Tus espacios con la regla 60-30-10




Decorar no se trata solo de encontrar los colores y objetos que te gustan y ubicarlos en un espacio, siempre será importante que impregnés éstas zonas con tu sello personal, pero con equilibrio y armonía.

Para esto existe la regla 60-30-10. Ésta, es aplicada por la mayoría de nosotros, los decoradores y diseñadores de espacios. Con esto se encuentra la medida perfecta para que los tonos queden equilibrados en el espacio donde serán utilizados.

Hoy queremos compartirla con vos, es muy práctica a la hora de decorar un espacio, con ella lograrás una zona vital repleta de armonía, donde tu “yo interior” logre equilibrio con tu ser externo.

Se trata de buscar un color primario o dominante y colocarlo en el 60% de la habitación elegida, un color secundario, del que aplicarás un 30% y un tercer color para detalles, para dar acento en el espacio, de éste, será 10%.

regla603010.14

Generalmente el color dominante o primario se aplica en las paredes, ya que éstas son las que ocupan la mayor cantidad del espacio, pero también podés pensar en el piso, techo y cortinas, si cumplieran con el 60% del espacio.

Éste, normalmente, es un color neutro, logrando con esto mayor número de combinaciones, o bien, una decoración más tranquila y relajada, pero si tu espacio requiere de tonos más brillantes, podrás hacerlo también, siempre y cuando el secundario y el de acento sean tonos más neutros, para no desequilibrar el ambiente.

regla603010.13

El color secundario deberás aplicarlo al mobiliario, alfombras, cortinas, o cualquier otro textil. Sólo asegúrate que cubra el 30% de la habitación.

regla603010.15

Y el tono de acento ubicálo en accesorios, ya que lo que necesitarás de él es el 10%, claro está, será un color muy importante, porque es el que le dé el punto y final a tu decoración. Acá lo podés utilizar en almohadones, adornos, cuadros, velas, macetas. Éste podría ser perfectamente el color más llamativo de los tres.

Por otro lado, éste será un color que podés reemplazar con más facilidad, renovando así de manera fácil y económica tus espacios.

regla603010.7

Dependerá del ambiente que querás lograr en tu espacio, de acuerdo a los colores que elijás, si querés lograr un ambiente alegre, tranquilo, elegante, femenino, varonil, moderno, juvenil.

regla603010.4

Conocé más del color:  http://facildecoracion.com/2014/01/06/el-color-en-la-decoracion/

Equilibrio en tus espacios vitales 2

Idea #2 Ecos Visuales

Crea ecos visuales a través de la repetición:

  • Una idea muy simple, práctica y con la que lograrás que tu espacio encuentre total armonía para tu “yo interior”, es colocar un par de lámparas idénticas a los extremos de una mesa.
  • También lo podés lograr con un par de floreros, o cualquier otro objeto decorativo.
  • Explorá otras opciones para colocarlos, además de una mesa, podría ser a los extremos de la habitación.
  • No olvidés que la combinación de colores siempre será muy importante, así que hay que tener cuidado a la hora de escogerlos.

Equilibrio en tus espacios vitales 1

Para que tu “yo interior” se encuentre en total armonía con lo que le rodea, debe existir equilibrio, sucede exactamente lo mismo con la decoración de tu hogar u oficina.

Idea #1

Ecos Visuales

Crea ecos visuales a través de la repetición:

• Una forma muy simple de hacerlo es, colocando cojines del mismo color, o colores complementarios, de tamaño y figura iguales en los muebles de la sala de estar.

 

El equilibrio en la decoración

Nuestro objetivo, a través de ésta, tu página, es lograr que consigás serenidad, paz y energía positiva en tu hogar, por eso,  temas como este, queremos compartirlos con vos.

Para que nuestra vida este en total armonía con lo que nos rodea, debe existir equilibrio, es exactamente lo mismo con la decoración de tu hogar u oficina.

Podés colocar muebles y objetos de calidad, muy finos y caros, pero si éstos no se encuentran en equilibrio, difícilmente ese espacio se vea y sienta bien. La decoración debe estar equilibrada visualmente para lograr espacios llenos de armonía.

Y, cómo lograrlo, es sencillo, repitiendo formas geométricas dentro del diseño, así lograrás un balance en el espacio, armonizando el conjunto.

Podemos crear ecos visuales a través de la repetición, por ejemplo una serie de accesorios de iluminación idénticos en habitaciones contiguas.  En una pared un tríptico de arte colgando, del mismo color. A nivel estructural, podés escoger una pared y crear varios nichos del mismo tamaño o forma.

Ó bien, tan simple como colocar cojines del mismo tamaño y figura en los muebles de la sala, un par de sillas auxiliares idénticas.

También podés hacerlo con floreros idénticos colocados en dos esquinas del mismo salón.

Hay que tener cuidado de no sobrecargar el espacio porque esto  producirá un desequilibrio.

Escogé figuras geométricas, por ejemplo círculos y rectángulos, acompañadas, equilibran su forma, dando simetría y balance.

Los ángulos y bordes afilados producen un efecto de ansiedad y nerviosismo en las personas, por lo que se debe tener cuidado con los objetos que los tengan, podés equilibrarlos con otras figuras geométricas o detalles decorativos con formas sinuosas y delicadas.

Los colores son vitales a la hora de dar  equilibrio al espacio, por eso hay que ser cuidadosos a la hora de aplicarlos y escogerlos. Recordá utilizar las combinaciones adecuadas de acuerdo al estilo y a lo que lo rodé.

En fin, no hace falta gastar mucho dinero para lograr el equilibrio en la decoración de tu hogar. Con imaginación y algunos objetos lo podrás obtener.