El color ideal en tus paredes

Saber cuál es el color ideal para diferentes estancias es una duda que normalmente tenemos, entre una paleta de colores tan hermosos y numerosos es difícil de escoger, lo importante es conocer las sensaciones que ellos producen y así adaptarlos a cada espacio.

paletacolor3

Podemos dividir los colores en tres tipos dependiendo del ambiente que se quiere dar: pasivos, activos y neutros.

Los colores pasivos o bien colores fríos, como el azul, verde y morado, brindan sensación de paz, frescura y quietud. Es recomendable aplicarlos en paredes de los ambientes privados tales como el baño y los dormitorios.

dormitorioazul1

Los colores activos o cálidos, tales como el rojo, naranja, amarillo, llevan a una mejor socialización entre las personas, por lo que es recomendable aplicarlos en áreas sociales como la cocina, el comedor,  y cuartos de entretenimiento. El rojo por ejemplo logra una gran calidez, los amarillos intensos y dorados emiten creatividad y ganas de trabajar.

cocinaamarilla2

Y los colores neutros, como los grises, beiges y blancos, tienen la característica de combinar con todos los demás. Aplicá los más claros en zonas pequeñas y ganá espacio.

salonneutro1

Con estos conocimientos, también te podrás atrever a combinar colores creando el ambiente que tanto deseas.

Diez consejos para escoger la mejor cabina de baño

1. Ubicación. El espacio donde se coloca la cabina de ducha condiciona la forma de la misma pudiendo optar por una estructura rectangular, circular u ovalada.

2. Color. El estilo decorativo del baño determinará el de la cabina, ya que es posible optar por una cabina con vidrio, perfilería y apliques transparentes o coloreados acorde con el tono del baño.

3. Perfilería. La ausencia de perfiles otorga mayor ligereza visual a la cabina, por lo que es la opción aconsejable para espacios pequeños, mientras que para los grandes se puede optar por cabinas con una perfilería robusta.

4. Puertas. Existen cabinas con puertas corredizas para ganar espacio u oscilantes y, en este último caso, la opción más adecuada pasa por puertas que se abren hacia fuera, para mayor comodidad.

5. Piso. Para el suelo de la cabina se puede optar por pisos de colores, una pequeña tarima de madera, zonas diferenciadas de agua y secado e incluso superficies acordes con el piso del resto del baño.

6. Equipamiento. Hay que tomar en cuenta si se desea una cabina individual o que pueda acoger a dos personas a la vez, que disponga de asientos con disponibilidad de tumbona, con el fin de relajarse.

7. Opciones de baño. Las cabinas de ducha ofrecen una variada gama de posibilidades de hidromasajes, baño turco, sauna, hammam, entre otras.

8. Jets. A mayor cantidad, más posibilidades de uso. Para personas que deseen chorros de agua en partes concretas del cuerpo, existen cabinas con jets especiales para pies u otras zonas.

9. Consumo responsable. Los mandos termostáticos permiten mantener constante el calor del agua y algunas cabinas disponen de grifería especializada para que se pierda la menor cantidad de agua posible, respetando así el medio ambiente y realizando un consumo responsable.

10. Extras de valor. Las opciones adicionales son un plus que convierten el baño en un verdadero placer, así puede disponer de servicios como cromoterapia, sauna incorporado y musicoterapia.

Ahora a escoger su cabina de ducha, disfrute y relájese

El espacio

El espacio es el principal instrumento del diseñador y decorador, como es el lienzo para el pintor, es ahí donde se desarrolla la vida de cada uno de nosotros, por tal razón es tan importante el cuidado que se debe tener a la hora de su intervención. Se dice que son la plástica y la escala quienes logran transformar al espacio como tal, antes de esto sería tan solo un vacío.

La arquitectura y el diseño son quienes configuran el espacio en el que nos movemos, de aquí nacen los diferentes tipos de espacios.

Espacio Físico: es el volumen del aire limitado por las paredes, suelo y techo de un salón. Éste es expresado en forma de metros cúbicos.

Espacio Perceptible: es aquel que podemos percibir a simple vista pero es difícil de cuantificar con solo mirarlo, por ejemplo en un salón con grandes ventanas, el cristal nos permitirá ver más espacio, haciéndolo parte del espacio interior sin que con esto estemos rodeados del mismo.

