Estilo Minimalista

¿Te gusta el orden, la luz, los espacios libres? Encontraste tu estilo.

Es el estilo del menos es más, su creador, el arquitecto alemán Ludwig Mies Van Der Rohe, al final de los años 30, gracias a sus ideas acerca de las pureza de las formas, en la Escuela de Arte y Diseño de la Bauhaus, en Alemania. Sin embargo, no es sino hasta la década de los 60 que surge como tal, en Nueva York, Estados Unidos, país al que emigra Van Der Rohe debido a la segunda guerra mundial y donde se nacionaliza estadounidense.
En la década de los 70, el minimalismo es cuando alcanza su madurez, contrapuesto a los estilos recargados de la época, por ejemplo el pop art.

Características

• Simplicidad de las formas
• Líneas puras
• Espacios despejados
• Colores neutros
• Equilibrio y armonía
• Funcionalidad

Los espacios han de ser, preferiblemente, amplios, altos y despejados. Todo debe ser suavidad, serenidad y orden. El objetivo del minimalismo es construir cada espacio con el mínimo número de elementos.

En el minimalismo todos los elementos deben combinar, el espacio es el más importante por lo que no se debe cargar, primordiales son las líneas puras y bajas, y la monocromía en paredes, suelos y techos, viniendo a complementar con los muebles.

Colores

El minimalismo se rige por los colores puros, con superficies o fondos monocromáticos, de tonos suaves, predominando el blanco en su amplia gama de variaciones tonales y el crudo. Los tonos tostados o negro, con sutiles toques de color para acentuar detalles y accesorios.

Para lograr contraste se utilizan detalles ornamentales, sin caer en el abuso, uno ó dos objetos serán suficientes.

El detalle de color, en verde manzana o rojo, lo podrá aportar, por ejemplo, una alfombra, almohadones, un jarrón, un objeto único que sobresalga.

Materiales

• Madera: especialmente en pisos y muebles
• Cemento lujado
• Vidrio
• Alambre de acero
• Venecita o azulejo
• Piedras en estado natural

Textiles

Telas lisas, nada de telas estampadas y floreadas. Que aporten frescura e inviten a la relajación. Textiles como lonas o lonetas son las indicadas, en tonos marfil. Las cortinas, almohadones y tapizados deberán seguir la regla de unidad y equilibrio.

Las cortinas, si se tienen, ya que se puede prescindir de ellas, deben ser blancas, de líneas rectas y simples; romanas o roller.

Muebles

Estos deben también seguir una línea simple y funcional, no deben cargar el espacio sino más bien integrarse a él de manera silenciosa.

Paredes

Éstas son lisas de colores claros o revestidas con piedra, ésta como único elemento decorativo. En ellas se debe evitar cualquier tipo de adorno, podés recurrir a un cuadro destacado de arte moderno o a un espejo de líneas simples.

Puntos a tomar en cuenta sobre el estilo minimalista

El minimalismo va muy bien con edificaciones de arquitectura moderna o bien edificios antiguas, siempre y cuando no sean rústicas.

Si querés lograr un ambiente ecléctico podés usar muebles zen o estilo oriental, ambos van muy acorde con el minimalismo.

Si querés romper un poco con lo monocromático podés pintar una pared en un tono más alto que el resto de la ambientación, pero sin ser tonos brillantes o muy alejados de los neutros.

Los espacios altos tipo loft, se acoplan muy bien al concepto minimalista.

El minimalismo va muy bien con las personas ordenadas, ofreciendo un orden estético donde no hay acumulación de objetos innecesarios que perturben la visión. Los espacios minimalistas son para relajarse y disfrutar de ellos.

Iluminá tu sala de estar




Una de las zonas de nuestro hogar donde pasamos, quizá, más tiempo y realizamos gran parte de las actividades cotidianas; donde recibimos a nuestros invitados antes de pasarlos a cualquier otra zona de la casa, es la sala de estar.

Acá nos sentamos con nuestros hijos, pareja o invitados a conversar, compartimos algún juego de mesa, leemos un libro, compartimos una pequeña comida, tomamos una siesta. Es una zona, si se quiere, multifuncional, por lo que la iluminación es especial, ésta no sólo debe ser decorativa sino funcional, así lograremos una sala de estar funcional y confortable.

