Decorá tu oficina y aumentá tu productividad





Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves

En un mundo ajetreado, donde todo fácilmente se vuelve rutina, corremos el riesgo de volvernos nuestros propios esclavos,  especialmente si trabajamos desde casa.  Por eso, tener un lugar  que nos haga sentir cómodos, placenteros, y que pertenecemos a éste, es crucial. A pesar de esto, para muchos es difícil combinar lo que sentimos por el trabajo con el placer PERO es posible y necesario.

Siempre nos hemos preocupado por embellecer y decorar nuestra habitación, nuestro hogar, y hasta nuestro jardín. Pero, ¿Por qué no poner el mismo esmero en nuestra oficina o consultorio? Al fin y al cabo es donde pasamos gran parte de nuestro tiempo, se vuelve nuestra carta de presentación, y como dicen por ahí: “una primera impresión no se da dos veces”.

El mayor reto es crear un espacio balanceado puesto que en éste, conviven momentos de alto nivel de estrés, creatividad y trato hacia el cliente, por ende debés garantizar un ambiente que te ayude a manejar con inteligencia esos momentos y sacar lo mejor de cada uno de ellos.

He elaborado una lista de elementos que debés tener presente a la hora de decorar tu espacio de trabajo:

  • Paredes:  A veces pensamos que con solo ponerle un color de nuestro agrado ya es suficiente, pero saber escoger el tono ideal es elemental, ya que cada uno transmite sentimientos y sensaciones diferentes:

Los colores cálidos (tonos naranjas) Producen un rango de sentimientos que van desde el confort hasta la irritabilidad.

Los colores fríos (tonos del azul). Transmiten calma, pero también pueden provocar apatía.

El blanco, beige y gris, dicho sea de paso, está muy de tendencia, son colores neutros y fríos son símbolo de pureza y simplicidad ayudan a la concentración y no produce cambios de humor, perfecto para habitaciones de estudio.

Azul y verde Son colores sedantes, aportan tranquilidad y relajación.

Escoger el color va a depender de lo que querás transmitir a tus clientes o pacientes. Así mismo, debés apoyarte en elementos que te ayuden a concentrarte, por eso evitá el uso de muchos objetos en la habitación. Si deseas colocar cuadros, elejí aquellos que transmitan paz y tranquilidad (un paisaje sería ideal), o puede ser un poco más atrevido y usar un papel tapiz que vaya con el ambiente que deseas.

  • Muebles: “menos es más”

Debés encontrar balance entre el tamaño del mueble y la dimensión de la habitación evitando saturarla. Resulta clave una buena distribución de los muebles en la oficina pensando siempre en la funcionalidad y el estilo que querás transmitir… Si hay algún elemento que no aporta nada, es mejor retirarlo del espacio.

Usar muebles aéreos es una excelente opción para que el lugar se vea más grande y espacioso. Incluso los muebles con efecto “espejo” son geniales para dar esta sensación.

¡Nunca te olvides de tu salud! Utilizá sillas ergonómicas, preferiblemente con un buen soporte a nivel lumbar para brindar bienestar y confort tanto a vos como a tus clientes.

  • Iluminación

Una parte que muchos pasan por alto es la iluminación. No es lo mismo poner un bombillo en el centro de la oficina, que saber a qué áreas debés darle énfasis y qué tipo de iluminación usar (led, luz blanca o cálida).

En este caso, tratándose de oficina, te recomiendo luz blanca para no cansar la vista. Es importante tomar en cuenta también el tipo de actividad que se realiza, no todas las oficinas requieren el mismo tipo de iluminación.

  • Ambiente

Lo que no se ve, pero todos notan. Muchas veces el placer viene de todos los sentidos, e inconscientemente te podés sentir a gusto en un lugar sin percibir visualmente a qué se debe.

Empezando por el aroma de tu oficina o consultorio. Ahora existen diferentes esencias que pueden trabajar terapéuticamente, o bien, a nivel estratégico, logrando el efecto que desees en los demás, ya sea de serenidad, relajación, o todo lo contrario,  porque tal vez necesitás un estado de alerta.