Espacio Conceptual: va de la mano con el espacio perceptible, se podría decir que es el mapa del edificio, habitación, salón, etc.; que queda grabado en nuestra memoria. Cuando las personas pueden comprender muy fácilmente con su imaginación o con el uso de su memoria el recorrido y desplazarse con soltura, casi sin necesidad de ser guiado quiere decir que el edificio tiene un buen espacio conceptual.

Espacio Funcional: es aquel en el que realmente nos movemos y usamos. Por ejemplo el espacio que ocupa una sala o un comedor.

Espacio Direccional: es aquel donde el punto de atención corre através de un eje longitudinal.

Espacio No Direccional: es donde no existe un recorrido obvio a través del edificio, sino más bien varios de ellos a escoger.

Espacio Positivo: este espacio positivo es aquel que esta concebido como un vació que, posteriormente, será trabajado y contenido para definirse como espacio concreto y crear una particular experiencia arquitectónica o de diseño.

Espacio Negativo: el espacio negativo se crea vaciando un sólido que ya existe. Acá podemos hacer mención a el salón de una casa divido por una pared la cual es demolida y se crea un salón más amplio.

Espacio Personal: es importante tomar en cuenta este espacio ya que cada individuo necesita de él y se debe aplicar a la hora de construir o diseñar. Éste se refiere a la distancia que los individuos de una misma especie guarden entre ellos. Es una zona de confort programada genéticamente.

Podemos decir que el espacio se encuentra definido materialmente por el volumen, sin embargo no siempre coincide con la forma material que lo delimita, variando de acuerdo a tres aspectos:

1. Proporción: Niveles interiores
2. Dimensión Visual: Colores y texturas
3. Dirección: Transparencias

El espacio puede ser definido de acuerdo a su funcionalidad y calidad:

Espacios Servidos: aquellos que son el motivo por los cuales se construyen.

Espacios Servidores: aquellos que complementan la actividad funcional en los espacios servidos.

Espacio Permeable: es aquel que permite que el uso funcional que allí se realice sea enriquecido por otras actividades, siendo flexible al cambio, tanto de mobiliario como de función. Se puede circular en el sin forzar su significado. Por ejemplo una sala, un comedor, un dormitorio.

Espacio Impermeable: en éste, su uso es específico. Es determinante, dimensional y formalmente se accede a él o puede circularse tangencialmente, no através de él. Por ejemplo un baño, una cocina.

En cuanto a la forma del espacio: Esta dependerá de la característica topológica (de lugar) de concurrencia espacial; dependiendo en gran medida del tratamiento interior del volumen (si es articulado, continuo, cerrado o perforado)

El espacio parece concentrarse o dispersarse:

1.-Bidireccional: cuando claramente se establece un flujo entre 2 puntos.

2.-Multidireccional: si se multiplican los puntos de interés hacia los bordes, puede hablarse de centrífugo; si por el contrario el interés del observador se concentra en un foco central puede hablarse de centrípeto o (focal).

• En cuanto a su relación de espacio interno y externo:

1. Espacio cerrado: se percibe como aquel en que las aberturas no constituyen relación perceptiva con el exterior.

2. Espacio abierto: aquel en que la relación son el espacio circundante supera al 50 %, ó si es menor, las aberturas tienen un claro sentido de relación.

En cuanto a su existencia o realidad:

1. Espacio Real: aquel definido ó delimitado, a lo menos por tres paramentos.

2. Espacio Virtual: es aquel que entendemos comprendido entre un elemento y la distancia de atracción ó tensión del elemento.

En cuanto a su acción sobre el individuo:

1. Espacio “Socio-peto”: cuando las direcciones del espacio lo expresan como continente y propenden las relaciones entre los individuos.

2. Espacio “Socio-fugo”: cuando las directrices del espacio expresan tal fluidez que evitan las relaciones entre los individuos.

Es vital conocer estos conceptos para hacer de cada espacio el lugar ideal, es ahí donde vamos a convivir con el resto de las personas, sea nuestra casa o lugar de trabajo.

Ideas para organizar el comedor

El comedor, un espacio para compartir con la familia y amigos, donde pasar un rato agradable, disfrutando de recetas saludables hechas en casa. Acá es donde, luego de llegar del trabajo o la escuela, podemos reunirnos en familia y estrechar aún más esos lazos, donde podemos pasar un tiempo de tertulia, en fin, un espacio especial en cada hogar.

comedor8

Hoy te traemos algunas ideas para que tu comedor sea aún más especial y cómodo.

