Pantone Revela el color del Año para el 2019





El 06 de Diciembre la compañía Pantone reveló, como lo hace cada año, el color para este 2019, éste es un color repleto de energía y optimismo:

“El vibrante y suave PANTONE 16-1546 de Living Coral nos abraza con calidez y nutrición para brindar confort y flotabilidad en nuestro entorno en constante cambio.

En respuesta a la embestida de la tecnología digital y las redes sociales que se incorporan cada vez más a la vida cotidiana, buscamos experiencias auténticas e inmersivas que permitan la conexión y la intimidad. Sociable y enérgica, la naturaleza atractiva de PANTONE 16-1546 Living Coral da la bienvenida y fomenta la actividad alegre. Simbolizando nuestra necesidad innata de optimismo y búsqueda alegre, PANTONE 16-1546 Living Coral encarna nuestro deseo de expresión lúdica.

Representando la fusión de la vida moderna, PANTONE Living Coral es un color nutritivo que aparece en nuestro entorno natural y, al mismo tiempo, muestra una presencia viva en las redes sociales.

PANTONE 16-1546 Living Coral emite los aspectos deseados, familiares y energizantes del color que se encuentra en la naturaleza. En su gloriosa, pero desafortunadamente más escurridiza pantalla bajo el mar, este color vivificante y efervescente cautiva el ojo y la mente. Situada en el centro de nuestro ecosistema naturalmente vivo y cromático, PANTONE Living Coral evoca la forma en que los arrecifes de coral brindan refugio a un caleidoscopio de color diverso.” The Pantone Institute

Ideas de Color…Regla 60-30-10





Por Diseñadora de Interiores Lily Montero

Como te había compartido en un artículo anterior sobre color, los diseñadores utilizamos algunos trucos y nos basamos en algunas reglas y técnicas para lograr equilibrio en los espacios y en el uso de la proporción de los colores, como es la regla 60-30-10.

Hoy deseo compartir con vos más sobre este tema con  dos ejemplos gráficos para que vos mismo lo logrés en los espacios de tu hogar, oficina o comercio.

Ambientes con tonos opuestos:

Azul, naranja y blanco.

Quizás te parezca un poco atrevido y escandaloso, pero la mezcla de azul y naranja es de las pocas combinaciones de colores que logran un impacto visual y modernizan dramáticamente el espacio.

Si contás con un espacio amplio podés arriesgarte y utilizar el azul en el 60%, el 30% del blanco para neutralizar y el 10% de naranja para dar el acento. Lograrás un espacio repleto de vida y alegría.

O bien, si deseas una habitación con mayor iluminación, el 60% deberías aplicarlo con el tono blanco, el 30% con el tono azul y el 10% con el naranja, nuevamente como tono de acento.

 

Espacios Modernos con tonos neutros y fuertes

Negro, gris y rojo.

No tengás temor de aplicar estos tonos en tus espacios, ellos aportarán elegancia y modernidad.

En este trío, el rojo siempre será el color dominante, ya que los otros tonos son neutros, por lo que éste se deberá utilizar en menor cantidad para lograr acento aportando energía al espacio.

Si deseas que el rojo figure como un segundo tono (30%), optá por una tonalidad de gris más clara (60%), inclinándose hacia los blancos, con esto lograrás un ambiente más cálido, y un 10% del tono negro.

¡Animáte a transformar tus espacios con esta simple regla e ideas!

Lily Montero

Las telas y el don de transformar lo que tocan.





Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis.

Desde la antigüedad, las telas y los tejidos han sido empleados para confeccionar infinidad de objetos, tanto decorativos para el hogar, como de un uso personal y doméstico.

En Roma, las telas alcanzaron un gran desarrollo, cuando se dio la caída de su imperio, se fue deteriorando su uso.

La tradición se sostuvo en el Bizancio, en Egipto y Oriente. Los árabes fueron los grandes maestros en el arte de manufacturar todo tipo de telas, destacando en la aplicación de diversas técnicas y en sus motivos ornamentales.

