Una Mini Terraza…Aprovechá los espacios





Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves.

¿Como aprovecharías una mini terraza?

Es importante aprovechar cada centímetro de tus espacios, sobre todo cuando los metros cuadrados escasean y hay que ser ingenioso para lograr zonas más allá de las internas con las que cuenta tu hogar.

Crea un rincón para el relax.

Un sitio para relajarse y tomarse todo con más calma, es posible; la idea es encontrar ese espacio para crear un rincón para el relax, un lugar donde podés llegar tanto en verano como en invierno, de día o de noche y disfrutar de un libro, un café, meditar, o simplemente sentarte y apagar todo aquello que está haciendo sonido en tu cerebro.  Que la terraza sea pequeña no debería ser una excusa, ya que con un pequeño sofá o con un banco junto a una de las paredes podés crear ese pequeño oasis en el que vendrán muy bien velas aromáticas y una iluminación tenue.

Muebles Multifuncionales.

No todos los muebles son bienvenidos en una mini terraza. Los de grandes dimensiones tienen difícil cabida y no lucirán bien. Además, es preferible que sean multifuncionales para no llenar el espacio de muebles innecesarios. Lo ideal es que sean prácticos y sencillos, acordes al espacio y que incluso te funcionen como opción de almacenaje.

Menos es más.

Por el mismo motivo que no hay que saturar la terraza con muebles, tampoco hay que llenarla de otros objetos decorativos como textiles, jarrones, velas…  No cometas el error de pensar que la terraza es una bodega, porque en ese caso verás reducidas tus posibilidades de disfrutarla y dejarás de pensar en ella como un lugar destinado al descanso.

Las barandas también cuentan.

Como se trata de aprovechar hasta el más pequeño de los espacios disponibles, las barandas se convierten en algo más que un elemento de seguridad. Por ejemplo, podés utilizarlas como soporte en jardineras, lo que sin duda alguna le dará a tu terraza un aspecto natural y hasta productivo.

La perfecta unión entre el interior y el exterior

La percepción del espacio puede ser muy distinta si unís el interior con el exterior. Es el caso de una cocina que da a la terraza sin  barreras de separación físicas o visuales, con espacios diáfanos que dejan pasar la luz natural y permiten ver lo que hay tanto dentro como fuera sin dificultad. La terraza se convierte en una prolongación de la cocina y da la sensación de un mayor espacio y aprovechamiento de luz natural.

¡Aprovechá el fin de semana y empezá a diseñar tu pequeña terraza!

Ricardo Chaves

Un espacio diseñado pensando en vos

La tienda en línea FacilDecoracion.com, fue pensada y diseñada especialmente para vos y tus espacios.

Llegamos hasta la puerta de tu hogar u oficina, decíle adiós a las presas.

Trabajamos seleccionando los mejores productos para que decorés los espacios de tu hogar, comercio u oficina, y además productos para que los luzcas en tu cuerpo.

La mayoría de las piezas y accesorios que ofrecemos son de diseñador, únicas y exclusivas, productos 100% calidad costarricense, porque valoramos el trabajo de nuestros artistas, diseñadores y artesanos.

Te invitamos a visitarla https://tienda.facildecoracion.com/, y conocer más de todo lo que en ella ofrecemos para vos.

¡No perdás la oportunidad de obtener calidad y exclusividad en tu decoración!

Contamos con la plataforma de pago del Banco Nacional, autorizada por VISA y MasterCard, la manera más segura de obtener todo lo que deseas.

Estilos que trascienden…LuisXV y LuisXVI





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca.

Al recorrer tiendas y centros comerciales, además de algunos hogares que ya tienen incorporados en su decoración muebles con estilos marcados, he encontrado algunos errores que son muy comunes a la hora de nombrar las piezas icónicas de épocas pasadas que todavía nos enamoran.

Y es que es importante reconocer que estilo estás utilizando en tus espacios, y  entre cuales es correcto fusionar, para no caer en errores y evitar que los espacios  luzcan en desequilibrio.