Ésta es una estratégia muy utilizada, en los últimos tiempos, para reconocimiento de marca por muchas empresas.

La temperatura es otro factor que podés graduar electrónicamente si así lo deseas o necesitás.

Accesorios:

Artículos como plantas, que ayudan a darle vida al lugar, siempre son un excelente complemento.

Las peceras ayudan a relajar, y psicológicamente guardar un estado de calma.

Arte o Fotografías, siempre te ayudará a resaltar los espacios, además de aportar modernidad, y personalidad.

Y nunca está de más, ¡el clásico revistero como una opción de entretenimiento! Existen en el mercado opciones muy modernas con las que podrás decorar estos espacios.

Ahora teniendo en cuenta todos éstos detalles, ¿estás listo(a) para poner manos a la obra y hacer de este espacio un lugar donde vos y tus clientes se sientan como en casa?

Recordá que contás con nosotros, los expertos colaboradores de FacilDecoracion.com para asesorarte en todas estas áreas de decoración, no dudés en contactarnos.

Ricardo Chaves.

 

 

Cuarto de Estudio Juvenil

“Un adulto creativo, es un niño que ha sobrevivido” Ursula K. Le Guin

Los niños crecen, y con ellos sus espacios, así que llegó el tiempo de renovar y redecorar. En la medida de lo posible es importante que los jóvenes cuenten con un sitio exclusivo para estudiar y desarrollar sus tareas. Ya sea una zona independiente o adaptada a su dormitorio.

Es importante, porque éste será su espacio, esto les ayudará a concentrarse y aprovechar más su tiempo de estudio.

Para empezar, es más importante una buena distribución, que un gran espacio.

Y no necesitarás hacer gastos excesivos. Para este momento el joven tendrá más libros y artículos que necesitará todos los días, por lo que se debe contar con una pequeña biblioteca, o bien, cajones organizadores, un escritorio, una silla cómoda, y una lámpara de mesa. La clave de esta estancia está en la simpleza y el orden.

cuartoestudiojovenes2

La lámpara la podés sustituir por una de pie. Este es un punto muy importante, ya que los jóvenes pasan muchas horas estudiando, y una mala iluminación podría provocarles daños en la visión. Por el contrario la luz adecuada mantendrá a los jóvenes más atentos en sus labores escolares. Si se cuenta con luz natural, no dejés de aprovecharla, y si es posible colocá esta fuente de luz al lado izquierdo del escritorio.

cuartoestudiojovenes3

Este será el espacio de tu hijo o hija, así que es muy importante tener en cuenta su personalidad e intereses a la hora de decorarlo. Éste es un espacio casi íntimo para él o ella.

Lo ideal para este cuarto es un ambiente neutro con colores claros o pastel, ya que estos favorecen  la concentración y tranquilidad. Un ambiente neutro permitirá  incluir acentos de los colores que prefiera el o la joven, y darle ese toque personal. Para que no sea un ambiente monótono, se puede pintar un pequeño muro, o colocar textura con algún papel tapiz en una pequeña pared. En ocasiones es suficiente con algún accesorio decorativo.

cuartoestudiojovenes5

Colocar algunas fotos tipo collage, de momentos importantes para el o la joven, en alguna pared  creará un ambiente muy agradable.

cuartoestudiojovenes6

Si lo deseas, podés hacer que este espacio permanezca en el tiempo, dale un aire estilo contemporáneo, éste nunca pasa de moda, será un ambiente en el que, el o la joven, se sienta cómod@ siempre.

cuartoestudiojovenes8

Recordá que la simpleza, el orden y una buena iluminación deberán predominar en esta estancia, los muebles básicos, y los detalles decorativos que el o la joven deseen para hacerlo su espacio.

Esperamos que este artículo sea de tu ayuda y tu hija o hijo disfruten de este nuevo espacio.