En Europa el textil floreció a partir del Siglo XVI. En la época del Renacimiento, se empezó a distinguir entre telas, las cuales se empleaban para vestir o para decorar.

Hasta el siglo XIX solo eran usadas fibras naturales las cuales podían ser de origen vegetal, como el algodón, el cual ya era conocido en la antigüa India, el lino, utilizado por los egipcios para envolver a las momias, yute, coco y cálamo. Posteriormente, comenzó el uso del textil proveniente de los animales: la lana, el cachemir, y la angora.

La seda, por ejemplo, la cual se caracteriza por su suavidad y brillo, la desarrolla el gusano de la mariposa bombyx mori. Cuenta la historia que una princesa china fue la que inicio su elaboración allá por el siglo 2000 a. c. y se mantuvo en secreto hasta el siglo VI.

Las telas tienen el privilegiado don de transformar lo que tocan y dan mucho más juego del que se suele pensar, ahora existe una cantidad increíble de texturas y colores en el mercado, que pueden transformar un espacio completamente.


El punto fuerte de apostar por las telas, es que requiere poco tiempo y esfuerzo, se trata más bien de creatividad. A ello se suma la facilidad de comprar por metros, e incluso de encargar que te realicen elementos como cojines, cortinas, visillos, edredones o tapizados de la forma y tamaño que vos necesités, con la tela que escojás.

La versatilidad y las posibilidades que ofrecen los tejidos, a la hora de decorar distintos espacios, los convierten sin duda en uno de los puntos que más tiene en cuenta cualquier interiorista que se precie.  Sin embargo, no hay que tener prisa a la hora de seleccionar o comprar estos nuevos tejidos o telas, ya que no debés pensar únicamente en el color y la textura más acorde a la habitación elegida, sino en el uso que le vas a dar, ya que no es lo mismo seleccionar una tela para crear unas cortinas, que para tapizar una silla, y te podés encontrar con unas cortinas muy pesadas o unas sillas con tela poco resistente.

Por ello, te doy unos pequeños consejos a tener en cuenta, antes de ponerte manos a la obra.

Para los tapizados, tanto para el mobiliario como para las paredes, se deben buscar telas resistentes y de mayor gramaje como son las lonas, las lonetas, el yute, arpilleras y algodones. Hoy en día el mercado textil ofrece una gran variedad en colores y estampados. También ha mejorado mucho la facilidad para su limpieza.

Para las cortinas, yo aconsejo telas más ligeras y traslúcidas, las gasas, visillos, tules, son de calidad perfecta para cubrir tus ventanales. Las telas más gruesas, pueden ser utilizadas en las habitaciones de descanso, mediante una doble barra de cortina, podés superponer la cortina gruesa delante y la traslúcida detrás, así fácilmente conseguirás claridad u oscuridad, según te convenga.

Las camas siempre llevan sus sábanas de algodón, de la mayor calidad posible, quizás de un solo color y buscar el contraste con los cojines y el cubre cama.

Hoy en día está muy de moda los cabezales entelados que dan un aire mucho más sofisticado a tu dormitorio.

Las paredes también pueden ser enteladas, el mercado posee papeles encolados cuya textura es el gramaje de la tela o podés realizar diferentes plafones de madera, entelarlos y crear tus propios diseños para los tabiques en tu hogar.

Finalmente, podés usarla como elemento de distribución y separador de ambientes. Un elemento fácil de colocar y muy resolutivo.

La pasión por las telas, es algo muy importante en el mundo de la decoración.

Arriesgáte, no tengás miedo a combinar texturas, tejidos y colores, siempre quedará un espacio innovador y personalizado.

Ana Markessinis

Tu Primer Hogar




Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis

Ha llegado el momento de salir de casa de tus padres e independizarte,  lo más probable, es que lo hagas con compañeros, amigos o quizá con tu pareja, y porqué no, solo. Cuando sé es joven se necesita una decoración práctica y funcional con la que se pueda vivir bien, teniendo comodidades pero sin tener que hacer mucho gasto.

