Lográ un bello Jardín Zen según la Estética Japonesa.





Por Paisajista y Diseñador de Jardines Estilo Japonés Alberto Carballo Bonini.

El concepto de  belleza varía entre diferentes épocas y las  distintas culturas, en el caso de la cultura japonesa lo que es considerado estéticamente bello dista mucho de los cánones occidentales, tanto que resulta desconcertante en muchos casos para los ojos del jardinero occidental cuando hablamos de jardines y paisajes.

En occidente estamos más acostumbrados a considerar deseable el concepto de belleza griega, donde las líneas simétricas, las formas refinadas, las proporciones áureas buscan alcanzar la perfección de la obra.

En cambio si lo que querés es lograr un auténtico jardín del estilo japonés debés buscar la belleza de lo inacabado o lo que es lo mismo el wabi sabi, “la belleza de la imperfección”, un concepto bastante abstracto y difícil de explicar con palabras, incluso para el japonés promedio, pero el wabi sabi japonés extrae de la naturaleza sus tres ideas básicas:

  • Nada es perfecto
  • Nada es permanente
  • Nada está completo

Wabi sabi es un sentimiento que evoca melancolía, armonía y equilibrio derivado de lo imperfecto de la decadencia y el paso del tiempo en los elementos.

Propiamente hablando del jardín zen se valora más si las cercas de bambú reflejan el deterioro por el paso del tiempo, se evita barnizarlas y darles brillo (algo que acostumbramos mucho los occidentales), las piedras cubiertas de musgo, los árboles doblados por el viento y helechos que cubren las piletas de agua, son parte de la escena que ayuda a generar esta sensación bucólica.

Reducida a su esencia más íntima, el Wabi Sabi es el arte japonés de la búsqueda de la belleza en la imperfección.

El concepto es ambiguo incluso por definición, la palabra wabi se refiere en un principio  a vivir en soledad en la naturaleza, lejos de la sociedad, por otro lado Sabi se traduce como frío, flaco o marchito, pero ya juntos hace referencia a la belleza de lo imperfecto o inacabado o defectuoso. Luego con el tiempo la palabra adquirió un significado más positivo.

Rápidamente los maestros de la ceremonia del té en Japón adoptaron una práctica del ritual del té más austero alejado de la pomposidad y brillo de la cultura china, siendo el sentimiento wabi sabi encontrado en lo sencillo de las tazas y utensilios del té y el aspecto muy natural del jardín que rodea la casa de té. ( Roji niwa)

El concepto  de la visión estética del wabi sabi  ganó adeptos en todo el mundo y se ha visto reflejado en diferentes escenarios desde los jardines japoneses, muebles, alfarería, Ikebana, ceremonia del té, poesía japonesa, arquitectura y diseño de interiores.

El wabi sabi combina la atención de la composición del minimalismo, con la calidez de los objetos provenientes de la naturaleza, por eso olvídate de utilizar plantas plásticas, barnizar la madera, pintar las linternas y limpiar prolijamente las hojas caídas de tu jardín, busca más bien una estética rústica y apegado al paso del tiempo en los objetos.

Recuerdo  una anécdota cuando por accidente quebré un  pequeño borde del sombrero de una linterna japonesa causándole un grieta al transportarla al jardín de un cliente y nuestro operario la intentó girar  hacia la pared para ocultar esa pequeña imperfección para que pasara inadvertida, en ese momento recordé que en la imperfección está en esa belleza singular que  permite aceptar pacífica y serenamente el ciclo natural y decadencia de la vida, donde  más bien  hay que celebrar la imperfección mostrándola,  volví a girar la pieza con esa pequeña fisura, el wabi sabi estoy seguro nos lo agradeció!

 

Los Elementos en el Jardín Zen…Segunda Parte





Por Diseñador de Jardines Estilo Japonés Alberto Carballo Bonini.

En el artículo anterior te explicaba cómo el simbolismo es una parte importante del jardín japonés y cómo, por ejemplo, también las rocas se utilizan como elementos escultóricos y representan deidades sagradas o nos cuentan una historia.

Algunas  de las rocas dentro del jardín japonés pueden representar no solo islas o montañas rodeadas de un mar , este es el caso de la piedra funa ishi o «piedra bote»  la cual si está inclinada simula ser un “barco de los tesoros”

Una típica tríada o arreglo de 3 piedras verticales  al cual se le denomina Sanzon ishigumi o Sanzon seki tienen una connotación religiosa, la más grande en el medio simboliza una deidad  como Buda y las dos piedras a sus costados son sus ayudantes.