• Primero, es importante dejar siempre un espacio mínimo de 70 cm entre la mesa y el resto del mobiliario o pared. Por su parte, cada comensal debe tener un espacio mínimo de 60 cm., entre ellos.

comedor1

• Si el comedor está integrado a la cocina se puede separar con un desayunador ó isla como división.

comedor4

• Un recurso para espacios pequeños es integrar la sala al comedor sin que se note demasiado, generando divisiones con revestimientos, con un cambio de colores o de piso para cada ambiente, construir desniveles o ubicar estratégicamente algún mueble que delimite ambas zonas, un mueble bajo, por ejemplo. Distintos elementos divisorios que separen físicamente el espacio pero sin romper la continuidad visual y sonora con el otro ambiente.

comedor2

• Otra buena opción para espacios pequeños es apoyar un lado de la mesa a la pared. Puede ser la cabecera -utilizando los lados para las sillas- o directamente todo un costado.

comedor6

• Con una mesa alargada podés utilizar un banco apoyado a la pared y sillas al otro lado para ganar espacio.

comedor5

• Si el comedor es la primera estancia de la casa, se puede disponer de un pequeño espacio como recibidor. Esto puede lograrse simplemente colocando un mueble bajo en una de las paredes cercanas a la entrada, para dejar llaves, el bolso, etc. También podés incorporar un perchero o un armario exclusivo para abrigos. Para separar este pequeño espacio del salón comedor o living, colocá un biombo, ó un mueble.

comedor7

Decoración del cuarto de baño

[dropcap][/dropcap]
A la hora de diseñar y decorar un baño debemos considerar varias cosas, como por ejemplo el uso de agua tanto caliente como fría,  en la ducha y tina, como en el lavamanos. La instalación de cortinas o mamparas en la zona de la ducha y tina es muy importante para evitar que el agua salte al suelo y se llegue a crear más humedad dentro de esta zona.

Materiales como cerámica, porcelanato, vidrio y materiales plásticos son ideales dentro del cuarto de baño por su facilidad de limpieza, para opacar un poco la frialdad de éstos al tacto podemos colocar alguna alfombra que nos transmita calidez.

En muchas ocasiones el cuarto de baño es una habitación pequeña, por lo que es recomendable crear varios puntos de luz, si se puede, lo más recomendable sería mucha entrada de luz natural ya que el sol además de iluminar, transmite el calor necesario para que esa zona tan húmeda no sufra de enfermedades como son los hongos. También se recomienda colocar un espejo grande para lograr un efecto de ampliación.

Los aparatos eléctricos como luces, calentadores, etc, se deben colocar como elementos fijos evitando el uso de enchufes. Además deben estar colocados a una distancia mínima de la bañera o ducha con el fin de disminuir el riesgo de entrar en contacto directo con estos y sufrir una descarga eléctrica.

Los colores recomendados para el cuarto de baño son los más claros, ya que le darán mayor luminosidad, el blanco es el idóneo, pero por ejemplo un azul claro o celeste o un verde, además de refrescar le transmitirá mucha paz.

Los accesorios podrán tener el mismo color elegido para alguna de las paredes, por ejemplo si ha elegido el celeste, la alfombra, jabonera, bote para los cepillos de dientes, papelera, toallas, podrán ser azules, de esta manera creará un contraste muy agradable.

Las plantas de interior dan un aspecto muy agradable al cuarto de baño, además de transmitir frescura.

Las velas aromáticas además de proporcionar aroma agradable a la zona, son un gran recurso decorativo, y relajante, colocar una pequeña repisa sobre el inodoro por ejemplo, es una buena idea para colocar popurrí o pequeñas piedras blancas.

Lo más importante es sentir ese cuarto de baño más que un lugar adicional de la casa, es posible crear un pequeño spa en él y hacer de éste un sitio de relajación.

Elementos fundamentales de todo baño
• Bañera ó ducha
• Inodoro
• Lavabo(lavamanos)
• Espejo
• Bidé
• Armarios

Accesorios más comunes
• Toalleros
• Portarrollos

• Escobillero

 

 

 

 

 

 

 

La habitación infantil

Las necesidades de los niños son específicas y concretas, diferentes a las de los adultos, por esto es necesario que su habitación responda a ellas para garantizar un adecuado desarrollo.