Decorando una recepción

La cara de toda empresa es su fachada, pero su alma se encuentra en la recepción, no es suficiente con la buena atención que nos dé un(a) amable recepcionista, el ambiente que en ella se cree hará que los clientes se sientan como en casa ó deseen alejarse pronto. Es acá donde el cliente tiene el primer contacto con la compañía. Además es donde deberán esperar un tiempo para ser atendidos.

Si te has animado a separar  tu oficina ó consultorio de tu casa, es hora de que pensés también la recepción, no es necesario que ésta sea muy grande, pero sí cómoda.

Acá te traemos algunas ideas para que logrés un espacio cálido y acogedor, que reciba a tus clientes.

• El mobiliario debe ser práctico, funcional y cómodo.

• La iluminación es un elemento muy importante en esta zona, aprovechá la luz natural con la que contés, los lugares oscuros no invitan a pasar ni a permanecer en ellos.

• En los lugares donde no exista la posibilidad de iluminación natural, utilizá la artificial, lo indicado es la luz blanca como la de los fluorescentes ó halógenos.

• Utilizá en las paredes colores claros y que transmitan tranquilidad, pero que a la vez aporten calidez, podés colocar elementos con tonos más fuertes para crear un ambiente alegre.

• Colocá cuadros ó fotografías, que reflejen tu personalidad y que a la vez llamen la atención del cliente, donde se sienta como en la suya propia.

• Una mesa con revistas ó libros con texto que atraiga a tus clientes, así el tiempo que deban esperar no será aburrido.

• Si tus clientes son niños, no olvidés una pequeña zona de juegos, una mesa con lápices para colorear y hojas en blanco, ó libros con agradables imágenes, la pasarán de maravilla y desearán regresar a visitarte.

• Colocá alguna planta en una esquina ó varias en diferentes sectores, recordá que éstas siempre darán vida y frescura al espacio.

Todo lo anterior se complementará con un excelente trato de vos y tu personal a tus clientes, así, podés tener plena seguridad que ellos regresarán.

Recordá que lo que transmitís con tu “yo interior” será recibido por los demás.

Colores ideales para la Oficina

No en vano,  el color se encuentra entre los tres elementos más importantes de la decoración, éste, genera emociones, sensaciones, estimula, deprime ó tranquiliza.

Por esto también hay colores para cada actividad que desempeñemos, ya que va a influir en la concentración y creatividad, por lo que el rendimiento en la oficina se verá afectado de manera positiva o negativamente.

Si tenés en mente remodelar tu oficina, empezá por el color adecuado para ella, para llegar a este punto es importante tener claro antes, como es nuestro trabajo y que necesitamos para un mejor desempeño.

Si tu trabajo es un sitio donde las labores se realizan grupalmente y son de creatividad, se necesitarán colores como el naranja, terracota, durazno verde, verde manzana, son colores estimulantes, que mantendrán la mente abierta para crear.

Por el contrario, si lo que requerís es concentración, vas a necesitar tonos relajantes, la gama de azul, combinado con lavanda, lila claro, van a calmar el ánimo y relajar, estos son ideales si tu oficina no la compartís con otras personas, siendo tu trabajo independiente.

Y si tu trabajo es monótono y repetitivo, introducir amarillo va a favorecer la actividad, generando energía.

Los colores marrón, beige, ocre, aportan estabilidad anímica y disminuyen el estrés, aplícalos con cuidado y combinados con otros ya que podrían crear monotonía al espacio, algo que debemos evitar.

Podés aplicar gris, pero con cuidado, porque puede resultar depresivo, podés combinarlo con azul ó naranja, o bien colgando algún cuadro que lo avive y tranquilice el espacio, con el mobiliario ó elementos de color contrastante.

Los colores claros siempre te ayudarán a ampliar el espacio ya que reflejan la luz, harán que el lugar se vea más grande e iluminado. El blanco será la estrella en toda decoración, con el no podés fallar, pero recordá dar los acentos con elementos que resalten.

