Tu Primer Hogar




Por Diseñadora de Interiores Ana Markessinis

Ha llegado el momento de salir de casa de tus padres e independizarte,  lo más probable, es que lo hagas con compañeros, amigos o quizá con tu pareja, y porqué no, solo. Cuando sé es joven se necesita una decoración práctica y funcional con la que se pueda vivir bien, teniendo comodidades pero sin tener que hacer mucho gasto.

Todos los comienzos son difíciles y además si te vas a vivir con tu pareja o con otras personas, tendrás que tener también su opinión en cuenta para elegir aquellas cosas que habrán en el hogar. La única estancia en la que podrás elegir aquello que mejor te vaya será en tu dormitorio.

Las personas que acceden a su primer departamento, suelen buscar un espacio que no solo les sea cómodo y útil, si no que además lleve su marca personal.

Por lo general cuando se piensa en un hogar joven, se piensa en un estilo ecléctico y descontracturado. La base de esta decoración normalmente son muebles de herencia familiar que se combinan con modernos accesorios y con detalles funcionales y tecnológicos.

Tendrás  que tener en cuenta la decoración práctica en el hogar y eso se podrá conseguir teniendo en cuenta una serie de elementos para decorar todas las estancias.

Los muebles con doble función

Los muebles con doble función son imprescindibles para una decoración práctica para jóvenes. Esto quiere decir que la mejor opción es decantarse por muebles que tengan más de una función, como por ejemplo; una cama canapé para que además de cama logrés un espacio extra de almacenaje, una mesa extensible para poder hacerla más grande cuando tengás invitados, un sofá cama o un sofá con sistemas de almacenaje en su interior, una consola que se pueda convertir en una mesa de comedor ¡hay muchas opciones!

Los muebles para el televisor y la computadora,suelen ser de líneas sencillas pero tienen un gran protagonismo.Es la generación tecnológica por excelencia y muchos trabajan desde casa.

Funcionan muy bien los muebles modulares que se ubican a modo colmena, apoyados en la pared donde se ubicara tu centro de entretenimiento. Una mesita supletoria será suficiente para conformar tu zona de trabajo.

El dormitorio el espacio personal, la zona más privada del hogar. Los palets siempre son estructuras fáciles de ensamblar y tratar. Son muy económicas y permiten construir tu propia cama. Luego un buen futton y tu espacio de descanso no necesitará más.

La cocina práctica con pocos elementos. Básica y funcional. Los desayunadores son muy efectivos y aligeran los espacios pequeños, en ellos podés recibir a tus comensales y convertir ese espacio en un lugar de encuentro y conversación.

Con respecto a la decoración, se suele dar un doble uso a objetos que ya habían perdido su función. Es la cultura del reciclaje, tan importante y necesaria hoy en día.

No se tiene tendencia al almacenamiento y al uso de objetos solo para su contemplación. Ahí es donde vuelve a resaltar la practicidad e imaginación para decorar con un muy bajo presupuesto.

La ilusión de tener tu primer hogar será la puerta que te llevará a ese mundo mágico donde la imaginación y la invención serán los protagonistas de tu decoración.

Ana Markessinis

¿Cómo combinar estampados en tu decoración?



Por Decoradora de Interiores Helen Bustamante

El utilizar estampados en la decoración de tus espacios puede resultar un poco intimidante, siempre surgen preguntas como ¿cuáles estampados van bien juntos? ¿Cuántos estampados uso? ¿Cuáles colores combino?

Si siempre has querido usar estampados en la decoración de tu casa pero nunca te has atrevido, aquí te traigo varios consejos para que te animés  a agregar color y alegría a tu decoración.

● Cuántos estampados usar:

Podés empezar utilizando 3 estampados en diferentes escalas de tamaños: grande, mediano y pequeño. Esto ayudará a crear armonía, a no recargar el ambiente, y a que los estampados no compitan entre sí.