Para no abarcar muchos años de historia y precedentes que en este momento no son relevantes, iniciaré con los muebles LUIS XV o ROCOCÓ (Movimiento artístico que nació en Francia entre 1730 y 1770), para esta época de la historia la sociedad se había inclinado por lo sensual, refinado, superficial y sin influencias religiosas; sus líderes, por supuesto, serían los máximos exponentes debido a su poder económico.

Rococó viene de las palabras “rocaille” (piedras naturales y conchas) y “baroque” (barroco), ahora tiene más sentido ver el diseño de los labrados en la madera de los muebles. Este estilo se llena de curvas, diseños entrelazados por medio de conchas de moluscos, a la vista son muy ligeros y suaves, el estilo de las patas que se denominó CABRIOLÉ, es una de las características que no se debe confundir.

 

Estos periodos de tiempo fueron casi fugaces al ver su corta duración y debido a la inestabilidad política y económica que ellos mismos iniciaron.

Después del movimiento anterior se desarrolló el estilo LUIS XVI o NEOCLÁSICO, para esta época hubo una influencia indiscutible debido al descubrimiento de ruinas de las antiguas ciudades de Pompeya en Nápoles, Italia (1738) y Herculano (1748), dos descubrimientos de la belleza urbana de la antigua Roma, encontradas casi intactas al ser cubiertas por ceniza del Vesubio.

Se retoma lo imponente y limpio de la arquitectura descubierta y se traduce a la decoración y diseño de muebles donde predominan las líneas rectas, un gusto por la simetría y sobriedad. Con respeto al diseño de las patas: son rectas, de base cuadrada y representando las columnas de los templos romanos.

El diseño, claro está, evoluciona y hoy podemos encontrar piezas donde se mantiene la línea pero se combina con nuevas tecnologías y textiles, dando como resultado un estilo renovado pero sin perder ese espíritu enérgico y refinado de la historia.

Roberto Fonseca

Open Concept y los espacios diáfanos. ¡Fuera tabiques!





Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis

La arquitectura es una disciplina viva al servicio de la sociedad. Por este motivo, los diseños se van modificando a lo largo de los años, al igual que cambian las familias y la manera que tenemos de estar en la casa.

Cada época tiene su concepto y el del siglo XXI está claro, los espacios diáfanos.

Lejos quedaron las viviendas compartimentadas. Hoy el tabique es el enemigo a batir y es por eso que no hay reforma que no se desprenda de ellos en aras de lo que conocemos como Open Concept.

En este tipo de proyecto, el decorador tiene que tener muy claro si los tabiques son distribucionales o son los denominados tabique madre, cuya demolición podría afectar a la estructura de la vivienda, por lo que habría que sustituirlo por una viga de resistencia o un pilar reforzante. A esta actuación se le considera una obra mayor y quizás nuestro trabajo como interiorista debería de estar apoyado por un arquitecto técnico.

Aclarado este punto, ¿quién no recuerda los famosos Lofts que nacieron en las antiguas fábricas reconvertidas en viviendas tan de moda en las calles de NY?

Acá arranca el concepto de esta tendencia, viviendas compuestas por espacios abiertos y multifuncionales.

Pero si admirar esos bellos espacios en tanto metraje era un deleite, lo realmente innovador de nuestro siglo es adaptar este concepto a los apartamentos pequeños en los cuales la mayoría de nosotros habitamos.

Con la eliminación de los tabiques, descubrirás una grata transformación de tu casa.

La luz fluirá, ya que los muros impiden la circulación de la misma. Toda la vivienda parecerá mucho más grande y ningún lugar quedará oscuro. El abrir los espacios, no significa que estos no posean sus propias características. En la visual todo estará unido, pero mediante diferencias en el pavimento, en la pintura, en los materiales, conseguirás dar personalidad a cada estancia.

Espacios versátiles, que se puedan transformar con facilidad. Podés separar los ambientes con puertas corredizas para que estos sean abiertos o cerrados según te convenga. En los espacios que puntualmente querás cerrar como es la cocina, podrás hacerlo con puertas vidriadas o translucidas, que te permitirán ver lo que dentro de la cocina ocurre y que la luz llegue a la misma.