Es importante, sin olvidar el aspecto estético, la elección del mobiliario y la distribución del cuarto. Y recordemos que todos los niños son diferentes, por lo que se ha de procurar que la habitación se adapte a la personalidad individual del niño. Por otro lado, no podemos olvidar el carácter multifuncional de los cuartos infantiles, ya que un mismo espacio se destina al descanso, el estudio y el juego. Por ende la necesidad de extremar la seguridad al máximo y la conveniencia de ir adaptando el equipamiento al crecimiento del niño.

El recién nacido

Podríamos decir que el moisés es el primer elemento en el que debemos pensar para los primeros meses de vida, es fundamental para su cuido e higiene. Normalmente se sitúa en la misma habitación de los padres, dada la constante atención que requiere el recién nacido. El moisés puede llegar a utilizarse incluso hasta los 6 meses, esto dependerá del niño.

Al finalizar esta etapa se ha de sustituir el moisés por una cuna, donde dormirá aproximadamente hasta los tres años y la cual se puede colocar en la habitación del niño.

Aunque los criterios estéticos y decorativos son importantes a la hora de su elección no podemos obviar los aspectos funcionales y, sobre todo, los concernientes a la seguridad del bebé como por ejemplo:

• La cuna debe ser antivuelco
• La separación entre los barrotes debe estar entre los 4,5cm y los 7,5cm.
• Colocar protectores alrededor de los barrotes para evitar golpes. Este debe estar perfectamente adaptado al mueble y no deben quedar partes sueltas. No se debe sustituir por almohadas.
• Asegúrese de que la pintura de la cuna no esté hecha a base de plomo u otros químicos peligrosos
• El colchón debe caber justamente entre los lados de la cuna, no deben existir grandes espacios entre la base de la cuna y el colchón.
• Una vez que el niño pueda mantenerse de pie, el colchón debe mantenerse en su posición más baja que permita regular el mueble.
• La decoración debe ser lo menos invasiva posible.
• No deben de haber móviles o juguetes con cuerdas o lazos que sean más largos de 18 centímetros colgando sobre la cuna. Hay que quitar todos los móviles una vez que el niño pueda sentarse o mantenerse en pie, porque los utilizará para intentar salir de su cuna.

Es importante además equipar la habitación del bebé con una bañera con cambiador, a una altura tal que no obligue a los papás a doblarse demasiado y que permita sujetar al niño con firmeza. Debemos incluir cajoneras, estantes y contenedores donde guardar sus cosas. Contar con un sillón o silla cómoda en la habitación puede resultar muy útil a la hora de tomar al niño en brazos y para la toma nocturna.

La habitación adecuada

Para niños y adolescentes su habitación se convierte en un espacio privado que, a diferencia del resto de la vivienda, ha de ajustarse a determinadas necesidades para contribuir a su desarrollo. Es recomendable elegir un cuarto alejado de la zona más ruidosa de la casa, aislada del bullicio de la calle y cercano a los padres, puesto que durante los primeros meses tendrán que acudir a él en numerosas ocasiones. Debe ser fácil de ventilar (evitando las corrientes de aire) y contar con buena iluminación a lo largo del día.

Hasta que el niño cumpla los dos años la distribución del mobiliario no es un gran problema, ya que con unas piezas mínimas quedan cubiertas sus exigencias.

A partir de esa edad y para aprovechar al máximo el espacio lo mejor es colocar los elementos principales (cama, armario, escritorio, etc.) en torno al perímetro de la estancia y dejar la zona central para el juego.

El orden en el dormitorio

Es importante mantener el orden y la habitación recogida, esto favorecerá en la capacidad de concentración y atención del niño. Al inicio bastará con una cómoda para guardar la ropa del o la niño(a), dado el reducido tamaño de sus prendas, pero conforme crezca, es más evidente la necesidad de un armario. En este caso será bueno invertir en una estructura de calidad que garantice que pueda ser usada durante toda la infancia y adolescencia.

Para mantener los juguetes en orden, es recomendable los estantes con una altura máxima de un metro, así como baúles que puedan usarse al mismo tiempo de asiento.

De la cuna a la cama

El paso de la cuna a la cama (entre los dos y tres años) supone la primera gran transformación de la habitación infantil. Algunas veces se puede minimizar los gastos comprando en primer momento un modelo de cuna que pueda convertirse en esa primera cama. Pero si no es así, se recomienda que la cama sea de reducidas dimensiones, de manera que quede más superficie para el juego. El colchón y somier deben adaptarse a los cambios de peso y altura del niño.