Tratá de no dar uniformidad al espacio, ya que puede bajar el ánimo y resultar agobiante.

Los contrastes te ayudarán a evitar lo anterior pero no usés demasiados colores, uno ó dos serán suficientes para lograr un buen ambiente. Evitá también colores muy llamativos o estridentes.

Recordá además incluir plantas a tu decoración, ellas aportarán vida, creando un ambiente mucho más fresco y alegre.

Fuente OficinayBienestar.com

La oficina en casa

En la actualidad muchos profesionales están buscando la comodidad de trabajar desde casa, al igual que diferentes empresas están dando este privilegio a sus empleados, ya que por un lado los costos económicos se ven reducidos, el poder estar cerca del ambiente familiar es de gran ayuda para el empleado o bien el profesional independiente.

Por tal razón te daremos algunos consejos prácticos para planificar una zona de trabajo en casa sencillo y funcional.

Una oficina para cada actividad

Pensar en el mobiliario de una oficina no es un tema trivial. Bien se trabaje desde la casa u oficina, es sumamente importante pensar en el equipamiento, pues éste debe ofrecer una buena adecuación y adaptabilidad a las tareas que se desarrollan en él. No es lo mismo un mobiliario pensado para un escritor, que para un arquitecto, ya que sus necesidades son totalmente diferentes. Sin embargo, existen una serie de elementos que deberían resultar comunes a cualquier oficina o estudio.

Las sillas de trabajo, junto a la mesa, son los elementos con mayor impacto ergonómico sobre el trabajo de oficina. Sus características constructivas y dimensiones influyen sobre la postura adoptada mientras se trabaja y también sobre otros aspectos como la movilidad del entorno, la facilidad para cambiar de postura y la adaptación a diferentes actividades.

Iluminación y mobiliario

La iluminación como en cualquier otra zona del hogar, es esencial en el lugar de trabajo, debe reunir los siguientes requisitos para su funcionamiento óptimo:

Luz General: una excelente elección es emplear luces fluorescentes. Los focos de halógenos también son eficientes en cuanto a costo y muestran bien los colores.

Iluminación de la pared posterior al monitor o equipo informático: esto es importante para reducir el esfuerzo visual. La luz tiene que estar a la misma altura que el monitor. Para evitar los reflejos, es recomendable colocar el monitor lejos de las ventanas u otras fuentes de luz.

Lámpara de escritorio: una lámpara con abrazo ajustable y un foco de tres intensidades puede resultar muy práctico, ya que permite apuntar la luz hacia donde se necesite y ajustar el nivel de iluminación para que se adecue a la tarea. Se recomienda que los focos de la luz sean tres veces más potentes de lo normal. Es bueno optar por versiones de bajo consumo.

El lugar ideal para instalar la oficina

Es posible que se nos dificulte encontrar el espacio ideal para esta zona, por diferentes razones, una es que la mayoría de las casas construidas en la actualidad son de escasos metros y con pocas habitaciones, sin pensar en el área de estudio, pero esto no debe ser un impedimento para su realización.

Un vestidor grande o un dormitorio extra son excelentes opciones para la instalación de una oficina, que no vaya a recibir visitantes de manera habitual. O bien en la esquina de una habitación familiar, siempre y cuando no moleste el trabajar en un espacio reducido, se puede pensar en colocar un escritorio que se pueda cerrar una vez finalizada la jornada laboral con el fin de optimizar el espacio.

Muchas personas usan por ejemplo la cocina o la sala de estar para encontrar un espacio donde desplegar la oficina móvil.

Equipamiento multifuncional

Tener un equipo de oficina adecuado es esencial, por lo que una computadora y una impresora son piezas claves. Es necesario disponer de suficientes enchufes eléctricos, como las líneas telefónicas dedicadas, son fundamentales para crear la oficina en el hogar.

Dado que muchas casas cuentan con un espacio limitado, se debe pensar en aparatos multifuncionales que prestan servicios de impresión, escaneo, fax y fotocopiadora, todo en uno.