Todos los comienzos son difíciles y además si te vas a vivir con tu pareja o con otras personas, tendrás que tener también su opinión en cuenta para elegir aquellas cosas que habrán en el hogar. La única estancia en la que podrás elegir aquello que mejor te vaya será en tu dormitorio.

Las personas que acceden a su primer departamento, suelen buscar un espacio que no solo les sea cómodo y útil, si no que además lleve su marca personal.

Por lo general cuando se piensa en un hogar joven, se piensa en un estilo ecléctico y descontracturado. La base de esta decoración normalmente son muebles de herencia familiar que se combinan con modernos accesorios y con detalles funcionales y tecnológicos.

Tendrás  que tener en cuenta la decoración práctica en el hogar y eso se podrá conseguir teniendo en cuenta una serie de elementos para decorar todas las estancias.

Los muebles con doble función

Los muebles con doble función son imprescindibles para una decoración práctica para jóvenes. Esto quiere decir que la mejor opción es decantarse por muebles que tengan más de una función, como por ejemplo; una cama canapé para que además de cama logrés un espacio extra de almacenaje, una mesa extensible para poder hacerla más grande cuando tengás invitados, un sofá cama o un sofá con sistemas de almacenaje en su interior, una consola que se pueda convertir en una mesa de comedor ¡hay muchas opciones!

Los muebles para el televisor y la computadora,suelen ser de líneas sencillas pero tienen un gran protagonismo.Es la generación tecnológica por excelencia y muchos trabajan desde casa.

Funcionan muy bien los muebles modulares que se ubican a modo colmena, apoyados en la pared donde se ubicara tu centro de entretenimiento. Una mesita supletoria será suficiente para conformar tu zona de trabajo.

El dormitorio el espacio personal, la zona más privada del hogar. Los palets siempre son estructuras fáciles de ensamblar y tratar. Son muy económicas y permiten construir tu propia cama. Luego un buen futton y tu espacio de descanso no necesitará más.

La cocina práctica con pocos elementos. Básica y funcional. Los desayunadores son muy efectivos y aligeran los espacios pequeños, en ellos podés recibir a tus comensales y convertir ese espacio en un lugar de encuentro y conversación.

Con respecto a la decoración, se suele dar un doble uso a objetos que ya habían perdido su función. Es la cultura del reciclaje, tan importante y necesaria hoy en día.

No se tiene tendencia al almacenamiento y al uso de objetos solo para su contemplación. Ahí es donde vuelve a resaltar la practicidad e imaginación para decorar con un muy bajo presupuesto.

La ilusión de tener tu primer hogar será la puerta que te llevará a ese mundo mágico donde la imaginación y la invención serán los protagonistas de tu decoración.

Ana Markessinis

¿Cómo combinar estampados en tu decoración?



Por Decoradora de Interiores Helen Bustamante

El utilizar estampados en la decoración de tus espacios puede resultar un poco intimidante, siempre surgen preguntas como ¿cuáles estampados van bien juntos? ¿Cuántos estampados uso? ¿Cuáles colores combino?

Si siempre has querido usar estampados en la decoración de tu casa pero nunca te has atrevido, aquí te traigo varios consejos para que te animés  a agregar color y alegría a tu decoración.

● Cuántos estampados usar:

Podés empezar utilizando 3 estampados en diferentes escalas de tamaños: grande, mediano y pequeño. Esto ayudará a crear armonía, a no recargar el ambiente, y a que los estampados no compitan entre sí.

El estampado más grande se utiliza en los objetos de mayor dimensión como: alfombras, cortinas, papel tapiz, ropa de cama y sofás. Los de tamaño mediano y pequeño van geniales en almohadones, puff, otomanas y elementos decorativos.

Si querés usar más de tres estampados lo podés hacer, pero se recomienda un máximo de cinco y mezclarlos con algún color liso, esto para que descanse la vista y el espacio no se vea saturado.