Limpieza visual, orden y claridad. En este tipo de interiorismo hay un fluir de la luz y de los diferentes espacios. Con la eliminación de los tabiques dejarás que la vista disfrute sin interrupciones de habitaciones agradables, amplias y ordenadas. Con un golpe de vista, visualizaras toda la casa, esto te obligará a esforzarte en mantener un mayor orden en ella, apoyándolo con una decoración sobria, poco recargada y sencilla.

Y la amplitud de los espacios, se conseguirá, eliminando los tabiques y las puertas batientes, ganando así en metros cuadrados.

Este estilo abierto, siempre genera un poco de dudas en la búsqueda de las zonas de mayor intimidad como son el dormitorio y el cuarto de baño. Podés cerrarlos visualmente sin recurrir al tabique físico convencional. Las medias paredes, las estanterías, los módulos de Pladur, los grandes biombos, las telas a modo dosel, los paneles japoneses, compuestos por tablillados de madera y papel de arroz o el uso del Paves sobre todo en el cuarto de baño, son recursos que te  ayudarán rápidamente a conseguir esta ambigüedad entre lo privado y lo público.

El vivir en un espacio pequeño no tiene por qué ser un inconveniente, ese es el reto para el Interiorista conseguir que sea cálido, personal y acogedor.

Así que: ¡abrí tu casa, eliminá los muros y permití que la luz sea la fuente transformadora de todo!

Ana Markessinis

 

 

Decoración con Zócalos





Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves

Antes que nada: ¿Qué es un zócalo?

Podemos decir que es una línea horizontal que puede tener diferentes acabados, con el que se adorna o protege la parte inferior de una pared o bien puede ser usado en diferentes elevaciones, y a la vez divide la misma.

La decoración con zócalos se vincula muchas veces con épocas pasadas, pero en la época actual es totalmente válido aplicándolo en los estilos en boga, este detalle es un elemento hermoso en la decoración, y además, es funcional; se puede personalizar tanto en colores, figuras, como con diferentes materiales. Ahora podés conseguir una gran variedad de zócalos hechos de maderas naturales, papel tapiz, así como molduras en espuma de poliestireno.

Sin duda el uso de zócalos es una buena oportunidad para estimular tu imaginación de una manera creativa usando pintura y materiales para lograr resultados que inspiren, principalmente en habitaciones para los más pequeños de la casa. Además, este elemento de decoración puede usarse en cualquier espacio en tu hogar, desde un baño, sala, comedor, cocina, hasta en las escaleras.

Combinaciones interesantes…

Sin duda hay muchísimas opciones de uso en zócalos y se aumentan cuando se combinan elementos como:

Madera (función de moldura) en la parte inferior mezclado con papel tapiz en la parte superior, el resultado será muy interesante y las opciones podrían ser infinitas.

Pintura sin límites definidos, podés utilizar colores de temporada o pintura para pizarra. Esta es una buena opción para los niños, ya que tendrán la oportunidad de ser creativos y plasmar sus ideas.

Zócalos con líneas para un efecto visual de altitud. Para lugares con cielos altos podés cubrir un área de dos tercios de la pared, esto hace que el cielo raso se vea más bajo por la altura del zócalo. Además, podés combinar los mismos colores en el cielo y en el zócalo.


Los zócalos no son piezas que se diseñan SOLO para ser colocados en la parte inferior de las paredes, se podría colocar en la totalidad de estas…. ¿Te atreverías a hacer algo diferente?

Ricardo Chaves

La Psicología en el Diseño Interno





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca.

Este es un artículo con un tipo de información distinta, voy a exponer otra perspectiva del diseño que no se menciona a menudo, pero siempre está presente.