La composición triangular de las piedras aporta equilibrio al conjunto

La isla de los inmortales, es representada dentro el jardín japonés cómo una piedra o montículo que es una  isla inaccesible para los mortales, también nombrada como montaña del tesoro y viene heredado del la mitología japonesa.

Las estructuras dentro del jardín japonés también tiene un significado muy simbólico, para muestra el Taiko –Bashi-Puente curvo Representa el paso de la vida terrenal a la vida celestial. Es dificultoso para atravesar como lo es el camino de la vida antes de llegar al paraíso. Cuando se atraviesa este magnífico puente se llega a la Isla de los Dioses “Shinzen Shima”

Si de tomar una decisión importante se trata  previo debes caminar por un puente muy singular llamado yatsu-hashi, o “puente de las decisiones”, cuya forma en zig-zag deriva del ideograma que simboliza el número 8 y al atravesarlo te da varias perspectivas del jardín así como debes estar abierto a diferentes perspectivas en la vida. El puente es una especie de plataforma truncada, casi al ras del agua, que según manda la tradición las personas deben atravesar antes de tomar una decisión de peso en su vida.

La arena o grava de color blanco se utiliza desde tiempos ancestrales en la cultura de Japón , se acostumbraba a esparcir arena de color blanca en lugares sagrados en el bosque, de ahí se heredó la costumbre de utilizarla en sus jardines también.

Para el creador del jardín japonés más allá de diseñar un espacio estéticamente agradable y que conecte al espectador con la naturaleza, es importante dotarlo en su concepción  de un significado concreto y un transfondo emocional a través de un proceso creativo elaborado y del arte del simbolismo, en definitiva “la imaginación es parte importante de la diversión del jardín japonés”, no lo crees?

Alberto Carballo Bonini

Las Plantas…¿Cuáles Elegir Para tu Jardín Estilo Zen?





Por Diseñador de Jardines Estilo Japonés Alberto Carballo Bonini

Los jardines japoneses estilo zen se caracterizan por brindar una sensación de paz y armonía la cual se logra por el diseño, así como la composición en equilibrio de todos sus elementos, siendo las plantas una parte muy importante de todo jardín, esperaríamos que éstas tuvieran un rol especial, ( casi como las rocas) aunque en comparación con el jardín occidental los árboles y arbustos ya sea caducos o perennes  en el jardín zen, se eligen con la idea de tener una función,  pensada en aprovechar su color y forma, que representaran lo efímero de la vida así como la belleza en constante cambio de la misma, más que por su atractivo y colores brillantes , en otras palabras es importante la estética, pero una de las metas es lograr un paisaje natural idealizado,  más que un muestrario de paleta de colores y especies, como si de una exposición se tratara.

«En un jardín japonés se busca manifestar el cambio de las cuatro estaciones. Por ello, se plantan tanto especies caducas, que recuerdan el paso del tiempo, como perennes, que representan estabilidad”

Las plantas deberán ayudar  a transmitir un sentimiento  ya sea tranquilidad, relajación, felicidad,  o una idea como puede ser el frío, la calidez, o armonía.

 El jardín japonés no solo está lejos de la variedad de especies y cantidad, sino que también puede ser un jardín de un árbol o una especie de planta.

El utilizar gran cantidad de plantas de origen japonés como camelia, azalea, maple, sakura, pino negro, cedro japonés, o bonsáis, por mencionar algunas, no lo hace un jardín japonés, sino más bien esto se logra por medio de su composición y una estética balanceada entre la tradición, el simbolismo espiritualidad y un profundo respeto por la naturaleza.

En diversas oportunidades  algunos clientes me han consultado por especies exóticas como el sakura o el maple rojo japonés, para plantarlo en su  jardín estilo japonés, pero lo correcto es sustituir estas especies por las que poseemos en nuestro país, ya que es necesario que la planta que se siembre sea acorde al clima de Costa Rica, como el roble sabana.

Plantas de la flora local o que sean fáciles de conseguir en viveros, que pueden funcionar muy bien para crear un bello jardín pueden ser encontradas entre gran variedad de chefleras, helechos, bambú, cipreses, aralias, iris, musgo , murrallas y plantas de color verde monocromático  en general, que te ayuden a crear un jardín siempre verde donde no haya una planta que sobresalga con respecto a otra por su color, ayudando así a generar armonía en el conjunto. Podés agregar alguna planta con color para dar acento al conjunto.