La zona de juegos

Es importante que sea una zona para divertirse y soñar, el juego es una herramienta para el desarrollo intelectual y físico del niño, por lo que se le ha de conceder la importancia que merece y no caer en el error de considerarlo un asunto trivial que no requiere de un espacio propio.

Éste se ha de ir adaptando según la edad, ya que conforme crece el niño su manera de jugar e intereses también varían. Hasta los dos años se necesita de un área acotada y segura que puede situarse sobre el suelo, y que vendrá delimitada por una alfombra.

Más adelante, será conveniente incorporar alguna mesa y algunas sillas, acá podrá realizar diversos trabajos. Otra práctica opción es pintar la parte inferior de las paredes o alguna zona específica con pintura de pizarra sobre la que los niños podrán dibujar libremente.

Zona para el estudio

A partir de los 7 años el niño va a necesitar una zona de estudio, cuyo ambiente ha de favorecer la tranquilidad y la concentración. La pareja de elementos claves en esta área es la compuesta por la silla y la mesa. Si es posible, las dimensiones de esta última deben estar en torno a los .60 cm de profundidad y los .100cm de largo. Frente a las mesas exentas y en caso de no contarse con demasiado espacio, cabe la posibilidad de recurrir a alternativas como las estanterías voladas o los tableros abatibles. En cualquiera de los casos, el lugar idóneo para su emplazamiento es junto a la ventana, pues, de esta forma, el niño dispondrá de luz natural a la hora de realizar sus tareas. De no existir una ventana, lo recomendable es elegir una lámpara articulada y situarla en el lado contrario a la mano con la que escribe el niño ó la niña, esto para evitar sombras.

La silla, debe elegirse con especial cuidado, puesto que, en gran medida, dependerá de ella que la espalda del niño se desarrolle correctamente ó que sufra algún tipo de problema. Para evitar el riesgo, lo conveniente es una silla ergonómica ajustada a su medida, vale más la salud.

Habitaciones seguras y saludables

Para prevenir posibles contratiempos, es necesario tomar en cuenta una serie de precauciones a la hora de diseñar una habitación infantil.

En cuanto a los materiales, se deben elegir los naturales, higiénicos y fáciles de limpiar. Se deben evitar los barnices y pinturas tóxicas, los elementos textiles (cobijas, alfombras, cortinas, ropa de cama, etc.) deben estar confeccionados de fibras naturales, que no desprenden electricidad estática.

Los enchufes se deben cubrir con tapas y protectores, los cuales deben ser de gran tamaño para evitar atragantamientos. En el caso de ventanas abiertas es importante utilizar tela metálica o barandillas que eviten que los niños caigan al vacío. Las esquinas de las camas y demás muebles provistos en la habitación deben ser redondeadas. También es recomendable fijar los muebles de gran tamaño a la pared para evitar que vuelquen en caso de que el niño intente trepar por ellos.

Nuestros niños son nuestro tesoro, nunca está de más invertir en su crecimiento y bienestar, siempre será una inversión, jamás un gasto.

 

Estilo Nórdico

 

El estilo nórdico o escandinavo , como bien lo dice su nombre, es un estilo decorativo propio de los países escandinavos, Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Nace a principios del siglo XX y se mantiene hasta la fecha, claro, con algunas diferencias. Este estilo se atribuye al diseñador y pintor sueco Carl Larsson y a su esposa Karin Bergöö .

La decoración nórdica es ideal para casas pequeñas o apartamentos; va muy bien con aquellas personas que cuentan con poco mobiliario, o no gustan de espacios recargados.

En este estilo la iluminación es la protagonista, esto se debe a que en los países del norte de Europa la luz solar es escasa y los días cuentan con pocas horas de luz, por esta razón es que se buscan elementos cálidos, donde la luz natural sea reproducida por toda la casa.

Las ventanas son amplias y normalmente no llevan cortinas con el objetivo de permitir entrar toda la luz posible.

Las paredes casi siempre son pintadas de blanco o en tonos neutro, al igual que la mayoría de los elementos que componen la decoración nórdica.

Se suele incluir algún punto de color para dar acento, principalmente en los muebles, cojines, alfombras o algún cuadro. El azul es uno de los más utilizados ya que evoca los pocos días soleados y de verano. Pero cualquier otro tono es totalmente válido.