Cuanto más agradable y cómodo resulta el lugar de trabajo mayor motivación para trabajar y disfrutar de la casa.

Elección del mobiliario adecuado

Los muebles que llenen nuestra oficina tienen que ser cómodos, de usos múltiples y móviles para convertirla en un sitio confortable para trabajar. Para ello, hay que estudiar las dimensiones del espacio que se quiere transformar en nuestra zona de trabajo. Elegir muebles que se adapten a dicha zona. No se debe olvidar asignar un lugar determinado para el almacenaje de cosas. Una excelente opción es comprar muebles que puedan cumplir una doble función, como sería espacio de almacenamiento y superficie de trabajo.

La silla debe ser cómoda, el respaldo y asiento deben ser ajustables en altura e inclinación, de modo que los pies toquen el suelo con facilidad. El asiento tendrá una amplitud suficiente. Las de base de ruedas ofrecen una mayor movilidad. Un cojín curvado en el asiento y un buen soporte lumbar contribuyen a aliviar la presión en los muslos y la espalda. Los brazos ajustables hacen más cómodo el trabajo frente a la computadora.

Si bien es cierto que la función de las oficinas está cambiando, no hay que olvidar que el papel de las mismas, como espacio físico sigue siendo relevante por su función de centro de interacción y comunicación entre personas.

Fuente: Revista CasaViva

 

Un cuarto de estudio para los niños

“La primer tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle” María Montessori

Ha llegado el momento en que los hijos entran a la escuela, es tiempo de renovar los espacios que antes eran solo de juego y convertirlos en lugar de estudio, un lugar donde exploren y descubran cosas nuevas.

Si se cuenta en el hogar con espacio para ubicar esta zona en una habitación aparte del dormitorio, perfecto, de lo contrario, no hay problema, hay muchas ideas para ubicarlo dentro el mismo dormitorio sin que esto cause problemas.

Lo principal será contar con adecuada iluminación, en la medida de lo posible ubicá la mesa de trabajo o escritorio de tal manera que reciba luz del lado izquierdo, si tu hijo o hija es surd@ será del lado derecho.

El lugar elegido deberá estar apartado de distracciones. El escritorio, preferiblemente, debe tener una superficie de apoyo amplia. La silla deberá ser cómoda y egonómica, recordemos que los niños están en la etapa de crecimiento y no queremos que sufran ninguna mal formación en sus huesos.

Es importante que sea una zona donde el orden prevalezca, por lo que instalar algún mueble donde guardar los diferentes objetos e instrumentos de trabajo, es ideal, podría ser alguna biblioteca, cajón, módulo con puerta; existe en el mercado gran variedad a escoger y  diferentes presupuestos, o bien lo podrás hacer en casa e incluir a tu hij@ en ese proyecto, le encantará.

Colgar alguna pizarra de corcho o una pizarra acrílica, le será de mucha ayuda a tu hij@, acá podrá tener notas, dibujos, cronogramas, fotos, recuerdos, en fin, evitará que todo se encuentre sobre el escritorio, y así lograrán más orden visual. Además de ser un agregado a la decoración.

No dejés pasar por alto las instalaciones de los aparatos electrónicos, no será seguro que éstos estén en desorden, existen en el mercado resortes donde colocar los cables y así mantenerlos juntos, fuera de peligro.

Los materiales más adecuados para esta habitación serán siempre los naturales, por ejemplo maderas, ojalá en tonos claros, para el escritorio, biblioteca, etc. Si van a usar telas, buscá las de algodón, y si instalan alguna alfombra elijan aquellas que son antialérgicas. Estas recomendaciones van de la mano con la salud de tu hij@.

En cuanto a los colores, optá por tonos frescos y suaves, que no alteren el ánimo del niño ó la niña.

No olvidés que será el espacio de tu hij@, tomál@ en cuenta en todas las decisiones  alrededor de este nuevo lugar, donde su aprendizaje y creatividad seguirá aumentando.