Proyecto jardín japonés realizado con plantas locales.

Es importante mencionar que  en el jardín japonés,  el simbolismo es parte del mecanismo de composición, y que las plantas no escapan a esto, en particular las plantas anuncian la llegada de cada estación del año y nos dan lecciones de vida, para el japonés el cerezo en flor simboliza lo efímero de la vida y  la buena suerte, el pino simboliza la estabilidad o longevidad, el bambú  el poder de la flexibilidad, el loto, sagrado en las enseñanzas budistas,  la flor de camelia simboliza la admiración y perfección.

En pocas palabras las plantas del jardín zen deben ser elegidas teniendo en cuenta que deben ayudar a crear una escena inspirada en una naturaleza idealizada, que  nos permita apreciar el paso del tiempo en el jardín y que nos  den enseñanzas de vida basadas en su simbolismo.

Estamos para servirte, cualquier duda, consulta o proyecto que desees desarrollar no dudés en contactarnos.

Alberto Carballo Bonini

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El jardín moderno japonés…Cómo decorar uno en casa





Por  Diseñador de Jardines Estilo Japonés Alberto Carballo Bonini

Si te dijera que pensés en un jardín zen ¿qué imagen te vendría primero a tu mente? Es probable que lo primero  que visualizaste fue un austero paisaje seco con rocas y arena. En otras palabras cuando pensamos en los jardines japoneses estilo zen nos viene a la mente los típicos espacios de agrupaciones de rocas escarpadas, rodeadas de un campo de grava blanca en el cual se han dibujado patrones simulando ondas de agua, un jardín heredado de la época medieval japonesa en donde la simplicidad de su forma y el empleo de pocos elementos son el principal ingrediente que invitan a la meditación, al mismo tiempo funcionan como espacios arquitectónicos que son una expresión física de las ideas sobre el vacío del budismo zen.

Si bien es cierto los jardines secos estilo zen , conocidos  en Japón como Karesansui (sin agua) son el estereotipo  hoy en día del jardín minimalista, no todos los jardines japoneses son jardines zen, en realidad este es uno de los 4 diferentes estilos clásicos de jardín que son parte de la arquitectura y el paisaje en Japón. El jardín tsukiyama o jardín de paseo, el jardín roji niwa o jardín de la casa de té y por último el jardín tsuboniwa (jardín de aposento) completan el abanico de posibilidades para elegir un jardín japonés para tu casa.

 

 ¿Por qué elegir el tsuboniwa para mi casa?

El jardín tsuboniwa es el que por sus reducidas dimensiones es perfecto para las casas  modernas de hoy en día en donde el espacio es un lujo. Así que si tienes un pequeño patio interior, un jardín de luz o incluso un  minúsculo  lugar sin vida debajo de una escalera, este estilo de jardín japonés es el que  considero deberías utilizar.

Actualmente la gran mayoría de personas no pueden disponer de amplios espacios para el jardín, de esta forma los paisajistas de Japón pensaron en sintetizarlo en un nicho reducido con los principales iconos del jardín japonés, resultando en un pequeño jardín que puede adaptarse a numerosos ambientes como los son los jardines modernos ya sea en espacios internos, balcones, fachadas, patios de luz, terrazas, etc. De esta forma, conciliando de forma simple elementos como bambú, piedras, algunas pocas plantas, linterna y un tsukubai (fuente de agua) podrás tener tu jardín japonés con un acabado estético digno de los mejores jardines de Japón.

Una ventaja de este estilo es que el diseño se ajusta al espacio existente por lo que incluso pequeñas áreas de terreno se pueden transformar en bellos paisajes. De hecho, en la ciudad es el jardín por excelencia, ya que puede realizarse de forma sencilla en un entorno natural  o en un entorno urbano, apartamentos, condominios, edificios y oficinas.

¿Qué simbolismo hay detrás de los  tsuboniwa?

Tsuboniwa puede ser traducido como jardín pequeño entre paredes o jardín de reducidas dimensiones 3.31m2 (dos tatamis en Japón), dependiendo cómo se escriba su kanji 壷 hace alusión a una jarra o pote, lo que en otras palabras indica un espacio con paredes sin techo en donde podemos poner pocas cosas. De ahí que en el diseño de estos jardines se esperaría no saturarlos de elementos decorativos ni de gran variedad de plantas para no sobrecargarlos. Tampoco esperaríamos “entrar en un jarrón” por lo que son jardines idealmente de contemplación.