En cuanto a la parte textil, los tejidos naturales como lana o lino son los más utilizados y los que mejor se adaptan, colores lisos en tonos pastel o delicados estampados de rayas o flores ayudaran a crear una decoración fascinante.

La mayoría de los muebles son en maderas claras tales como pino o haya, o son pintados de blanco, de líneas rectas, y son ubicados de tal manera que no obstruya el paso de la luz, por esta razón los espacios en el estilo nórdico son sencillos, limpios y con pocos adornos.

Un elemento decorativo importante y que no debe faltar a la hora de decorar con este estilo son las lámparas, se utilizan lámparas colgantes y de pie, deben ser sobrias y elegantes, ellas darán esa iluminación tan buscada en momentos que no se cuente con la luz natural.

El objetivo principal del estilo nórdico es brindar un espacio cálido, acogedor y tranquilo, aún teniendo un nublado día afuera.

Estilo Contemporáneo

Suavidad, sencillez, funcionalidad, ambientes amplios, acogedores y luminosos. Todo esto encierra el estilo contemporáneo. Muchas veces confundido con el estilo minimalista, éste es un estilo que te permitirá decorar tu hogar de una manera simple pero elegante y sobria a la vez.

Un estilo que siempre está de moda y se acopla a las nuevas tendencias decorativas, ya que es vanguardista.

estilocontemporaneo1.2

Si  creés que el estilo contemporáneo es el tuyo, conocé más de él:

Es un estilo que le gusta lucir líneas rectas e incluir muebles clásicos y robustos. Esto en el caso del estilo contemporáneo tradicional. Mientras que el contemporáneo moderno se inclina por las líneas rectas y sencillas. Sin muchos detalles.

No esconde mobiliario, más bien lo exhibe, sin recargar el espacio.

Colores: Utilizá tonos neutros, blanco, negro y marrón, en paredes y muebles. Con tonos de acento en pequeña escala, pero muy importantes, en los accesorios. Normalmente éstos han de ser colores vibrantes como naranja, verde, verde limón. Podés  mezclar varios de estos, siempre y cuando no caigás en excesos. Lo importante es que la habitación mantega la simpleza.

Para estos acentos de color podés utilizar, almohadones, jarrones, piezas de arte y plantas.

estilocontemporaneo1.10

Mobiliario: los muebles a utilizar han de ser simples pero sin perder elegancia, en colores neutros, éstos cumplen un papel muy importante dentro de la decoración. En cuanto al material que se usa en éstos, prima el cuero o sus similares. La incorporación del metal en éstos es importante, así como la madera, la cual ayuda a crear calidez en los espacios.

estilocontemporaneo1.11

Iluminación: en el estilo contemporáneo la iluminación es fundamental, en especial la natural, logrando su integración al hogar a través de ventanales, a los cuales podés colocarles cortinas livianas, o bien, persianas, como las enrollables o panel japonés. Si preferís las cortinas, con éstas podrás aportar color y textura al espacio.

estilocontemporaneo1.12

En cuanto a la iluminación artificial, no la podés dejar pasar inadvertida, la iluminación ambiental es fundamental para crear ambientes bien iluminados y confortables. Tratá de colocar luminarias en puntos específicos. Las lámparas de piso son ideales para los diferentes salones, como la sala, acompañando al resto de las luminarias.

estilocontemporaneo1.3

Pisos: éstos han de ser simples, materiales como la cerámica, porcelanato, madera, y si decidís colocar alguna alfombra, que sea para ayudarte a dar textura y color.

estilocontemporaneo1.13

Textura: ésta la podés traer a través de cortinas, almohadones y alfombras. La misma debe ser simple y suave.

estilocontemporaneo1.15

Y que no te falten los accesorios, éstos te ayudarán a darle el toque final a tu decoración y con ellos aportarás los acentos de color. No recargués los espacios con ellos, pocos serán suficientes. En cuanto a los cuadros, deben ser simples y modernos, de preferencia arte abstracto.

estilocontemporaneo1.16

Las fotografías en blanco y negro, sin marco o con marcos simples vendrán muy bien en tus espacios, recordá que éstas inmortalizan los buenos momentos, así que colocarlas en tu hogar es un generador de buenas energías.

