a tu hogar.

Características

• Uso principalmente de elementos naturales como: el bambú, mimbre, fibras, piedra, barro, ratán.

• Colores cálidos y vivos, todos relacionados con la tierra, marrones, beige, ocre, amarillo, naranja. Y colores como rojo, azul, verde, en sus tonalidades más brillantes y combinados entre sí.

• Iluminación natural, como principal fuente lumínica, a través de grandes zonas de luz. Para la iluminación artificial se utilizan lámparas de mesa y apliques.

• Objetos decorativos, tales como artesanías, máscaras, tapices, cerámica, figuras de madera tallada, amuletos, velas e inciensos, objetos autóctonos, jarrones, ramas, plantas de hojas grandes.

• Telas en el cielo raso.

• Muebles de maderas oscuras, estilo rústico, pero también es válido incorporar los de tipo contemporáneo.

• Textiles, como las alfombras, manteles, cojines, tapizados elaborados a mano, con dibujos típicos, o imitación de pieles de animales.

Recordá, que lo más importante es que tomés todos estos conceptos, y los adaptés a tu espacio, de acuerdo a lo que más te guste, hacé que ese lugar transmita tu personalidad.

Acá te dejamos más ideas en imágenes, para que te inspirés y logrés un espacio vital, repleto de historia para tu “yo interior”

Estilo Urbano (City)

Traer la ciudad al hogar, hay quienes disfrutan del ritmo citadino, de los grandes edificios, de las icónicas estatuas, de los tonos grises, del metal, del pasar de los carros, pero a la vez, de espacios amplios, limpios, libres, con líneas simples, despreocupados, jóvenes, todo esto encierra el estilo Urbano, también conocido como estilo City.

Para decorar con este estilo lo primero es pensar en traer el exterior, la ciudad, a ese espacio, alrededor de ésta se debe crear el concepto, desarrollándolo a través de la creatividad y el arte. Incorporando colores, diseños, materiales y elementos simbólicos. Siempre dentro de una línea minimalista.

Materiales como el hormigón, acero y cristal, son considerados los más importantes a incorporar en este estilo, así que hay que tomarlos muy en cuenta.

Los colores a utilizar son muy puros, negro, blanco, gris, contrastando con el rojo, naranja, amarillo para dar acento. Por ejemplo, los primeros, los podés aplicar en las paredes y para contrarrestar el efecto frío, colocás muebles modernos y accesorios en los otros colores.

Si contás con alguna pared en ladrillo expuesto, ella te ayudará a recrear el ambiente en la ciudad ó bien podés colocar un panel imitación ladrillo, quedará muy bien.

Por otra parte la iluminación en este estilo es muy importante, si pensamos en la ciudad, podremos visualizar cuanta luz hay, tanto natural, por el día, como artificial, por la noche, así que sacále el mayor provecho a las ventanas, tragaluces y cualquier entrada de luz con la que contés. La iluminación ayudará a dar vida y calidez al ambiente. Utilizá la luz blanca donde debás colocar iluminación artificial, buscá para esto lámparas de diseño urbano, por ejemplo de pie y en acero. Normalmente las ventanas se dejan descubiertas para mayor aprovechamiento de la luz natural, pero podés colocarles alguna persiana arrollable, de tela traslúcida o bien black out y mantenerlas abiertas durante el día.

Entre los elementos decorativos que podés incluir están:

• Grafiti en una pared, sería un elemento muy artístico y propio de toda ciudad.

• Imágenes de edificios de las ciudades más icónicas o bien del que más te guste en tu ciudad.

• Vinilos, existen en el mercado con la silueta ó sombra de ciudades.

• Letreros con nombres de calles, ciudades ó señalización de tránsito.

• Mobiliario moderno, de formas simples y líneas rectas y geométricas.

Si éste, es tu estilo, animaté a incorporarlo a tu espacio y hacé alarde de todos tus dotes de artista, no necesitás mucho más que tu creatividad.

Estilo Orgánico

Por qué no integrar la naturaleza al interior de nuestro hogar, o bien nuestro hogar a la naturaleza, de cierta manera hemos invadido el espacio de ésta con nuestras construcciones, pero a través de este maravilloso estilo podemos hacer un pequeño cambio y agradecerle a la madre Tierra el haber cedido un trozo de su territorio para que lo habitemos.

El estilo orgánico es uno de mis favoritos, la naturaleza nos da vida, reanima los espacios, nos permite crear ambientes relajantes, cálidos, con mucha luz, por lo que transmitirá a todo el espacio pura energía positiva. Son espacios ideales para la meditación y el contacto con el alma, con la energía suprema.