También se conoce una tercer versión que hace alusión a puntos de energía Ki como los hay en acupuntura y acupresión que al ser manipulados mejoran así la salud de las personas curando diferentes dolencias, los cuales  ¿adivina como se llaman? Sí, exacto también  se llaman tsubo en japonés, por lo que podemos suponer entonces que estos pequeños jardines tsuboniwa tienen la facultad especial de transmitir la energía dentro de las casas y mejorar tu calidad de vida.

¿Cómo decorarlo?

Para decorarlo debés elegir materiales naturales como piedra, madera, bambú, rocas y grava, evitando colores brillantes o artificiales en materiales y plantas ,  decantándote por formas naturales, intentando recrear un paisaje natural idealizado, como si las paredes de tu casa hubieran sido levantadas encerrando un “pequeño  bosque  natural “ ya existente en la propiedad, quedando  la casa  integrada en el jardín, un ambiente donde la mano del hombre pase inadvertida, en otras palabras una condensación de un paisaje natural  sin ser un escenario agreste si nos mas bien idealizado, respetando tanto las formas como colores de la naturaleza.

¿Qué NO debés hacer?

 Debés evitar lo que la naturaleza no haría, por ejemplo colocar una piedra que en la naturaleza se encuentra en posición horizontal y  colocarla  en tu jardín verticalmente o en agrupaciones simétricas, también situar dos o más plantas sembradas sobre el mismo eje es un error típico. Evitar  líneas simétricas y números pares en los elementos ya que esto no permite mantener la ilusión de un paisaje natural, evitando de igual forma ubicar accesorios como centro del jardín, por ejemplo utilizar un árbol y algunos pocos helechos, estratégicamente bien ubicados dentro de la composición, una pileta o linterna deberá bastar para humanizar el espacio y resaltar un  solo punto focal. El diseño debería ser mantenido lo más simple posible. La idea es traer aire a la casa y poder conectarte con la belleza de la  naturaleza a través del jardín y de sus formas, por otro lado el “adorno” fácil que consiste en saturar de accesorios todo el espacio no ayuda en nada. La simplicidad es la mejor opción.

¿Qué tipo de plantas utilizar?

El tipo de plantas se deben elegir principalmente por su color , se le deberá dar preferencia al color verde oscuro para dar un efecto de verde monocromático a todo el conjunto, buscando que ninguna planta sobre salga sobre la otra, esto es muy importante ya que buscamos armonía, el jardín tsuboniwa es un jardín verde, más que un jardín colorido, pero se puede elegir alguna planta con flor o con color sólo para dar acento al conjuntose debería evitar utilizar en tu  jardín zen especies  como por ejemplo lengua de suegra, cactus, vetiver, margaritas,rosas, bromelias, suculentas, crotones, etc. Así como cualquier otra planta vistosa o exótica y nunca utilizar árboles frutales en tu diseño.

Un consejo  incluso de los diseñadores japoneses es el utilizar plantas locales  no necesariamente japonesas, ya que esto no hará su jardín más zen,  pero sí seleccionarlas por las condiciones de luz y humedad donde se encontrarán. Especies que se verán muy bien en un diseño de jardín zen son plantas y arbustos verdes como las azaleas, los pinos, el bambú, helechos, camelia, murraya exótica, iris, boj, aralias, ardisia crenata, cheflera verde,  todas son relativamente fáciles de conseguir en el mercado nacional.

Las diferencias entre los jardines japoneses estilo zen y los jardines occidentales son tan vastas como las diferencias entre dos culturas. Quizás la diferencia más importante es que el jardín japonés tiene la intención de ser un microcosmos idealizado de la naturaleza, mientras que los jardines occidentales (jardín mediterráneo, jardín francés) tienden a tener un propósito utilitario y denotar la mano del hombre en el diseño (el control de hombre sobre la naturaleza)  por el contrario en el jardín japonés esto se evita o se disimula (respeto por la naturaleza y sus formas) también los jardines japoneses tienden a decantarse por formas asimétricas en su composición buscando ese aspecto más natural.

En un jardín japonés hay un simbolismo detrás de cada elemento y composición, así como reglas en su diseño. El jardín tsuboniwa  japonés es una  concepción idealizada de la naturaleza y es la mejor forma de brindar un aire de armonía y sutil  elegancia a tu hogar, sin duda un rincón  destinado para la relajación y el disfrute visual, contiene todos los elementos del jardín de paseo (piedra, agua, arbustos) aunque a pequeña escala.