Otro aliado en este estilo son los espejos, con ellos también lograrás ampliar visualmente las zonas pequeñas.

estilocontemporaneo1.17

Las plantas son otro elemento importante en este estilo, ya que aportan color, suavidad y vida a las habitaciones.

estilocontemporaneo1.19

Con el estilo contemporáneo disfrutarás de un hogar apacible y despreocupado, donde tu “yo interior” encontrará paz y tranquilidad.

Decoración

La decoración es un arte, a través de él logramos reflejar nuestro estilo de vida, nuestros sentimientos, logramos reflejar quiénes somos y lo que deseamos, es funcionalidad estética. Cuando logramos definir el estilo o los estilos decorativos que nos llenan, logramos darle a nuestro hogar, oficina o centro de negocios un poco mas de nuestra personalidad y con ello sentirnos cómodos y adaptados en nuestro espacio.

¿Cómo empezar a decorar?

Al tomar la decisión de cambiar la decoración o distribución de determinadas zonas o ambientes de la casa, nos encontramos con un mundo de preguntas frente a un vacío de ideas y conocimientos.

¿Cómo reorganizar el espacio? ¿De qué manera distribuir objetos y mobiliario? ¿Qué pisos, colores, texturas o estampados elegir?

Debemos trabajar en una idea decorativa previa al desarrollo del proyecto, así daremos soluciones a estas preguntas, para esto es importante seguir una serie de pasos básicos:

1. Debemos conocer bien el espacio a trabajar, cómo es, con qué contamos, qué disposición tiene. Resulta fundamental adaptarnos al espacio que disponemos y, según lo que queramos, únicamente se consigue partiendo de los elementos físicos que lo forman originalmente. El conjunto total de la obra estará influido por elementos como el espacio y la luz natural, adaptando a ellos (en una etapa posterior) la elección y combinación del color, las texturas, la distribución y ubicación de muebles y objetos, el uso de luminarias, etc.

En esta etapa necesitamos tomar consciencia de cada uno de los elementos que componen el área que vamos a decorar. Debemos tener en cuenta, por ejemplo: las dimensiones del lugar, qué paredes son de carga, cuales son medianeras, si existen escalones o desniveles, dónde están ubicadas las puertas, dónde hay empotrados armarios, sanitarios, chimeneas, interruptores, si tiene humedad o no, dónde están las ventanas, cuáles son las fuentes de luz natural, cuáles de luz artificial, etc.

2. Tener en cuenta nuestros gustos y aspiraciones, podríamos definir la decoración como el proceso de crear ambientes a la medida de quienes los habitan o frecuentan, utilizando para ello recursos estéticos. Para dar con un claro proyecto decorativo necesitamos tener en cuenta cuestiones referentes a nuestra personalidad y anhelos; cómo somos, qué esperamos del espacio físico, qué nos hace sentir bien, cuáles son nuestros gustos personales, nuestras aspiraciones, hobbies, actividades o cualquier otra cuestión relacionada a nuestra manera única de elegir la vida; de ser o sentir.

La decoración no contempla únicamente resultados o recursos estéticos. Posee también un claro compromiso con nuestro bienestar, nuestras emociones y nuestra calidad de vida.

3. Definir usos y necesidades específicos, el buen diseño de un espacio también debe contemplar y tener en cuenta usos y necesidades específicos. Saber, por ejemplo, qué actividades se desarrollan en el lugar, cuales son los usos que hace la familia de él o las costumbres de los integrantes de la casa, qué necesidades físicas existen, cuáles son nuestras prioridades funcionales, etc. En otras palabras, cual es la utilización práctica que necesitamos de o queremos dar a una estancia en particular.

4. Elaborar el concepto decorativo, podemos empezar a definir qué queremos lograr, cuál será el criterio general que desarrollaremos y qué estilo, o estilos, vamos a utilizar. El concepto decorativo es un claro proyecto preliminar que nos permite realizar el trabajo con orden, coherencia y seguridad, aún cuando no seamos decoradores profesionales.

5. Definición de la decoración, en esta etapa empezamos a elegir colores, objetos, texturas, recursos, estilos, etc. A medida que avanzamos en el concepto decorativo, recorremos un camino de elección y definición.