En la siguiente composición te muestro un ejemplo donde combiné tres estampados de diferente tamaño:

● Paleta de color

Lo ideal es escoger una paleta de tres colores como máximo. También podés utilizar un mismo color en diferentes tonalidades. Es importante mantener siempre una misma intensidad en la paleta. Si escogiste colores pastel, no debés mezclarlos con colores brillantes como un naranja neón. La paleta se debe mantener equilibrada.

Repetir color en los diferentes estampados ayuda a crear unión y armonía, pueden ser estampados todos con un fondo blanco.

En la siguiente imagen te comparto un ejemplo en donde utilicé estampados de color negro, teniendo en común el color blanco de fondo, lo que ayuda a crear una unión en toda la composición.

 

● Cómo combinarlos

Al momento de escoger los estampados es importante saber cómo combinarlos en cuanto a diseño de patrón.

La palabra clave aquí es variedad. Podés crear composiciones muy diferentes combinando rayas, cuadros, flores, estrellas, o polka dots. Podés hacer selecciones variadas al momento de escoger los estampados. Las texturas también cuentan como estampado.

Evitá combinar el mismo tipo de estampado, por ejemplo combinar rayas con rayas, pues confunde al ojo. Visualmente es difícil distinguir un estampado del otro.

 

Al momento de decorar con estampados y texturas no te limités únicamente a las telas; también podés utilizarlos en otros elementos decorativos como jarrones, cuadros, o macetas. Esto le agregaría más personalidad a tu espacio.

Aquí te comparto dos composiciones distintas en donde en ambas combiné diferentes diseños de estampados.

 

● Distribución

Cuando ya finalmente has decido la cantidad, la paleta de color y la combinación de tus estampados, llega el momento de divertirte y decidir cómo los vas a distribuir en el espacio que tenías destinado a decorar.

Pero antes, tenés que tomar en cuenta algunos detalles:

Combiná los estampados por toda la habitación de manera uniforme, esto para crear un balance y que la decoración no se vea descompensada al ser recargada de un lado y del otro no.

Recordá separar con un liso, dos o más elementos estampados para darle descanso a la vista.

Y como mencioné antes, podés utilizar los estampados en elementos decorativos y de igual manera distribuirlos por toda la habitación.

Realicé un ejemplo sencillo colocando el mayor número de almohadones del lado izquierdo del sillón, esto hace que el lado derecho se vea en desequilibrio.

Al colocar la misma cantidad de almohadones en ambos lados del sillón se crea un balance.

Espero que estos consejos te sean útiles, y continúes  decorando con esos pequeños detalles que hacen de tu casa un hogar.

¡Nos leemos pronto!

Helen Bustamante

Proyecto: Restauración de Mobiliario





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca.

Los muebles de tu hogar te describen, trasmiten mensajes de tus gustos, colores preferidos y hasta alguna excentricidad que tengas (y esas son las mejores aplicaciones decorativas), plasmando detalles únicos y personalizados a tu espacio.

En el mercado se puede encontrar un sin número de muebles, para paredes y colgantes; hay de muchos tamaños y materiales; la variedad te ayuda a escoger los que mejor se adapten a tus necesidades y preferencias.

Ahora, ¿qué pasa cuando no querés deshacerte de estas piezas que están llenas de recuerdos?, las dejás en los mismos lugares de la casa por mucho tiempo, las llevás con vos a nuevos domicilios. Pero con el paso del tiempo, entre cargas y descargas tus muebles van deteriorándose, inevitable, pero no para dejarlos perder.

Por esta razón deseo guiarte en una aventura de rejuvenecimiento para tus muebles, con una técnica muy sencilla, y lo mejor de todo, económica.

En este caso encontré un mueble de diseño genérico que tiene varios espacios para colocar diversos artículos como: libros, fotografías, decoración, etc.

Esta pieza tiene más de 3 años y ya era tiempo de hacer un cambio de apariencia, su función se mantiene igual, pero ¿qué podés hacer para que se vea diferente y no invertir mucho tiempo ni dinero?