En conclusión hay que decir que los tsuboniwa  no dejarán de sorprender al espectador, que ve en su composición natural y sus pequeñas dimensiones un medio de conexión a escala con la naturaleza.

Recordá que estamos para servirte contactános será un gusto acompañarte en este maravilloso proyecto, tu propio Jardín Japonés.

Alberto Carballo Bonini

Las Pérgolas y los Espacios Exteriores





Por Diseñador de Interiores Roberto Fonseca

Las estructuras de madera o metal aplicadas al jardín son excelentes para crear nuevas perspectivas del mismo espacio y aprovecharlo de otras maneras.

Las pérgolas pueden hacer que una tarde calurosa se convierta en un momento que podés disfrutar al máximo.

Estas estructuras son muy fáciles de construir, casi siempre van a constar de 4 pilares y un entrelazado de vigas paralelas entre sí; casi siempre funcionan muy bien las hechas en madera, eso sí, considerando la madera idónea para el clima del lugar en donde se colocará.

Podés encontrar diseños en plástico, metal, bambú y otro material más reciente que es el WPC o madera plástica.

Los materiales para la cubierta también pueden variar, de nuevo recordar que en nuestro país existen varios microclimas y zonas muy húmedas como el Caribe y otras más secas como Pacífico, por lo que siempre hay que consultar con un experto para estos detalles y aplicar los materiales adecuados;  podés utilizar diferentes cubiertas como:

  • Manta, lona, textiles para exteriores.

  • Láminas de policarbonato.

  • Maderas.

  • Vidrio.

  • Caña brava, bambú, troncos.

Ahora el estilo decorativo, según tu estilo debés hacer que el jardín sea una extensión de tu casa y tu personalidad, algunas tendencias en la arquitectura de la pérgola pueden ser:

  • Modernas.

  • Tropicales.

  • Orientales.

  • Rústicas.

  • Vintage.

  • Coloniales.

  • Minimalistas.

Un aspecto muy importante y que debés tomar en cuenta es como las pérgolas pueden hacer que tu casa tenga una temperatura más agradable, al tener estructuras que generan sombras y corrientes de aire cerca de las entradas a tu hogar, podés ahorrar energía eléctrica de aires acondicionados y disfrutar más los diferentes espacios internos como externos.

Estas son algunas de las ventajas que tendrás al utilizar una estructura de este tipo en tu jardín:

  • Dan sombra.

  • Protegen del calor.

  • Nos ayudan para disfrutar del exterior.

  • Pueden usarse en clima frío con un calentador.

  • Ayudan a regular la temperatura del interior, pérgolas bioclimáticas.

  • Elemento decorativo.

Algunos ejemplos gráficos con diferentes materiales:

Madera:

Bambú:

Plástico PVC:

Aluminio:

WPC:

Además de marcar un espacio y generar sombra, se pueden agregar más facilidades como son las salidas de electricidad, iluminación y equipo de cocina como agua y gas. Con esto tendrás una extensión de tu hogar, que será perfecto para reuniones y celebraciones.

Como siempre les recomiendo, hay que hacer un plan y consultar con un experto cuando se trata de trabajos más pesados y utilización de equipo especializado.

Espero sus comentarios y aportes, no duden en consultar en FACILDECORACION.COM para sus proyectos de remodelación o redecoración de espacios.

Roberto Fonseca

 

Consejos para exteriores…Adoquines





Por Diseñador de Interiores y Paisajista Roberto Fonseca.

Hace algún tiempo escribí sobre temas para renovar el jardín y cómo sacarle provecho. Tenía uno  pendiente muy interesante, así que hoy lo vamos a explorar para que te animés a realizar espacios exteriores que te hagan sentir muy feliz.

ADOQUINES, ¿has visto las aceras, parques y otras áreas de paso público y privados que se han construido con este material?, te voy a explicar este proceso ya que es un poco largo, pero con muy buenos resultados.

Los adoquines son piedras o bloques de diferentes formas que se utilizan en la construcción de caminos, cocheras, terrazas, etc. y están compuesto de arena, piedra, cemento, agua y tinte de color. También pueden tener muchas formas, ahora en los depósitos de materiales se pueden encontrar gran variedad con lo que podés hacer muchos diseños.

Para lograr una buena instalación es necesario contar con algunas herramientas y materiales:

Adoquines, calculando los metros cuadrados necesarios.

Material base: piedra cuarta, arena gruesa y fina. Calculando los metros cúbicos necesarios.

Bordes de contención o bordes de cemento.

Nivel.

Cuerdas, estacas.

Cinta para medir.