A. Definir la distribución del espacio por medio de las masas (muebles, objetos y elementos decorativos), de acuerdo a usos y necesidades, teniendo presente la circulación.
B. Elegir el color que se va a aplicar en cada zona.
C. Seleccionar las texturas que vamos a utilizar en muebles, superficies y complementos. Entendemos por texturas a la calidad o aspecto físico de cualquier material empleado en la decoración (ej. satinado, rugoso, mate, liso; etc.)
D. Definir la iluminación.
E. Integrar todos estos principios buscando equilibrio por medio del ritmo (líneas, formas y volúmenes).

Manos a la obra, es hora de darle forma a esa idea y convertir ese espacio en su lugar soñado.

 

 

 

 

 

Qué es cromoterapia

Acá te traigo un poco más de conocimiento para que la decoración de tu hogar u oficina sea todo un éxito.

Es importante tener claro cada aspecto decorativo, para que ese gran proyecto, que es tu espacio, sea toda una realidad.

La cromoterapia consiste en la aplicación de colores para lograr efectos en nuestro estado de ánimo. Los colores por sí solos no son quienes nos hacen sentir mejor, es la energía de la luz que éstos reflejan, convirtiéndolos en colores.

Esta terapia, llamada también psicología del color, utiliza ocho colores básicos, rojo, naranja, amarillo, verde, magenta, azul, violeta y turquesa. Éstos utilizados en los marcos que la terapia impone afectan considerablemente los estados físicos y emocionales de las personas.

Cromoterapia en la decoración

Sabemos que los colores influyen de manera significativa en nuestro estado de ánimo, ya sea positiva o negativamente. La cromoterapia trabaja en ese sentido, es un método de armonización y de ayuda a la curación natural de ciertas enfermedades a través de los colores. Los colores ejercen una influencia física, psíquica y emocional de la cual no somos consientes, y por medio de ésta facilita la auto- sanación.

La cromoterapia ha sido muy importante en la práctica de la medicina tradicional de culturas como la china, la india y la griega.

Por las razones anteriores la cromoterapia puede ser gran aliada en la decoración ya que lo que buscamos es armonía, espacios relajantes que inviten al descanso y la tranquilidad, que nuestro hogar o lugar de trabajo sean generadores de vibras positivas.

En baños y dormitorios podemos aplicar el color verde ya que éste es sinónimo de armonía, ayuda a equilibrar el cuerpo y la mente.

El rojo y el naranja son aliados para levantar el ánimo, siempre aplicándolos con cautela, el rojo por ejemplo puede aplicarse en detalles como muebles de cocina o en complementos de la sala de estar, lo que debemos evitar es una sobre estimulación que podría darse por la saturación de este tono.

El naranja aumenta la autoestima y transmite optimismo, no debe faltar en tu salón, por ejemplo en forma de detalles decorativos como cuadros, cojines, jarrones, flores, repisas.

Es importante en esta técnica el conocimiento de los colores complementarios entre sí, para crear armonía en el entorno, por ejemplo:

• Rojo y verde esmeralda
• Amarillo y azul ultramar
• Naranja y azul turquesa
• Violeta y verde vegetal

Esto debe ser tomado en consideración ya que cada color tomará diferente intensidad dependiendo de la tonalidad que esté a su lado.

En general se recomienda lo siguiente:

• Pasillos: deben predominar los colores cálidos.
• Comedor: mezcla de colores cálidos y fríos.
• Estancia: deben predominar los colores cálidos.
• Dormitorios: deben predominar los colores fríos.
• Cocina: mezcla de colores cálidos y fríos.

Si nos referimos a las habitaciones, hay que tener en cuenta la personalidad de quienes vayan a utilizarlas. Si se trata de personas nerviosas o irritables, deberá darse preferencia a matices pálidos y colores calmantes. Si por el contrario tienen que habitarlas personas indolentes y melancólicas, un exuberante rojo o una mezcla de colores brillantes podrá animar su espíritu.

La elección del color para el cuarto de baño es particularmente delicada. El tono del maquillaje puede ser alterado por el reflejo de unas paredes de color demasiado vivo. Si el suelo es de color claro, las paredes y puertas podrían ser de color rosa y dejar los colores vivos para cortinas, toallas y demás accesorios. Si el suelo es de color oscuro, las paredes y puertas podrían ser de color amarillo, y blancos los aparatos sanitarios y demás accesorios.

No podemos dejar pasar la influencia de la iluminación, hay que considerar que la luz tanto natural como artificial puede variar la tonalidad del color, así que antes de aplicarlo en las paredes o como complemento decorativo es importante realizar pruebas previas.