Como estilo, el orgánico, nace entre los años 1930 y 1940, gracias al sueco Asplund y al finlandés Alvar Aalto, inclusive podríamos contar como mayor exponente al arquitecto Frank Lloyd Wright, quien estuvo adelantado a la época a inicios de los 30’s con sus pensamientos sobre arquitectura orgánica.

Características

El mobiliario es simple, de líneas suaves y materiales puros, madera principalmente, tiende a la comodidad, las formas se adaptan al hombre, de preferencia líneas curvas y esquinas redondeadas. También se opta por material reciclado.

El diseño orgánico es rico en fibras y texturas naturales, éstas aportan calidez al ambiente.

En cuanto a los colores, la paleta es muy amplia, empezando por el blanco, los azules, inclinándose por las tonalidades que inspiren naturaleza, verdes, lavanda, amarillo, tonos tierra. Con los colores será divertido explorar más, decántate por aquellos que al verlos te transporten a alguna parte de la naturaleza, flores, sol, cielo, mar…

La iluminación es clave en este estilo, la luz natural deberá tener acceso permitido y sin límite al espacio, para lograrlo y está entre tus posibilidades permite ventanales amplios y escogé cortinas de tela suave y traslúcida, por ejemplo elaboradas en algodón.

No está permitido los objetos elaborados con plástico, acrílico, PVC. Inclínate por aquellos hechos en arcilla, bambú, madera; material natural.
Integrá plantas, además de dar vida y frescura al espacio, estarás invitando a la naturaleza a habitar tu hogar, más energía viva y positiva habrá dentro la estancia.

En cuanto a los accesorios podés encontrar objetos que reproduzcan las formas de la naturaleza, en tiendas de artesanías se les haya, pero también podés hacerlos vos mism@ en casa, con lo que encontrés en el jardín, o en un pase a la playa, a un río, en el bosque. Si tenés niños se divertirán mucho creándolos con vos.

Usá tu imaginación y es tiempo de recobrar esa conciencia por espacios más sanos, empezando por nuestro hogar.

Estilo Wabi Sabi

Wabi Sabi, un estilo de vida. Más que un estilo decorativo ó una tendencia, el Wabi Sabi, nos hace apreciar la vida y las cosas desde un punto de vista diferente, donde nos damos cuenta que “nada es perfecto, nada es permanente y nada está completo”, esta es la filosofía de este estilo de vida japonés.

Aprecia la belleza de lo natural y su proceso, lo simple de las cosas u objetos; es fresco, limpio, ordenado, aprecia la quietud, y la serenidad, por lo que transmitirá mucha paz en cada estancia que se encuentre presente este estilo. Se puede decir que aprecia la belleza de lo rústico y envejecido, ya que este es un proceso natural de cualquier objeto.

Va muy de la mano con el minimalismo, espacios despejados y diáfanos son ideales, muebles de líneas simples y de pronto ásperas, paredes en tonos claros.

Características principales
• Estética asimétrica
• Aspereza en los materiales
• Simpleza
• Intimidad
• Amor por lo natural

Muebles

Escojé muebles de líneas simples, bajos y de tonos neutros. En Japón los muebles son de menor altura que los que usamos en Occidente, el contacto con el suelo es vital. Pero no necesariamente tenés que adaptar tus muebles, podés colocar alguna alfombra con cojines, una mesa muy baja, y así lograrás dar ese ambiente Wabi Sabi a la estancia. Pero sí debés asegurarte que los muebles que colocarás inviten al orden y conserven el color de la madera natural.

Colores

El color principal es el blanco en todos sus tonos, e incluye toda la gama de colores neutros, grises, ocres y beiges, si querés dar algún un color extra lo podés hacer con algún objeto decorativo, pero debe ser mínimo, por ejemplo un tono rojo ó verde.
En relación a los colores a utilizar en el mobiliario, lo ideal será usar maderas claras, pero también podrás introducir algún mueble de madera oscura como elemento único.

Materiales

Deberás elegir aquellos en estado natural o poco industrializado.  La piedra y la madera son los materiales fundamentales, pero podrás incluir cualquier material que la naturaleza te regale, para agregarle a la decoración. En cocina y baños se elije la piedra antes a que a la cerámica y los pisos de madera clara antes que la oscura.

Iluminación

Ésta deberá ser sutil e indirecta, con artefactos escondidos, con esto podrás lograr un ambiente propicio para la meditación y el descanso.

No olvidés, para finalizar con tu proyecto que los espacios deben quedar despejados, para que puedan recibir toda la energía de la naturaleza, al final sentirás como tu espacio te reconectará con todo lo simple que la vida nos regala y por una u otra razón hemos dejado olvidado.

Buenas vibras para vos y tu espacio!!!