Se habla de cómo los colores afectan nuestras emociones, como las plantas generan relajación en el ambiente o como las texturas de paredes y textiles producen sensaciones. Todo este arte de combinar diferentes elementos, unos concretos y otros más abstractos; se debe al efecto psicológico del espacio que nos hace comportarnos de varias maneras: con otras personas o en privado, cómo utilizamos los muebles, accesorios decorativos, iluminación, en fin, como afecta nuestra conducta, y muy importante, como nos movemos dentro de las áreas del hogar, ya que todos tenemos formas distintas de hacer las mismas cosas.

Te habrás preguntado, ¿por qué en los bares o restaurantes, muchas veces, las sillas son bonitas, pero no tan confortables?, ¿por qué las casas que tienen las cocinas totalmente separadas de los otros espacios generan más trabajo y tienden a ser más privadas?, ¿por qué una biblioteca es tan sobria?

Estos efectos no son al azar, desde hace muchos años se analiza como el ser humano percibe su entorno y como éste lo hace comportarse de una manera determinada; como te comenté en el párrafo anterior: los restaurantes y bares necesitan ser visitados por clientes, que consuman y se retiren para dar espacio a otros clientes y así generar el flujo de caja necesario para mantener el negocio, para estos comercios no es rentable que cuatro personas permanezcan en el restaurante por horas si  no están consumiendo, por lo que utilizan un  mobiliario que apuesta por el color y forma en mayor manera que por comodidad.

La cocina, muchas personas aseguran que es el alma de la casa. Una cocina que tenga un solo acceso y esté delimitada por paredes completas se convertirá en un área de trabajo, al permanecer ahí se enfocará en realizar una tarea determinada de preparación o limpieza, te podés distraer con un televisor o radio,  a menos que la cocina sea muy grande, varias personas no podrán permanecer ahí por mucho tiempo; ¡pero!, si la cocina está integrada al comedor o sala, las conversaciones van y vienen mientras se preparan los alimentos, si tenemos una barra para desayunar en lugar de una pared para separar los espacios, la interacción  con familiares o amigos será mucho más positiva.

Universidades y escuelas de arquitectura han abarcado este tema y todos concuerdan en un punto: el efecto del espacio siempre debe ser en positivo, y generar felicidad.

 La propuesta es que: aunque haya un estándar de distribución de muebles, color e iluminación, siempre se debe organizar el espacio para vos, pensando en lo que te hace feliz. Por ejemplo: una persona introvertida usará el espacio para disfrutarlo en privado con áreas de lectura, descanso, posiblemente colores menos intensos, una persona extrovertida hará espacios para conversar con varios asientos, colores fuertes y espacios para varios invitados.

Un espacio público como una biblioteca tiene un fin determinado, que es el estudio y lectura, no hay nada nuevo con esto, pero entonces vamos a la intención del diseño, debe ser calmada, bien iluminada, sin distractores para permitir concentración y en este caso si debe haber una intención de mobiliario y sectores más confortables ya que se permanece más tiempo sentado estudiando o de pie buscando información.

Como recomendación y ejercicio, te invito a estudiar los espacios de tu hogar, a observar los detalles que pueden hacer que todo cambie, por ejemplo: si hay un área de la casa que no se usa o es poco atractiva, atrevéte a cambiarlo, eliminar lo que no es bello o funcional(W. Morris, Arts & Crafts) y dar nueva energía, si querés hacer que tus invitados se separen menos y conversen más, podés agregar unos cuantos asientos como taburetes o sillas sencillas para que la conversación crezca con más personas en un punto determinado de la casa. Cambiando el color de una pared que reciba luz natural de una ventana por algún tono cálido, harán más confortable el espacio, y si lo querés más sobrio utilizá un tono frío.

Siempre habrá tendencias y modas, pero el espacio es tuyo, para mí, como diseñador, es indispensable que el espacio y la personalidad del cliente se conecten, que el diseño de tu hogar hable por vos.

Roberto Fonseca

Decoración Feng Shui…El fluir del Chi, tu energía vital.




Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis.

Hace cinco mil años, los antigüos chinos quisieron descubrir en que entorno el cerebro era más feliz y así desarrollaron una disciplina llamada Feng Shui que literalmente significa: Viento y Agua.