La respuesta es: jugar con las dimensiones. El ojo humano trabaja midiendo la profundidad de las cosas y sus texturas, por más pequeño que sea el objeto, el cerebro va a crear una imagen de éste y entonces es aquí donde podés hacer un gran cambio sin mucho esfuerzo.

Mi idea fue agregar textura al fondo de toda la pieza, por medio de una tela de manta con impresión de un estilo arabesco, esto crea un detalle delicado para no cambiar la concordancia con el espacio ni hacerlo pesado a la vista, los pequeños detalles son los que hacen un gran diseño.

Las herramientas no fueron más que tijeras, regla, goma para madera y papel para hacer los moldes

Con regla y papel, podes hacer los moldes de cada sección de fondo.

 

 

 

 

Después de tener los moldes en papel, usás para cortar las piezas del textil que vas a utilizar, también se puede usar pliegos grandes de papel con diseño para scrapbooking o papel tapiz que lo podés conseguir por metros.

  Cuando tenés todo listo procedés a pegar con cuidado desde el centro extendiéndose a los lados, dejás secar por 10 minutos y listo para utilizarlo.

Esto es muy fácil y la duración de todo el proceso, desde mover los objetos del mueble para limpiarlo y luego restaurarlo es de aproximadamente 1:30 hora. Un proyecto que podés realizar en familia o con amigos.

Espero te sea de mucha ayuda, y pronto te estaré trayendo más ideas simples y económicas.

Roberto Fonseca

Open Concept y los espacios diáfanos. ¡Fuera tabiques!





Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis

La arquitectura es una disciplina viva al servicio de la sociedad. Por este motivo, los diseños se van modificando a lo largo de los años, al igual que cambian las familias y la manera que tenemos de estar en la casa.

Cada época tiene su concepto y el del siglo XXI está claro, los espacios diáfanos.

Lejos quedaron las viviendas compartimentadas. Hoy el tabique es el enemigo a batir y es por eso que no hay reforma que no se desprenda de ellos en aras de lo que conocemos como Open Concept.

En este tipo de proyecto, el decorador tiene que tener muy claro si los tabiques son distribucionales o son los denominados tabique madre, cuya demolición podría afectar a la estructura de la vivienda, por lo que habría que sustituirlo por una viga de resistencia o un pilar reforzante. A esta actuación se le considera una obra mayor y quizás nuestro trabajo como interiorista debería de estar apoyado por un arquitecto técnico.

Aclarado este punto, ¿quién no recuerda los famosos Lofts que nacieron en las antiguas fábricas reconvertidas en viviendas tan de moda en las calles de NY?

Acá arranca el concepto de esta tendencia, viviendas compuestas por espacios abiertos y multifuncionales.

Pero si admirar esos bellos espacios en tanto metraje era un deleite, lo realmente innovador de nuestro siglo es adaptar este concepto a los apartamentos pequeños en los cuales la mayoría de nosotros habitamos.

Con la eliminación de los tabiques, descubrirás una grata transformación de tu casa.

La luz fluirá, ya que los muros impiden la circulación de la misma. Toda la vivienda parecerá mucho más grande y ningún lugar quedará oscuro. El abrir los espacios, no significa que estos no posean sus propias características. En la visual todo estará unido, pero mediante diferencias en el pavimento, en la pintura, en los materiales, conseguirás dar personalidad a cada estancia.

Espacios versátiles, que se puedan transformar con facilidad. Podés separar los ambientes con puertas corredizas para que estos sean abiertos o cerrados según te convenga. En los espacios que puntualmente querás cerrar como es la cocina, podrás hacerlo con puertas vidriadas o translucidas, que te permitirán ver lo que dentro de la cocina ocurre y que la luz llegue a la misma.

Limpieza visual, orden y claridad. En este tipo de interiorismo hay un fluir de la luz y de los diferentes espacios. Con la eliminación de los tabiques dejarás que la vista disfrute sin interrupciones de habitaciones agradables, amplias y ordenadas. Con un golpe de vista, visualizaras toda la casa, esto te obligará a esforzarte en mantener un mayor orden en ella, apoyándolo con una decoración sobria, poco recargada y sencilla.

