Ideas para colocar cuadros

A la hora de colgar una obra de arte en la pared lo que cuenta en primer lugar es la naturalidad y el gusto. Es bueno saber que aunque hay libertad para colocarlos existen diferentes consejos que ayudarán a guiar para que la idea que se tiene en mente sea genial y no termine en fracaso.

• Los cuadros grandes deben ubicarse en el centro de un espacio vacío, para que resalte y su tamaño no tenga un efecto recargado en la totalidad del salón donde se encuentre.

• Los cuadros medianos es recomendable que la altura de la base no esté a menos de 1,5 metros del suelo, ya que de lo contrario perdería luminosidad y presencia, además que podría lucir desproporcionado en relación con el conjunto del espacio.

• Si lo que se tiene es una pared de gran tamaño y se desea colocar varios cuadros, es importante saber distribuirlos para que no luzcan amontonados y en desorden, tener cuidado que sus dimensiones se alternen, que sus marcos sean similares, es importante buscar homogeneidad, y si se tiene un cuadro de mayor dimensión, colocarlo en el centro y el resto a su alrededor.

• Los cuadros y fotografías no son buena combinación.

• Si se posee un cuadro de un retrato o de valor especial, se debe buscar un lugar aislado del resto en un sitio igual de importante, donde él sea el centro de atención.

• La iluminación es de gran importancia a la hora de admirar una obra, lo ideal es una luz puntual con un foco colocado lateralmente en lo alto. No son recomendables las luces fluorescentes ni las de neón ya que producen modificaciones en la percepción de las tonalidades.