Este método, equilibra los cinco elementos básicos: madera, fuego, metal, tierra y agua. Estudia el flujo energético para lograr una ocupación consciente del espacio.

Toda nuestra energía vital se denomina Chi, la cual se ve modificada según la disposición del espacio y la orientación de los objetos ubicados.

La decoración en el hogar ocupa un papel fundamental ya que tu casa, es el templo donde se recargan tus energías, así que es muy importante encontrar el equilibrio entre todas las habitaciones y los objetos de las mismas.

Estos puntos son vitales para decorar una casa bajo la energía Feng Shui:

La luz: Es importante la entrada de luz solar, ya que es un generador natural de energía. Evita espacios cerrados y oscuros.

Los colores: La pintura de las paredes, a base de colores fríos donde incida la luz natural y los colores cálidos donde exista mayor oscuridad. Deben mantenerse limpias y eliminar las manchas de humedades. En los objetos, puedes concederte el contaste a través de colores más brillantes y fuertes: naranjas, rojizos, terracotas.

Adornos de la casa: Evita coleccionar antigüedades ya que arrastran el historial energético de las personas que han poseído estos objetos. Es importante no conservar objetos inútiles y aprender a desprenderse de ellos.

El orden: muy importante. La casa ordenada y limpia favorece el flujo de las vibraciones positivas.

Las plantas: naturales con flores coloridas atraen la alegría.

Los aromas: purifican el ambiente, quema un poco de incienso o mirra. Puedes introducir las esencias de romero y lavanda mediante humificadores. Hay que destacar la importancia de las velas tanto las aromáticas como las normales. Fuego como elemento renovador.

La música: a través de objetos que cuelgan del techo. Los móviles de cuarzo o de caña de bambú resonarán en el interior de tu vivienda consiguiendo conectarte con tu lugar de paz interna.

La disposición del mobiliario en las diferentes habitaciones.

El recibidor: es el punto más estratégico de tu casa, es donde empiezas y cierras tu día. El tamaño no importa, éste debe de ser acogedor. Luces a través de lámparas de sobremesa, ayudan a dar calidez. Plantas y cuadros alegres. Los espejos que son tan importante en el Feng Shui deben de estar en el vestíbulo, pero nunca delante de la puerta.

Sala de estar: El mueble principal de este espacio es el sofá, el cual será ubicado en la pared más amplia y sólida de la habitación, separado de la misma. Si hubieran varios, lo ideal es que los dispongas en forma de U o L, para generar una conversación fluida entre las personas.

Comedor: las mesas redondas, sobre todo la principal y junto a ella, un gran espejo donde los comensales puedan reflejarse en él. Materiales que configuran los cinco elementos: madera, metal, lonas y telas naturales que nos acercan a la tierra en textura y color. Plantas que oxigenan tu vida y el agua mediante una fuente artificial que te recuerde tu constante fluir.

Estos espacios son considerados espacios Yang, público, por lo que en ellos debe de disponerse todo lo tecnológico, pero a la vez que no sea el  protagonista del espacio.

La cocina: lugar de encuentro, alegre y serena. Colores verde o gamas tierra. Y llenarla de productos frescos como las frutas, verduras y semillas que simbolizan el origen.

Dormitorio: La cama apoyada en una pared sin ventana e intentar que los pies no apunten hacia la puerta. Eliminar o apagar los elementos tecnológicos. Descansar sin interferencias es vital. Es considerado el espacio Ying, lo íntimo.

Baño: Es de gran importancia por su vinculación con el agua. Si se pudiese, ubícalo lo más separado posible de la cocina. Con luz natural. Es necesario que transmita limpieza, calma y confort, por lo que es indispensable que esté ordenado y con pocos elementos. Las plantas vuelven a ser una prioridad. Y aunque suene muy obvio, mantén la puerta y la tapa de la taza cerrada.

 Pasillos y Corredores: despejados de muebles y objetos. Son los espacios más liviano de ornamentos, hay que dar campo para que todas las energías fluyan por él.