El estampado más grande se utiliza en los objetos de mayor dimensión como: alfombras, cortinas, papel tapiz, ropa de cama y sofás. Los de tamaño mediano y pequeño van geniales en almohadones, puff, otomanas y elementos decorativos.

Si querés usar más de tres estampados lo podés hacer, pero se recomienda un máximo de cinco y mezclarlos con algún color liso, esto para que descanse la vista y el espacio no se vea saturado.

En la siguiente composición te muestro un ejemplo donde combiné tres estampados de diferente tamaño:

● Paleta de color

Lo ideal es escoger una paleta de tres colores como máximo. También podés utilizar un mismo color en diferentes tonalidades. Es importante mantener siempre una misma intensidad en la paleta. Si escogiste colores pastel, no debés mezclarlos con colores brillantes como un naranja neón. La paleta se debe mantener equilibrada.

Repetir color en los diferentes estampados ayuda a crear unión y armonía, pueden ser estampados todos con un fondo blanco.

En la siguiente imagen te comparto un ejemplo en donde utilicé estampados de color negro, teniendo en común el color blanco de fondo, lo que ayuda a crear una unión en toda la composición.

 

● Cómo combinarlos

Al momento de escoger los estampados es importante saber cómo combinarlos en cuanto a diseño de patrón.

La palabra clave aquí es variedad. Podés crear composiciones muy diferentes combinando rayas, cuadros, flores, estrellas, o polka dots. Podés hacer selecciones variadas al momento de escoger los estampados. Las texturas también cuentan como estampado.

Evitá combinar el mismo tipo de estampado, por ejemplo combinar rayas con rayas, pues confunde al ojo. Visualmente es difícil distinguir un estampado del otro.

 

Al momento de decorar con estampados y texturas no te limités únicamente a las telas; también podés utilizarlos en otros elementos decorativos como jarrones, cuadros, o macetas. Esto le agregaría más personalidad a tu espacio.

Aquí te comparto dos composiciones distintas en donde en ambas combiné diferentes diseños de estampados.

 

● Distribución

Cuando ya finalmente has decido la cantidad, la paleta de color y la combinación de tus estampados, llega el momento de divertirte y decidir cómo los vas a distribuir en el espacio que tenías destinado a decorar.

Pero antes, tenés que tomar en cuenta algunos detalles:

Combiná los estampados por toda la habitación de manera uniforme, esto para crear un balance y que la decoración no se vea descompensada al ser recargada de un lado y del otro no.

Recordá separar con un liso, dos o más elementos estampados para darle descanso a la vista.

Y como mencioné antes, podés utilizar los estampados en elementos decorativos y de igual manera distribuirlos por toda la habitación.

Realicé un ejemplo sencillo colocando el mayor número de almohadones del lado izquierdo del sillón, esto hace que el lado derecho se vea en desequilibrio.

Al colocar la misma cantidad de almohadones en ambos lados del sillón se crea un balance.

Espero que estos consejos te sean útiles, y continúes  decorando con esos pequeños detalles que hacen de tu casa un hogar.

¡Nos leemos pronto!

Helen Bustamante

Nesting el estilo de decoración que se inspira en el “Slow Life”





Por Decoradora de Interiores Helen Bustamante.

El nesting que en español significa nido, tiene como meta principal lograr que disfrutemos al máximo de nuestra casa y de los pequeños momentos placenteros que en ella suceden.

Este estilo de decoración que se basa en el “slow life” o desacelerar nuestras vidas, nos invita a leer un buen libro con una taza de té o café, ver una maratón de esa serie que nos atrapó ya sea solos o con nuestra compañía favorita, cocinar una nueva receta e invitar a la familia y amigos a comer, o cuidar del jardín.

Estas actividades que nos permiten alejarnos del estrés del día a día, se han convertido en el plan del fin de semana de muchas personas, dejando atrás el salir de “fiesta” los viernes por la noche o los fines de semana, lo que me hace pensar que probablemente muchos llevamos practicando el “nesting” por un buen tiempo sin darnos cuenta.