Lápiz y papel cuadriculado.

Compactador de placa o apisonadora.

Tablas o tubos de nivelación.

Sierra de albañil o cortador de piedra estilo guillotina.

Protección para los ojos y guantes.

Ahora, paso a paso la instalación:

El primer paso es hacer una excavación en el área de jardín donde deseas el camino o la terraza de adoquines.

Luego colocar aproximadamente 3 cm de piedra base, seguido de otros 3 cm de arena gruesa. Recordar al final de cada capa compactar con herramienta manual o eléctrica.

Ya que tenés la base podés instalar los bordes de contención en PVC, aluminio o las piezas especiales para bordes hechas de piedra.

Colocás la malla antihierbas o geotextil, con esto evitarás que crezcan plantas entre los bloques de adoquín pero dejará pasar el agua hacia la tierra.

Se instalan los adoquines de la manera que se diseñó y aplicás una mano de sellador para cemento o impermeabilizante.

Para terminar, esparcís sobre toda la plataforma arena fina, de manera que entre en todas las ranuras de los bloques de piedra. Al finalizar regar con agua y agregar más arena fina hasta que se llenen las ranuras y queden muy firmes los adoquines.

Siempre es importante consultar con expertos y analizar el tipo de suelo porque puede necesitar algún tratamiento especial.

A toda esta instalación se le puede agregar previstas para iluminación, aspersores u otro sistema que sea necesario. También tomar en cuenta la función del mismo, si el piso de adoquín es solo para tránsito, la profundidad será de unos .15cm; pero si es para cocheras o áreas de juego donde van a estar muchas personas, es recomendable que la profundidad sea de hasta .30cm.

 

Los caminos y terrazas son complementos perfectos en las áreas verdes, delimitan espacios y así se dañará el césped.

Cualquier duda o consulta estoy para servirte, no dudés en contactarme,

Roberto Fonseca

Una Mini Terraza…Aprovechá los espacios





Por Diseñador de Interiores Ricardo Chaves.

¿Como aprovecharías una mini terraza?

Es importante aprovechar cada centímetro de tus espacios, sobre todo cuando los metros cuadrados escasean y hay que ser ingenioso para lograr zonas más allá de las internas con las que cuenta tu hogar.

Crea un rincón para el relax.

Un sitio para relajarse y tomarse todo con más calma, es posible; la idea es encontrar ese espacio para crear un rincón para el relax, un lugar donde podés llegar tanto en verano como en invierno, de día o de noche y disfrutar de un libro, un café, meditar, o simplemente sentarte y apagar todo aquello que está haciendo sonido en tu cerebro.  Que la terraza sea pequeña no debería ser una excusa, ya que con un pequeño sofá o con un banco junto a una de las paredes podés crear ese pequeño oasis en el que vendrán muy bien velas aromáticas y una iluminación tenue.

Muebles Multifuncionales.

No todos los muebles son bienvenidos en una mini terraza. Los de grandes dimensiones tienen difícil cabida y no lucirán bien. Además, es preferible que sean multifuncionales para no llenar el espacio de muebles innecesarios. Lo ideal es que sean prácticos y sencillos, acordes al espacio y que incluso te funcionen como opción de almacenaje.

Menos es más.

Por el mismo motivo que no hay que saturar la terraza con muebles, tampoco hay que llenarla de otros objetos decorativos como textiles, jarrones, velas…  No cometas el error de pensar que la terraza es una bodega, porque en ese caso verás reducidas tus posibilidades de disfrutarla y dejarás de pensar en ella como un lugar destinado al descanso.

Las barandas también cuentan.

Como se trata de aprovechar hasta el más pequeño de los espacios disponibles, las barandas se convierten en algo más que un elemento de seguridad. Por ejemplo, podés utilizarlas como soporte en jardineras, lo que sin duda alguna le dará a tu terraza un aspecto natural y hasta productivo.

La perfecta unión entre el interior y el exterior

La percepción del espacio puede ser muy distinta si unís el interior con el exterior. Es el caso de una cocina que da a la terraza sin  barreras de separación físicas o visuales, con espacios diáfanos que dejan pasar la luz natural y permiten ver lo que hay tanto dentro como fuera sin dificultad. La terraza se convierte en una prolongación de la cocina y da la sensación de un mayor espacio y aprovechamiento de luz natural.

¡Aprovechá el fin de semana y empezá a diseñar tu pequeña terraza!

Ricardo Chaves

¿Pensando en renovar el jardín?… ¡Ahora es el momento!