Observa a tu alrededor y piensa que decorar es mucho más que crear ambientes bonitos, es lograr que el cerebro esté programado para sobrevivir, se relaje, se sienta seguro y en paz con el entorno.

Las cosas bellas, generan hormonas neurotransmisoras que te harán sentir mejor.

“Cambia de vez en cuando los objetos o complementos de sitio, te sacará mentalmente de tu zona de confort y serás más creativo.”

Ana Markessinis

 

 

 

 

La mejor opción de pisos para tu proyecto





Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves.

¿Cuál es la mejor opción de piso para mi proyecto?

Elegir piso es una decisión muy importante, ya que es el elemento que más va a marcar el estilo que queramos darle a nuestro hogar, oficina o trabajo. Entonces, si es tan importante, ¿Qué debo hacer para no equivocarme al comprar?

Primero lo primero:

Estimar el presupuesto disponible para la compra.

Tomar las medidas de los espacios donde se instalará el piso

Ahora con lo anterior definido te ofrecemos los siguientes consejos para que la elección sea la mejor opción:

 Definir el estilo que deseas en el espacio: ¿te gusta lo tradicional o  lo moderno? Es importante tener claro el sentimiento deseas transmitir en el espacio.

Tomar en cuenta las características del espaciosi es un espacio pequeño y querés que visualmente luzca más grande, buscá colores claros, pero si querés el efecto contrario podés utilizar colores más oscuros.

Los elementos presentes en el espacio: ¿El cielo raso es brillante o mate? ¿Las paredes tienen pintura mate o satinada? Esto te ayudará a definir si debés buscar pisos brillantes u opacos,  mi consejo es no agregar mucho brillo, si el cielo raso ya es brillante no coloqués pisos brillantes. Ya que surge un efecto de espejo entre si, y ésto no es beneficioso. Además es importante tomar en cuenta, también la cantidad de luz con la que se cuenta, si tu espacio cuenta con una fuente de iluminación natural muy amplia se producirá el mismo efecto que con el cielo raso brillante.

Calidad ante todo: encontrarás infinidad de opciones y precios en el mercado, pero recordá ” el piso es una inversión para muchos años” así que si conseguís una oferta de un piso con baja calidad te vas a arrepentir en menos de uno o dos años (¡No botés tu dinero!).

Características claves que debés buscar a la hora de comparar:

Calidad: un producto que no es de calidad es sinónimo de problemas, ¡evitálo!

Mantenimiento: es fácil, se debe invertir después de algún tiempo…

Resistente a golpes, rayones, agua, bacterias.

Respaldo / garantías: asegúrate de comprobar todo lo que te dicen.

Precio: tener claro el monto que tenés disponible.

Instalación:es compleja, rápida, días necesarios, otros materiales.

Servicio de instalación:si la empresa puede instalarlo y darte garantía a un precio razonable, aprovéchalo! así te ahorrarás preocupaciones.

Asesoría de calidad: no hay nada más valioso que una asesoría personalizada y objetiva (no es vender por vender) que te ayude a resolver todas las dudas que tengás.

En el mercado hay muchos tipos de materiales: madera, cerámicos, porcelanatos, laminados, vinílicos, entre otros, así que visualizá lo que deseas sentir cuando tus pies descalzos toquen el piso al despertar, una sensación fría o cálida, lisa o áspera… Son muchas cosas en las que tenés que analizar a la hora de adquirir estos productos.

Los pisos pueden darte una sensación de profundidad o de anchura, dependiendo  de como los coloqués, si sos de las personas que le gusta lo atrevido y diferente podés aplicar los pisos en las paredes, con esto lograrás un resultado creativo y decorativo, además de bajo mantenimiento ya que con ésto te evitarás pintar la pared.

 Ricardo Chaves

Vestíbulos…la primera impresión de tu hogar.





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca.

Hay muchas preguntas que surgen acerca de este espacio que algunos hogares tienen y otros no o al menos no definido totalmente, porque un pasillo de entrada puede aprovecharse de igual manera.

Algunas dudas que posiblemente te has planteado:

                ¿Qué pieza de mobiliario se coloca en un recibidor?