Y la amplitud de los espacios, se conseguirá, eliminando los tabiques y las puertas batientes, ganando así en metros cuadrados.

Este estilo abierto, siempre genera un poco de dudas en la búsqueda de las zonas de mayor intimidad como son el dormitorio y el cuarto de baño. Podés cerrarlos visualmente sin recurrir al tabique físico convencional. Las medias paredes, las estanterías, los módulos de Pladur, los grandes biombos, las telas a modo dosel, los paneles japoneses, compuestos por tablillados de madera y papel de arroz o el uso del Paves sobre todo en el cuarto de baño, son recursos que te  ayudarán rápidamente a conseguir esta ambigüedad entre lo privado y lo público.

El vivir en un espacio pequeño no tiene por qué ser un inconveniente, ese es el reto para el Interiorista conseguir que sea cálido, personal y acogedor.

Así que: ¡abrí tu casa, eliminá los muros y permití que la luz sea la fuente transformadora de todo!

Ana Markessinis

 

 

Decoración con Zócalos





Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves

Antes que nada: ¿Qué es un zócalo?

Podemos decir que es una línea horizontal que puede tener diferentes acabados, con el que se adorna o protege la parte inferior de una pared o bien puede ser usado en diferentes elevaciones, y a la vez divide la misma.

La decoración con zócalos se vincula muchas veces con épocas pasadas, pero en la época actual es totalmente válido aplicándolo en los estilos en boga, este detalle es un elemento hermoso en la decoración, y además, es funcional; se puede personalizar tanto en colores, figuras, como con diferentes materiales. Ahora podés conseguir una gran variedad de zócalos hechos de maderas naturales, papel tapiz, así como molduras en espuma de poliestireno.

Sin duda el uso de zócalos es una buena oportunidad para estimular tu imaginación de una manera creativa usando pintura y materiales para lograr resultados que inspiren, principalmente en habitaciones para los más pequeños de la casa. Además, este elemento de decoración puede usarse en cualquier espacio en tu hogar, desde un baño, sala, comedor, cocina, hasta en las escaleras.

Combinaciones interesantes…

Sin duda hay muchísimas opciones de uso en zócalos y se aumentan cuando se combinan elementos como:

Madera (función de moldura) en la parte inferior mezclado con papel tapiz en la parte superior, el resultado será muy interesante y las opciones podrían ser infinitas.

Pintura sin límites definidos, podés utilizar colores de temporada o pintura para pizarra. Esta es una buena opción para los niños, ya que tendrán la oportunidad de ser creativos y plasmar sus ideas.

Zócalos con líneas para un efecto visual de altitud. Para lugares con cielos altos podés cubrir un área de dos tercios de la pared, esto hace que el cielo raso se vea más bajo por la altura del zócalo. Además, podés combinar los mismos colores en el cielo y en el zócalo.


Los zócalos no son piezas que se diseñan SOLO para ser colocados en la parte inferior de las paredes, se podría colocar en la totalidad de estas…. ¿Te atreverías a hacer algo diferente?

Ricardo Chaves

La Psicología en el Diseño Interno





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca.

Este es un artículo con un tipo de información distinta, voy a exponer otra perspectiva del diseño que no se menciona a menudo, pero siempre está presente.

Se habla de cómo los colores afectan nuestras emociones, como las plantas generan relajación en el ambiente o como las texturas de paredes y textiles producen sensaciones. Todo este arte de combinar diferentes elementos, unos concretos y otros más abstractos; se debe al efecto psicológico del espacio que nos hace comportarnos de varias maneras: con otras personas o en privado, cómo utilizamos los muebles, accesorios decorativos, iluminación, en fin, como afecta nuestra conducta, y muy importante, como nos movemos dentro de las áreas del hogar, ya que todos tenemos formas distintas de hacer las mismas cosas.