En Costa Rica estamos atravesando una temporada de lluvias que algunas veces nos hace descuidar las áreas verdes de nuestro hogar, pero también es tiempo para aprovechar y sentarse a planear lo que queremos hacer cuando las lluvias pasen,  disfrutar de nuevo al aire libre, invitar a nuestros amigos o familiares a pasar una amena tarde soleada, disfrutar de las brisas refrescantes, y por supuesto de esas deliciosas comidas al aire libre donde todos colaboran para pasar un día inolvidable.

Con unos  simples pasos podés hacer germinar esas ideas que hace tanto tiempo estás tratando de concretar para hacer de tu jardín un lugar donde podás escapar de la rutina y conectarte con la naturaleza.

Aquí mi recomendación:

Observación: analizá el espacio que deseas remodelar, dibujá el perímetro de forma rápida en jardín3papel (no deben ser trazos artísticos), así se verá la forma real de tu jardín y te darás cuenta de muchos detalles que se pueden aprovechar; una esquina, una curva, una forma de L o un cuadrado. Con esto ya podés comenzar.

Anotaciones: hacé una lista de lo que te gusta junto al dibujo de tu jardín. Los colores que te recuerdan al patio de la abuela, el aroma de las plantas cuando saliste de paseo a un lugar especial, el color de la madera de las mesas del parque donde almorzabas, los  tamaños de plantas que te provocan buenas sensaciones: arbustos, árboles o plantas pequeñas que dan flor todo el año.

Así se irá abriendo el catálogo de lo que de lo que querés y no querés tener en tu jardín.

Secciones: después de estos dos pasos ahora podrés dividir el espacio por seccionesjardín2 proporcionales a los metros cuadrados totales con los que se dispone: un macizo de flores de forma irregular o geométrica, un borde de arbustos en la pared de la casa que da al exterior, espacio para compartir como: mesas, sillas o bancas para exteriores, y el camino o caminos a las diferentes áreas, y la manera en que deseas  marcarlos: con piedra, con piezas de madera o pasos de jardín. Utilizá colores diferentes para marcar los espacios.

Estudio de la zona: es muy importante que estudiés la zona donde vivís; la humedad, la temperatura, el clima y el tipo de suelo, si es posible; esto afectará el desarrollo de las plantas que vayás a sembrar, y en consecuencia el aspecto del conjunto, con esto lograrás el espacio ideal para pasar momentos al aire libre donde tu jardín será un gran escenario para risas e historias.

jardín1

Recordá que nada es definitivo, podés guardar los bocetos y anotar nuevas ideas por varios días hasta que sintás que llegaste al punto que querías, y ¡manos a la obra!

Roberto Fonseca

Roberto FonsecaDiseño del Espacio InternoPaisajista

logo oficial

Jardines Verticales, la tendencia en Eco-Paisajismo




«¡Cómo se disfruta estar en un lugar donde hay verdor, color y frescura! Como seres humanos ésto es una necesidad, y hoy en día los pocos metros en las construcciones, nos hace ver menos zonas verdes donde poder plantar; pero no es imposible, la tendencia en Eco-Paisajismo nos trae muy buenas noticias: Jardines Verticales.»  Lily Montero

 

Los jardines verticales, son muros  con plantas que pueden crecer en diferentes medios de cultivos. Con la finalidad de enverdecer las paredes utilizando plantas naturales que se pueden instalar en cualquier superficie interior o exterior.

Es donde el arte y paisajismo en la arquitectura están evolucionando constantemente.

Su precursor Patrick Blanc, con 70 años de tomar como base la observación de los sotobosques tropicales creó todo un sistema para realizarlos y patentarlos a partir de 1988, revolucionando así toda una nueva arquitectura paisajística.

jardinesverticales1

 

Existen dos tipos de jardines:

Hidropónicos:

Aquí las raíces crecen dentro de un medio inerte, donde un factor clave para que este jardín crezca, es el nutriente vía riego.

jardinverticalhidropónico

Sustrato:

En éste las raíces crecen en un ambiente de armado artificial, donde la vía de riego no será tan imprescindible por su capacidad de retención.