                ¿Cuáles colores utilizar?

                ¿Será mejor flores, cuadros o espejos?

Primero que todo el vestíbulo es la primera impresión de tu casa, como la portada de un libro que nos cuenta de que se trata la historia que vamos a recorrer, por lo tanto es indispensable que haya un hilo conductor entre todas las áreas sociales, con esto me refiero a utilizar la misma paleta de color, el acabado entre muebles de sala, comedor y del recibidor deberían ser el mismo o con diferencias que se complementen entre sí,  algo que es muy importante es la repetición de elementos, por ejemplo si te gusta los jarrones podés incluirlos al igual que cuadros o flores;  las flores y decoraciones lineales como espigas, bambú u otro tipo, suelen ser ligeras, hay que tener en cuenta de la posición de la puerta y las corrientes de aire, no querrás estar recogiendo piezas quebradas de vidrio o cerámica a cada momento que abrís la puerta de la casa.

Te voy a presentar diferentes estilos con los que se pueden lograr composiciones elegantes, atractivas y de bajo costo, de manera que las dudas que tengás sean aclaradas y podás empezar tu proyecto de renovación de la entrada de tu hogar.

Estilo ecléctico:  combina varios estilos en uno como lo es el rústico, industrial y algunas veces hasta étnico (según la piezas que querás combinar) es muy acogedor e incorpora piezas con texturas como madera, tejidos, cerámicas y algunas piezas de acero. Hay que tomar en cuenta el espacio entre la puerta y la pared para escoger la mesa tipo consola que te puede funcionar.

Bases de vidrio con floreros y algún tipo de estructura restaurada para hacer una lámpara combinarán perfecto. Cuadros o fotografías antiguas serán perfectas para completar la composición vertical con la horizontal.

Otra tendencia muy válida es el blanco y negro como paleta base para toda la decoración, combinando algunos acentos con otros colores o texturas. Se puede realizar de varias maneras según la iluminación del recibidor; por ejemplo, si la luz natural es escasa, recomendaría utilizar más blanco para ampliar y reflejar la luz de las ventanas cercanas, además de generar un efecto relajante al abrir la puerta y percibir la tranquilidad de las formas en color blanco; de lo contrario se puede acentuar estas formas y texturas utilizando negro en mayor cantidad si existe una buena iluminación, ya que espacios con poca luz y decoración oscura tienden a ser un poco triste y reducir el espacio visualmente.

Algunas distribuciones de casas tienen por entrada un pasillo lo suficientemente largo para crear otro espacio funcional del hogar, por ejemplo, colocar un perchero, una banca y un mueble auxiliar con cajones harán un lugar perfecto para terminar de prepararse a la hora de salir, también recomiendo utilizar las paredes con cuadros hechos con tela y espuma delgada, se puede hacer un juego de 6, 9 o la que te guste más, usando diferentes tamaños; antes de colocarlos cortá piezas de papel del tamaño de los cuadros o espejos que deseas colgar para estudiar la distribución y las proporciones, las piezas de papel se pegan con cinta adhesiva para pintar (la de color azul en las ferreterías) para no dañar la pintura, luego de confirmar las posiciones podés continuar con la instalación de los sistemas para colgar.

Quiero comentarte algunos detalles importantes: considero que no es recomendable colocar fotografías familiares o personales (estas son mejor para la sala o dormitorios por motivos de privacidad), también hay que tener cuidado con la decoración para no colocar piezas incómodas o muy grandes que puedan producir incomodidad al entrar o accidentes por puntas afiladas, ramas que se puedan enredar con la ropa.

Importante también es aprovechar la parte inferior, muchas veces se deja vacía, pero con una planta o canasta para sombrillas se complementa toda la pared y se puede hacer una gran entrada para vos y tus invitados.

Para terminar, te presento un pequeño esquema con el que podés guiarte respecto a las dimensiones y distribución de una mesa para vestíbulo, no es una regla, hay muchas posibilidades según presupuesto, gustos y lo más importante, la creatividad.

 

Roberto Fonseca