Te habrás preguntado, ¿por qué en los bares o restaurantes, muchas veces, las sillas son bonitas, pero no tan confortables?, ¿por qué las casas que tienen las cocinas totalmente separadas de los otros espacios generan más trabajo y tienden a ser más privadas?, ¿por qué una biblioteca es tan sobria?

Estos efectos no son al azar, desde hace muchos años se analiza como el ser humano percibe su entorno y como éste lo hace comportarse de una manera determinada; como te comenté en el párrafo anterior: los restaurantes y bares necesitan ser visitados por clientes, que consuman y se retiren para dar espacio a otros clientes y así generar el flujo de caja necesario para mantener el negocio, para estos comercios no es rentable que cuatro personas permanezcan en el restaurante por horas si  no están consumiendo, por lo que utilizan un  mobiliario que apuesta por el color y forma en mayor manera que por comodidad.

La cocina, muchas personas aseguran que es el alma de la casa. Una cocina que tenga un solo acceso y esté delimitada por paredes completas se convertirá en un área de trabajo, al permanecer ahí se enfocará en realizar una tarea determinada de preparación o limpieza, te podés distraer con un televisor o radio,  a menos que la cocina sea muy grande, varias personas no podrán permanecer ahí por mucho tiempo; ¡pero!, si la cocina está integrada al comedor o sala, las conversaciones van y vienen mientras se preparan los alimentos, si tenemos una barra para desayunar en lugar de una pared para separar los espacios, la interacción  con familiares o amigos será mucho más positiva.

Universidades y escuelas de arquitectura han abarcado este tema y todos concuerdan en un punto: el efecto del espacio siempre debe ser en positivo, y generar felicidad.

 La propuesta es que: aunque haya un estándar de distribución de muebles, color e iluminación, siempre se debe organizar el espacio para vos, pensando en lo que te hace feliz. Por ejemplo: una persona introvertida usará el espacio para disfrutarlo en privado con áreas de lectura, descanso, posiblemente colores menos intensos, una persona extrovertida hará espacios para conversar con varios asientos, colores fuertes y espacios para varios invitados.

Un espacio público como una biblioteca tiene un fin determinado, que es el estudio y lectura, no hay nada nuevo con esto, pero entonces vamos a la intención del diseño, debe ser calmada, bien iluminada, sin distractores para permitir concentración y en este caso si debe haber una intención de mobiliario y sectores más confortables ya que se permanece más tiempo sentado estudiando o de pie buscando información.

Como recomendación y ejercicio, te invito a estudiar los espacios de tu hogar, a observar los detalles que pueden hacer que todo cambie, por ejemplo: si hay un área de la casa que no se usa o es poco atractiva, atrevéte a cambiarlo, eliminar lo que no es bello o funcional(W. Morris, Arts & Crafts) y dar nueva energía, si querés hacer que tus invitados se separen menos y conversen más, podés agregar unos cuantos asientos como taburetes o sillas sencillas para que la conversación crezca con más personas en un punto determinado de la casa. Cambiando el color de una pared que reciba luz natural de una ventana por algún tono cálido, harán más confortable el espacio, y si lo querés más sobrio utilizá un tono frío.

Siempre habrá tendencias y modas, pero el espacio es tuyo, para mí, como diseñador, es indispensable que el espacio y la personalidad del cliente se conecten, que el diseño de tu hogar hable por vos.

Roberto Fonseca

Decoración Feng Shui…El fluir del Chi, tu energía vital.




Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis.

Hace cinco mil años, los antigüos chinos quisieron descubrir en que entorno el cerebro era más feliz y así desarrollaron una disciplina llamada Feng Shui que literalmente significa: Viento y Agua.

Este método, equilibra los cinco elementos básicos: madera, fuego, metal, tierra y agua. Estudia el flujo energético para lograr una ocupación consciente del espacio.

Toda nuestra energía vital se denomina Chi, la cual se ve modificada según la disposición del espacio y la orientación de los objetos ubicados.

La decoración en el hogar ocupa un papel fundamental ya que tu casa, es el templo donde se recargan tus energías, así que es muy importante encontrar el equilibrio entre todas las habitaciones y los objetos de las mismas.