Este estilo que ha venido tomando fuerza en los últimos años y que empezó como una moda ha llegado para quedarse.

Hoy quiero compartir algunas de sus características y consejos para aplicarlo en tu hogar y lograr un actitud nesting, creando un espacio que  invite a relajar, descansar y desconectarse del mundo exterior:

COLOR

Utilizar una paleta de color neutra como el gris, blanco, beige o colores pastel en tonos suaves te ayudarán a crear una sensación de paz y tranquilidad, estos colores los podés utilizar en paredes, suelos, muebles,  almohadones o textiles.

Fotografía Helen Bustamante

TEXTURAS

Materiales naturales como el algodón, lino y madera son importantes para crear una sensación acogedora. Los podés lograr agregando almohadones y mantas de diferentes texturas.

También podés usar cortinas de tejidos ligeros y traslúcidos, no cargan el espacio de manera visual y permiten el paso de la luz natural.

En cuanto a la madera no te limités a solo usarla en el piso, hay otras maneras de agregar ese elemento natural, por ejemplo en accesorios decorativos o lámparas.

ILUMINACIÓN

En el nesting contar con una buena iluminación es clave.

En este caso la luz natural es la que te va a brindar la posibilidad de crear un espacio que te permita relajarte, si no contás con mucha luz natural en tu casa, algo tan sencillo como re-acomodar los muebles te puede ayudar; normalmente tener un lugar muy saturado no permite que la luz se distribuya de manera uniforme en el espacio, así que, !a mover esos sillones!

También existe la posibilidad de encontrar lámparas y bombillos que logren el efecto de luz natural.

 Se me ocurre, porqué no, sacar esas sillas, almohadones o mantas al jardín y disfrutar directamente de los beneficios que nos brinda el señor sol?

Decoración Busta. Por Helen Bustamante.

RODEARTE DE TUS COSAS FAVORITAS

Esta puede ser mi característica favorita del nesting, rodearte de las cosas que amás y que te brindan sensaciones positivas.

Libros, recuerdos de viajes, ilustraciones con frases inspiradoras, una taza de té o café,  flores y tus discos favoritos (si, ya se que están un poco obsoletos) pero habemos unos cuantos que conservamos la nostalgia de tener discos y un aparato en donde escucharlos, nuestro playlist favorito en el celular también funciona.

No nos olvidemos de las velas para brindar una sensación de calidez; y usar aromas relajantes como lavanda, jazmín o naranja para potenciar ese momento de relajación, estos los podés encontrar en diferentes presentaciones como inciensos, esencias, y velas.

Decoración Busta. Por Helen Bustamante

Así que, basándote en estas características del nesting te invito a crear tu nido, en donde tanto vos como amigos y familia podrán disfrutar y crear momentos en ella, y digo amigos y familia porque por supuesto también podés disfrutar del nesting en compañía de tus seres queridos.

No hay que olvidar que el socializar es una parte importante de nuestro día a día, así que mantené el equilibrio entre ambas partes .

¡Por cierto!, me he propuesto crear para vos cuatro espacios “nesting” con las características mencionadas anteriormente.

!Ojalá te guste y lo intentés también!

Decoración Busta. Por Helen Bustamante

Si no podés o querés decorar toda tu casa al estilo nesting, inicia con algo pequeño, un espacio que esté sin uso se vale, es cuestión de usar tu imaginación y creatividad para crear un rinconcito perfecto para leer, escribir o descansar, utilizando almohadones, plantas, frazadas y luces, lograrás este espacio bastante acogedor.

Este es el espacio anterior en donde agregué más color y textura, únicamente cambiando los almohadones y frazadas, pequeños detalles que hacen la diferencia.

La sala está lista para recibir a familia, amigos y mantener largas conversaciones en un espacio ameno y relajante.

El nesting en tu habitación es de suma importancia, ya que éste es el espacio de tu hogar destinado a descansar.

Decoración Busta. Por Helen Bustamante

 

¡Animaté a crear tu propio espacio “Nesting!

 

Helen Bustamante