Normalmente en la sala de estar contamos con iluminación natural que nos brinda el sol durante el día, pero al caer la noche debemos recurrir a la iluminación artificial.

Aquí, unas ideas de iluminación para crear cada ambiente dentro de este espacio.

Antes, es importante saber que los colores van a jugar un papel muy importante en la cantidad de luz que se deba aplicar, si la sala tiene colores oscuros, ésta deberá ser mayor, caso contrario, si los colores son claros la cantidad será menor, así lograremos equilibrio.

-Zona de visitas: la luz debe ser cálida y clara, creando un ambiente acogedor y relajante.

iluminacionsalaestar4

-Zona de descanso: la luz debe ser suave y menos clara, para que ésta no interfiera con el descanso.

iluminacionsalaestar5

-Zona de lectura: la luz ha de ser suave pero no muy oscura, para que no haya que forzar la vista y evitar daños en los ojos. Acá podrías usar una lámpara de pie que tenga movilidad, así la podrás dirigir hacia donde mejor lo necesités.

iluminacionsala6

-Si deseas destacar algún mueble o zona especial: ubica una luminaria apuntando a dicho objeto o zona, será un buen detalle.

iluminacionsalaestar6

-Otra buena opción es usar reguladores de intensidad lumínica o dimmer, esto te ayudará a crear diferentes ambientes.

Elige luminarias y lámparas acorde al estilo de tu sala, esto creara armonía.

iluminacionsalaestar7

Un cuarto de estudio para los niños

“La primer tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle” María Montessori

Ha llegado el momento en que los hijos entran a la escuela, es tiempo de renovar los espacios que antes eran solo de juego y convertirlos en lugar de estudio, un lugar donde exploren y descubran cosas nuevas.

Si se cuenta en el hogar con espacio para ubicar esta zona en una habitación aparte del dormitorio, perfecto, de lo contrario, no hay problema, hay muchas ideas para ubicarlo dentro el mismo dormitorio sin que esto cause problemas.

Lo principal será contar con adecuada iluminación, en la medida de lo posible ubicá la mesa de trabajo o escritorio de tal manera que reciba luz del lado izquierdo, si tu hijo o hija es surd@ será del lado derecho.

El lugar elegido deberá estar apartado de distracciones. El escritorio, preferiblemente, debe tener una superficie de apoyo amplia. La silla deberá ser cómoda y egonómica, recordemos que los niños están en la etapa de crecimiento y no queremos que sufran ninguna mal formación en sus huesos.

Es importante que sea una zona donde el orden prevalezca, por lo que instalar algún mueble donde guardar los diferentes objetos e instrumentos de trabajo, es ideal, podría ser alguna biblioteca, cajón, módulo con puerta; existe en el mercado gran variedad a escoger y  diferentes presupuestos, o bien lo podrás hacer en casa e incluir a tu hij@ en ese proyecto, le encantará.

Colgar alguna pizarra de corcho o una pizarra acrílica, le será de mucha ayuda a tu hij@, acá podrá tener notas, dibujos, cronogramas, fotos, recuerdos, en fin, evitará que todo se encuentre sobre el escritorio, y así lograrán más orden visual. Además de ser un agregado a la decoración.

No dejés pasar por alto las instalaciones de los aparatos electrónicos, no será seguro que éstos estén en desorden, existen en el mercado resortes donde colocar los cables y así mantenerlos juntos, fuera de peligro.

Los materiales más adecuados para esta habitación serán siempre los naturales, por ejemplo maderas, ojalá en tonos claros, para el escritorio, biblioteca, etc. Si van a usar telas, buscá las de algodón, y si instalan alguna alfombra elijan aquellas que son antialérgicas. Estas recomendaciones van de la mano con la salud de tu hij@.

En cuanto a los colores, optá por tonos frescos y suaves, que no alteren el ánimo del niño ó la niña.

No olvidés que será el espacio de tu hij@, tomál@ en cuenta en todas las decisiones  alrededor de este nuevo lugar, donde su aprendizaje y creatividad seguirá aumentando.