Estos puntos son vitales para decorar una casa bajo la energía Feng Shui:

La luz: Es importante la entrada de luz solar, ya que es un generador natural de energía. Evita espacios cerrados y oscuros.

Los colores: La pintura de las paredes, a base de colores fríos donde incida la luz natural y los colores cálidos donde exista mayor oscuridad. Deben mantenerse limpias y eliminar las manchas de humedades. En los objetos, puedes concederte el contaste a través de colores más brillantes y fuertes: naranjas, rojizos, terracotas.

Adornos de la casa: Evita coleccionar antigüedades ya que arrastran el historial energético de las personas que han poseído estos objetos. Es importante no conservar objetos inútiles y aprender a desprenderse de ellos.

El orden: muy importante. La casa ordenada y limpia favorece el flujo de las vibraciones positivas.

Las plantas: naturales con flores coloridas atraen la alegría.

Los aromas: purifican el ambiente, quema un poco de incienso o mirra. Puedes introducir las esencias de romero y lavanda mediante humificadores. Hay que destacar la importancia de las velas tanto las aromáticas como las normales. Fuego como elemento renovador.

La música: a través de objetos que cuelgan del techo. Los móviles de cuarzo o de caña de bambú resonarán en el interior de tu vivienda consiguiendo conectarte con tu lugar de paz interna.

La disposición del mobiliario en las diferentes habitaciones.

El recibidor: es el punto más estratégico de tu casa, es donde empiezas y cierras tu día. El tamaño no importa, éste debe de ser acogedor. Luces a través de lámparas de sobremesa, ayudan a dar calidez. Plantas y cuadros alegres. Los espejos que son tan importante en el Feng Shui deben de estar en el vestíbulo, pero nunca delante de la puerta.

Sala de estar: El mueble principal de este espacio es el sofá, el cual será ubicado en la pared más amplia y sólida de la habitación, separado de la misma. Si hubieran varios, lo ideal es que los dispongas en forma de U o L, para generar una conversación fluida entre las personas.

Comedor: las mesas redondas, sobre todo la principal y junto a ella, un gran espejo donde los comensales puedan reflejarse en él. Materiales que configuran los cinco elementos: madera, metal, lonas y telas naturales que nos acercan a la tierra en textura y color. Plantas que oxigenan tu vida y el agua mediante una fuente artificial que te recuerde tu constante fluir.

Estos espacios son considerados espacios Yang, público, por lo que en ellos debe de disponerse todo lo tecnológico, pero a la vez que no sea el  protagonista del espacio.

La cocina: lugar de encuentro, alegre y serena. Colores verde o gamas tierra. Y llenarla de productos frescos como las frutas, verduras y semillas que simbolizan el origen.

Dormitorio: La cama apoyada en una pared sin ventana e intentar que los pies no apunten hacia la puerta. Eliminar o apagar los elementos tecnológicos. Descansar sin interferencias es vital. Es considerado el espacio Ying, lo íntimo.

Baño: Es de gran importancia por su vinculación con el agua. Si se pudiese, ubícalo lo más separado posible de la cocina. Con luz natural. Es necesario que transmita limpieza, calma y confort, por lo que es indispensable que esté ordenado y con pocos elementos. Las plantas vuelven a ser una prioridad. Y aunque suene muy obvio, mantén la puerta y la tapa de la taza cerrada.

 Pasillos y Corredores: despejados de muebles y objetos. Son los espacios más liviano de ornamentos, hay que dar campo para que todas las energías fluyan por él.

Observa a tu alrededor y piensa que decorar es mucho más que crear ambientes bonitos, es lograr que el cerebro esté programado para sobrevivir, se relaje, se sienta seguro y en paz con el entorno.

Las cosas bellas, generan hormonas neurotransmisoras que te harán sentir mejor.

“Cambia de vez en cuando los objetos o complementos de sitio, te sacará mentalmente de tu zona de confort y serás más creativo.”

Ana Markessinis