Ahora bien, el tipo de plantas que normalmente se utilizan para este tipo de jardines son de poco sustrato, conocidas como plantas aéreas, y un ejemplo de ellas son: musgos, helechos, líquenes, bromelias, orquídeas; también las arasulas, sedum echeverrias o karanchoes, que son de bajo mantenimiento, y aportan una textura particular.

jardinesverticalessustrato1.1

La falta de espacio para cultivar de la forma habitual a la que estamos acostumbrad@s se ha venido convirtiendo en un gran problema, ya que ahora la mayoría de viviendas cuentan con espacios más exactos y restringidos en cuanto a áreas verdes se refiere.

jardinesverticales3

Sin duda alguna, para los amantes de la naturaleza, es sumamente importante el contacto con las plantas, y respirar un aire limpio y puro, por lo que este tipo de jardines son una muy buena opción, ya que son funcionales y estéticos. Incluso, si así lo deseas podés hacer un jardín vertical comestible en tu cocina, y así triplicarás los beneficios.

jardinesverticalescomestibles1

Optá por un jardín vertical para decorar tu patio trasero, una pared interna, una pared de la fachada de tu hogar, oficina, o bien comercio.

¡Agregá un plus eco-saludable a tus espacios!

Arquitecta Sandra Avilés

Sandra AvilésArquitectaDiseñadora del Espacio Interno

La terraza, una zona para disfrutar

“La observación de la naturaleza y la meditación han generado el arte…” Cicerón

La montaña, con sus exuberantes plantas, lluvia y frío; el mar con su agua cristalina, su briza, sol y calidez; la ciudad, con su ritmo ajetreado y sonoro.

No importa donde se encuentre tu hogar, siempre es válido disfrutar del exterior de éste, y la mejor manera de aprovecharlo es con una terraza, no importa si el espacio es pequeño o grande, siempre podrás diseñar una acorde al mismo. Y lo importante es que disfrutés al aire libre, sol@, con tu familia, y con tus amig@s.

Las terrazas son lugares donde te podés sentar a leer un buen libro, tomarte un té, un refresco, donde tener una conversación amena en familia, una agradable fiesta con amig@s, o una romántica velada con la pareja.

Algunos consejos para tu terraza:

• Elegí maderas tratadas para el piso, la madera siempre dará calidez a los espacios, eso sí, asegúrate de que sea tratada correctamente para que resista bien el sol, el calor, el frío y la humedad. Podés encontrar en el mercado variedad de pisos cerámicos y porcelanatos casi idénticos a la madera, con esto simplificaras el trabajo de limpieza, además de durabilidad.

terrazapiso3

• Según el estilo de tu terraza, el cual debe estar acorde con el de tu hogar, escogé el mobiliario.

terrazamoderna1

• Los muebles que ubiqués en la terraza han de ser de un material resistente, recordá que de acuerdo a la zona geográfica donde se encuentre tu hogar, éstos deberán soportar, sol, lluvia, viento, frío.

terrazamobiliario1

• Las plantas siempre le vendrán muy bien a una terraza, indiferentemente del estilo que utilicés, no dejés de colocarlas.

terrazamodernaplantas1

• Sé practic@, y ubica muebles de obra, aprovechá los espacios cercanos a las paredes para optar por un mueble en “L” hecho en concreto o madera, utilizá cojines para hacerlo más confortable, así tendrás más espacio para tus actividades con invitados.

terrazamoderna2

• Para disfrutar y aprovechar al máximo tu terraza, no dejés de lado los sistemas de protección, como una pérgola, una sombrilla amplia o un toldo, lo ideal es que éste sea plegable, con esto lograrás cerrar y abrir cuando lo desees.

terrazatoldo2

• Los ambientes naturales son ideales en una terraza, la combinación de madera y piedra es perfecta, lograrás un sitio muy puro y lleno de energía.

terrazapiedraymadera1

• Por más pequeña que sea tu terraza, no subestimes el espacio, siempre es posible que luzca hermosa, la clave será un mobiliario acorde a las dimensiones de la zona. Un sofá pequeño, una silla, una pequeña mesa de centro, incluso un jarrón, y algunas plantas colgantes, será perfecto para relajarte.

terrazapequeña2

• Si gustas de una siesta a alguna hora del día, colgar una hamaca en una esquina de la terraza te resultará de maravilla.

terrazahamaca1

• Encontrá un lugar para colocar algunas velas, éstas siempre ayudarán a relajarte, dan un ambiente de serenidad, y si son aromáticas mucho mejor.

terrazavelas1

 

• Para un ambiente más relajado, optá por muebles tipo puff, alguna colchoneta y cojines.

terrazaalmohadones

• Y por último no dejés de impregnar tu sello personal, colocá en la terraza algún objeto que te represente a vos o a tu familia.

terrazapersonalizada2

Reviví tu “yo interior” decorando vos mism@ tus espacios.